Revista Dominical

Radiografía de un fantasma

Intentó ocultar el cigarrillo en la bolsa del saco y en un santiamén la prenda comenzó a echar humo. Imperturbable, doña Margarita –la subdirectora- tuvo que hacer malabares para no estallar de la risa y los estudiantes, petrificados, hacíamos lo propio para disimular

Tuvo un paso fugaz por las aulas del Liceo Napoleón Quesada. Era el año 1969. Los estudiantes del tercer nivel seguíamos fascinados sus lecciones de vida, muchas de las cuales, en plena adolescencia, quizás no comprendíamos en su justa dimensión. Llegó como emergente al cole y se quedó pocos meses, suficientes para que su mensaje calara en nuestros corazones, al punto de que más de medio siglo después, muchos exalumnos del ‘Napo guadalupano’ lo recordamos vívidamente.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.