Kenneth Hernández Cerdas, José Pablo Alfaro Rojas, Juan Diego Villarreal. 15 enero, 2017
En esta acción, José Guillermo Ortiz puso el 1-0 de cabeza.
En esta acción, José Guillermo Ortiz puso el 1-0 de cabeza.

Redacción

En su banquillo, casi acostado y sin mayor estrés, Óscar Ramírez fue el fiel reflejo de un partido que no le generó mayores apuros a la Sele. Costa Rica ganó sin enrollarse las mangas ante un equipo débil, sin propuesta ofensiva alguna y plagado de defectos en su bloque defensivo.

Belice no presentó ninguna resistencia. La Tricolor aprovechó los enormes huecos por los costados para filtrar pases a las espaldas de la zaga y así romper la muralla con facilidad.

El resultado final fue de 3 por 0, pero pudo ser más abultado.

Aún cuando la propuesta de la Mayor mostró una evolución con respecto al enfrentamiento ante El Salvador, la realidad es que el adversario fue mucho más débil, tanto en el recurso individual como en el colectivo.

La escuadra beliceña no lució argumentos claros de la mitad del campo hacia adelante, y en defensa atrincheró a casi todo su equipo, pero ni siquiera eso garantizó un funcionamiento sólido en los movimientos.

Por el contrario, Costa Rica abrió los costados y penetró en reiteradas ocasiones hasta el área de Belice, sobre todo por la la banda izquierda en donde Johan Venegas, Pedro Leal y Elías Aguilar se conjuntaron para sorprender a la retaguardia.

La movilidad de Venegas para encontrar los espacios en ambos costados fue la principal arma de la Mayor, que pecó de ineficaz en el último pase, pues generó al menos seis jugadas de peligro en la primera parte.

El primer tanto nació en un cobro de tiro de esquina de Aguilar que cabeceó David Guzmán dentro del área, y en el trayecto del balón, José Guillermo Ortiz desvió la pelota con la testa para perforar las redes al 24'.

En la segunda etapa, el equipo de Machillo consolidó su propuesta con un juego más claro en el toque final. El ímpetu de Ortiz para encarar y abrirse los espacios, se unió al protagonismo de Segura y la insistencia de Leal.

Apenas inició el segundo tiempo, la Mayor selló su pase a la Copa Oro. Venegas se aprovechó de un rebote generado a causa de una buena jugada individual de Ortiz para poner el 2 por 0 al 50'.

La Nacional no sufrió aprietos en la zona defensiva ya que la propuesta de Belice se centró en meter el bus y evitar que le anotaran más goles. La Sele, en cambio, se apoderó del balón, rotó la pelota de un lado a otro, generó combinaciones y creó jugadas de gol.

En otro cobro de tiro de esquina, esta vez de David Guzmán, apareció la cabeza de Ortiz para anotar el tercer tanto del cotejo cuando el reloj marcaba el 63'.