Juan Diego Villarreal. 3 agosto, 2018
"Siempre se puede llegar a más con una inversión estable y permanente. Los atletas nos dieron lo mejor de cada uno y eso se puede apreciar en las medallas", comentó Henry Núñez, presidente del Comité Olímpico. Grupo Nación

Los resultados de Costa Rica en los Juegos Centroamericanos y del Caribe 2018 rebasaron las expectativas del presidente del Comité Olímpico de Costa Rica, Henry Núñez, quien confesó que no sale totalmente satisfecho, pese a considerar que la actuación de la delegación tica fue muy buena.

Núñez realizó un análisis de la participación costarricense, el rendimiento de los jóvenes valores, los deportes de conjunto y la futura participación en los Juegos Panamericanos de Lima, Perún en 2019.

—¿Cuál es el análisis que hace de la participación de Costa Rica en Barranquilla 2018?

—Muy positiva. Aunque no salgo satisfecho totalmente. Se superó por mucho las expectativas que teníamos y eso refleja el trabajo positivo de las federaciones y el apoyo del equipo multidisciplinario del Comité Olímpico. Siempre se puede llegar a más con una inversión estable y permanente. Los atletas nos dieron lo mejor de cada uno y eso se puede apreciar en las medallas.

—¿Cuánto puede mejorar con una inversión estable y permanente?

—Muchísimo. Siempre he dicho que el deporte costarricense está a un 30 por ciento de su verdadero potencial, pero como dije, en el alto rendimiento se requiere de una inversión estable, no como en los últimos cuatro años donde se trabajó sin tener la certeza de contar con los recursos. Se requieren mejores condiciones. También hay que destacar el apoyo de los familiares y el equipo interdisciplinario del Comité Olímpico como su cuerpo médico, los psicólogos, nutricionistas que afinaron detalles con los atletas para que las medallas fueran posibles.

—Costa Rica quedó a una presea de igualar la mayor cantidad de medallas que ganó en su historia en Centroamericanos y del Caribe (las 27 medallas de Ponce 1993), pero en las tres últimas ediciones solo ganamos una presea de oro. ¿Cómo cambiar esa tendencia?

—Con una inversión inteligente, una buena preparación e infraestructura. Tenemos potencial humano, atletas con mucho talento. Pero nuestros atletas requieren más apoyo para que asistan a las competencias con una mejor preparación y así tendrán un crecimiento que les permita competir con los mejores. Los atletas de otros países no son sobrehumanos, pero sí tienen mejores condiciones y allí es donde se marca la diferencia.

—¿Hay algún atleta que le sorprendió por su actuación?

—No llamaría sorprender, pero en el caso de Andrea Carolina (Vargas) ratificó el crecimiento que ha tenido en los últimos meses y eso es de destacar.

—¿Cuál es el tipo de ayuda que le brinda el CON?

—Un apoyo económico para su preparación y dedicación al deporte, apoyo para la entrenadora y capacitación. Apoyo multidisciplinario con preparadores físicos, nutricionistas, psicóloga, fisioterapeutas, médico, apoyo técnico y logístico. Fogueos internacionales y financiamiento en eventos internacionales, entre otros apoyos.

—¿Se gestionará una beca adicional o más alta para la atleta al ver su rendimiento?

—Al igual que a todos los atletas se les realiza un estudio socioeconómico para evaluar su rendimiento, resultados, proyección, necesidades personales que atender y a partir de ese estudio se les brinda el apoyo económico.

—¿Se cumplió con las expectativas de medallas que ustedes tenían antes de los Juegos?

—Antes de viajar a Barranquilla preferimos no hablar de cantidad de medallas. Ahora le puedo decir que se rebasaron por mucho nuestras expectativas.

—A excepción del fútbol femenino, que ganó plata, los demás deportes de conjunto como fútbol masculino, voleibol femenino, fútbol masculino, balonmano, polo acuático y rugby quedaron lejos del podio. ¿Qué está pasando?

—El foguear a un equipo es una inversión de mucho dinero del cual no disponemos por ahora. Todas estas disciplinas ganaron su clasificación, pero no tuvieron las mejores condiciones para una participación más destacada. Ellos dieron todo lo que tenían ante potencias del área.

—¿Cómo fortalecer el cambio generacional, con atletas como Juan Diego Castro, Helena Moreno y la misma Andrea Carolina Vargas?

—Precisamente, es de destacar este cambio generacional que tantas alegrías le esta dando al deporte costarricense. Debemos darle el seguimiento y las condiciones necesarias para que puedan seguir progresando y dar un salto exponencial en el deporte mundial. Hay factores externos, como lesiones, por las cuales otras jóvenes no ganaron medallas, pero los tenemos detectados y les daremos seguimiento.

—Algunos de estos jóvenes se marcharán a estudiar fuera del país. ¿Qué seguimiento se les dará?

—Nosotros nos hemos enfocado en los atletas jóvenes que tienen potencial, no de ahora sino que les venimos dando seguimiento. A los que van a estar en el exterior, el equipo interdisciplinario del CON les dará el seguimiento tanto en el país como en su lugar de entrenamiento.

—Antes de viajar a Barranquilla, el Presidente Carlos Alvarado les prometió ¢500 millones para los Panamericanos de Lima 2019. Sin embargo, usted mencionó que para la preparación total se necesitaban al menos ¢2.000 millones.

—Estos ¢500 millones nos permitirán trabajar con tranquilidad en el segundo semestre del año, donde tendremos menos eventos y nos permitirá tener la estabilidad que no tuvimos años atrás. Tenemos una actitud positiva y esperamos el apoyo del Gobierno, como ellos nos lo han hecho saber. Anualmente nosotros requerimos de ¢4.000 millones para invertir en fogueos, contratación de entrenadores y compra de equipo. Sabemos que difícilmente vamos a tener esos recursos, conocemos la situación del país, pero el hecho de contar con dinero que nos permita planificar es un gran aliciente.

—A Barranquilla Costa Rica fue con 250 deportistas ¿Con cuántos atletas esperan competir en los Panamericanos de Lima, el año entrante?

—Ahora es prematuro dar un número, pero pueden andar entre los 120 y 150 atletas. Hay algunos que se clasificaron acá en Barranquilla, pero debemos darle el respectivo seguimiento.