Karen Cope y Natalia Alfaro tuvieron que lidiar con los remolinos de arena durante su práctica en Hatillo

Por: Fanny Tayver Marín 10 febrero, 2016
El técnico Emmanuel Chanto y el atleta Nery Brenes, durante un entrenamiento en el Estadio Nacional, en junio anterior, antes de los Juegos Panamericanos. | CARLOS GONZÁLEZ
El técnico Emmanuel Chanto y el atleta Nery Brenes, durante un entrenamiento en el Estadio Nacional, en junio anterior, antes de los Juegos Panamericanos. | CARLOS GONZÁLEZ

Los fuertes vientos que afectan al territorio nacional ya cobraron la vida de una persona, provocaron caída de árboles y averías eléctricas, pero también le juegan una mala pasada a los atletas, porque con estas condiciones no pueden entrenarse con normalidad.

Un claro ejemplo es el velocista Nery Brenes, quien este miércoles corrió contra el viento tanto en la mañana como en la tarde, en la pista de atletismo del Estadio Nacional.

"Fue difícil entrenar porque el viento estaba bastante fuerte. Por ratos daba de frente, después de costado y, además, la temperatura estaba muy baja", manifestó Nery Brenes a través del Comité Olímpico Nacional (CON).

Si el limonense sufría en La Sabana, el triatleta Leonardo Chacón tampoco la pasó muy bien en Cartago, donde hacía más frío, al punto de que el liberiano tuvo que cambiar su esquema habitual de prácticas.

"Empezamos con la natación, porque como es bajo techo no nos afecta casi en nada y lo que sí cambiamos es que no pudimos salir a pedalear a la calle, pero ahora con los rodillos que tenemos con potencia, es fácil quedarse en la casa, montar la bici y hacer la serie que nos solicita el entrenador", destacó Leo.

Y agregó: "No salimos a la calle porque como hay tanto viento, frío y neblina, es lo mejor para que no nos vayan a atropellar, ni enfermarnos, porque ya estamos cerca de la primera Serie Mundial, que va a ser en Abu Dabi (4 y 5 de marzo)".

Las jugadoras de voleibol de playa Karen Cope y Natalia Alfaro tuvieron que hacerle frente a las condiciones adversas en la cancha de Hatillo 7.

"Es muy complicado, tratamos de no volear alto porque el balón se lo lleva el viento. Pese a eso, no dejamos de entrenar y se practica más para poder solventar inconvenientes de este tipo en algún torneo. Hoy se practicó saques, recepciones y remates en corto. Todo es un aprendizaje", aseguró Natalia Alfaro.

Mientras que Karen Cope dijo: "Entrenamos con licra larga para poder protegernos del frío. Además, el viento hacía remolinos de arena, pero eso no nos frena, porque el sábado tenemos un partido del Campeonato en Ciudad Colón y si el viento está así, así jugamos".

Según el último reporte del Instituto Meteorológico Nacional (IMN), continúa la influencia del empuje frío y debido a esta condición, permanecen intensos vientos sobre la parte norte y central del país.

"Las ráfagas máximas registradas oscilan entre 50 a 100 km/h, los más fuertes percibidos en el Pacífico Norte, el Valle Central y las zonas montañosas, provocando incidentes en diversos sectores", informó el IMN.