Otros deportes

El ‘Team NBA’ cumple con lo mínimo y está en la final

Estados Unidos peleará por su cuarto oro olímpico consecutivo en el baloncesto masculino. Su rival será Francia, combinado que ya lo venció en la fase de grupos

Estados Unidos peleará por su cuarto oro olímpico consecutivo en el baloncesto masculino, al clasificarse para la final tras batir a Australia (97-78), este jueves en Saitama, y jugará el sábado por el oro con Francia, combinado que ya lo venció en la fase de grupos.

Australia, que llegaba invicta al cruce de semifinales, se vuelve a quedar en esta ronda (cuarta en 1988, 1996, 2000 y 2016) y tendrá la ocasión de ganar su primera medalla en el partido por el tercer puesto.

Por el equipo norteamericano volvió a brillar su líder Kevin Durant, con 23 puntos. No estuvo acertado desde el triple, 2/7 pero firmó 9/12 en tiros de dos y se echó al equipo a la espalda en la remontada del tercer cuarto, tras ir perdiendo toda la primera parte.

“Creo que ellos querían tomar una ventaja rápido y provocarnos miedo, pero no caímos. En el partido anterior y en este volvimos en la segunda parte jugando bien. El entrenador eligió un buen esquema defensivo y tomamos impulso. Con gran energía y lucha logramos una buena ventaja”, resumió Durant.

Le respaldaron Jrue Holiday, el más consistente de su equipo en el torneo (11 puntos, 8 rebotes y 8 asistencias) y Devin Booker, con su mejor partido en Tokio, en el que anotó 20 puntos.

Imparable en los primeros 15 minutos, Australia echó en falta una mejor actuación de Patty Mills, quien finalizó con 15 puntos pero que no pudo aparecer en la reacción norteamericana. Dante Exum aportó 12 y Jock Landale 11.

Francia pudo con Doncic

Francia venció a la Eslovenia de Luka Doncic (90-89) en las semifinales del torneo de básquet olímpico masculino, este jueves en Saitama, y desafiará en la final del sábado a Estados Unidos, a la que ya ganó en su primer partido de los Juegos.

Con una actuación coral de sus estrellas, Francia cerró el paso al deslumbrante Doncic, bien sujetado en defensa pero que logró un triple doble (16 puntos, 10 rebotes y ¡18 asistencias!).

El genio de Dallas Mavericks se une a un exclusivo club del que solo formaban parte el soviético Alexander Belov, que lo consiguió en Montreal-1976, y Lebron James, en Londres-2012.

Su mejor socio, Mike Tobey, se fue a los 23 puntos, mientras que Klemen Prepelic hizo 17.

Sin embargo, cansado y sin confianza por su mal porcentaje en los tiros (5/18), Doncic no lo intentó en los últimos minutos.

La responsabilidad de la acción decisiva recayó en Prepelic, que en una entrada a canasta tuvo la victoria. Pero Nicolas Batum le endosó un imponente tapón que vale asegurar una medalla para Francia.

En el mejor partido del torneo, Francia impuso su mayor profundidad de plantilla: Liderada por Nando De Colo (25 puntos) y Evan Fournier (23), con un capitán Batum sin peso en la anotación pero que protagonizó la acción que pasará a la historia.