Fiorella Masís. 4 abril

Partiendo de la premisa de que todos los atletas son diferentes, en esta nota explicamos cómo puede entrenar un triatleta en tiempos de coronavirus, con sus limitantes y opciones para hacerlo.

David Alvarado y Luis Diego Piedra son atletas de Coopenae. Foto: Cortesía Coopenae
David Alvarado y Luis Diego Piedra son atletas de Coopenae. Foto: Cortesía Coopenae

La dinámica debería ser muy diferente para aquellos que lo hacen de manera amateur y para los élite o profesionales.

Evidentemente hubo un fuerte cambio, sobre todo en la sección de natación, pues la mayoría no tiene la posibilidad de entrenarse en agua y es el deporte que después se verá más afectado.

Roberto Solano, fisiólogo deportivo y entrenador de atletas de fondo, explica los mecanismos que han utilizado con sus pupilos, tanto para el equipo de Coopenae como para los aficionados de Hypoxic.

Pero antes de eso, su primer consejo es: baje la expectativa. ¿Esto qué significa? Ya las competencias planeadas en el primer semestre se esfumaron o cambiaron de fecha, o sea, su calendario es otro.

Por eso es importante ver el entorno, hacer una introspección y entender lo más importante: estamos en una crisis sanitaria y debemos enfrentarla.

La energía se debe centrar en las posibilidades que tiene cada persona para realizar su rutina y cuidarse desde el punto de vista inmunológico, esto último sobre todo en los élite, pues por su nivel de intensidad siempre están expuestos.

Solano explica que tampoco se trata de entrenar poco o a una baja intensidad.

Con los triatletas se puede bajar la carga total, especialmente el volumen (total de tiempo), pero se mantiene la intensidad relativamente alta.

Para los atletas élite es importante no bajar ese volumen más del 20%, mientras aquellos que no se dedican al deporte, pueden disminuir hasta un 50%.

"El amateur puede bajar 50% del volumen pero mantiene intensidad y frecuencia, y así puede permanecer similar ocho semanas. Está muy claro que entre mejor atleta sos más fácil perdés la forma, si baja más del 20%, cae significativamente", explica Solano.

Esa gran diferencia sucede porque llegar al nivel de los profesionales requiere más adaptaciones.

Roberto lo ilustra con un ejemplo más claro: si un fisicoculturista y una persona con musculatura modesta pierden su masa, se le notará más al fisicoculturista, al otro se le notará, pero menos, ya que no tenía tanto para perder.

"Un atleta como Leonardo Chacón o Rom Akerson, con 25 años de entrenarse, tienen una base increíble, o ciclistas muy experimentados... y entre más experiencia mayor memoria fisiológica tiene el cuerpo".

Si tenés una piscina de plástico o inflable en casa es momento de aprovecharla. Mirá como nuestros atletas Álvaro Campos, David Alvarado y Sam Vanderjeugt la utilizan (por supuesto, cada uno en sus casas) 🏊‍♂️💪 #CoopenaeGarnier #SomosCoopenae #QuedateenCasa #Coronavirus

Posted by Coopenae Triatlón on Saturday, March 21, 2020

Con esto claro, empiezan las adaptaciones a cada disciplina. En la natación, la mitad de sus pupilos élite consiguieron una piscina inflable y amarrándose a un soporte consiguen hacer la brazada y patada como si estuvieran nadando.

Si del todo no hay manera de nadar, existen ejercicios que incluso nadadores y triatletas internacionales practican en épocas de invierno fuerte.

Lo principal es tener una liga y hacer movimientos que simulan haber nadado, se trabaja la parte aeróbica, aunque es más muscular. Se puede volver más aburrido y duro, pero 30 o 40 minutos simulan una sesión normal de una hora.

Ejercicios de natación - Parte I

No podés ir a la piscina, pero eso no quiere decir que no podés entrenar la natación en casa 🏊‍♂️💪🙌 Mariangel Hidalgo y Álvaro Campos, con la guía del preparador físico Alberto Chinchilla, nos muestran ejercicios que te ayudarán. Mañana tendrás más. ¡A ponerle! #CoopenaeGarnier #Coronavirus #QuedateEnCasa #SomosCoopenae

Posted by Coopenae Triatlón on Thursday, March 26, 2020

La bicicleta es de fácil adaptación si cuentan con un rodillo. Hacer sesiones grupales ayuda a mantener el interés y despejarse, pues Solano ha notado la importancia para un ciclista amateur de tener contacto con el exterior y con personas.

"El fondo lo bajamos de tres horas y media a dos horas, pero con puertos duros".

Finalmente, en el atletismo Solano ha notado que a los corredores aficionados les cuesta salir a correr solos, entonces baja muchísimo su intensidad por estar estresado al estar fuera de casa. Además, otro gran número decidió no salir, por lo que se hacen trabajos de acondicionamiento físico.

Un ejercicio muy recomendado es brincar cuerda (suiza); ayuda a mejorar la dureza del tendón de Aquiles y como trabajo aeróbico, pero se debe combinar, pues maltrata las pantorrillas si lo hace durante mucho tiempo.

Una de las principales posibilidades de este proceso, asegura Solano, es identificar quién se adapta mejor al cambio.

“Para mí es proceso de identificación de talentos, viendo quién resiste mentalmente. Sé que ese atleta ante la adversidad va a ser fuerte. A todos les ha afectado de diferente manera, es muy importante tener estas consideraciones”, concluyó.