Fiorella Masís. 26 marzo

Cancelación de competencias, panorama incierto, variaciones en entrenamientos e incluso impedimento de algunas actividades. El nuevo coronavirus vino a cambiar por completo la rutina a nivel mundial y en ella también se incluye el deporte.

Para atletas profesionales o aficionados hubo un giro de 180 grados en sus calendarios y objetivos. ¿Cómo afrontar este cambio sin desfallecer?

En este momento todos los gimnasios del país están cerrados y no se pueden realizar competencias. Archivo
En este momento todos los gimnasios del país están cerrados y no se pueden realizar competencias. Archivo

Más allá de la parte física, aquí juega un papel principal la parte psicológica. A lo que muchas veces no se le presta atención, hoy es fundamental.

Con la ayuda de la psicóloga deportiva Laura Moreira, quien durante muchos años ha trabajado con atletas olímpicos costarricenses, intentamos responder algunas de las preguntas y situaciones que surgen en los deportistas en tiempos de aislamiento social.

Aunque hay una diferencia amplia y clara entre atletas élite y quienes no lo son, a todos les puede afectar la situación actual.

La ventaja, en teoría, para quienes se dedican por completo al deporte es que han desarrollado capacidades psicológicas para enfrentar los cambios, pues estos se asemejan a las variables de una competencia. Evidentemente esto dependerá de cada persona.

Precisamente, esa es la línea a seguir, saber enfrentar la situación, adaptarse y continuar.

Seguramente muchas veces han escuchado que para alcanzar algo es importante tener claro la meta y el camino; algo similar pasa ahora. Eso sí, no entendamos meta como una medalla, un trofeo, puntos, posiciones. ¿Por qué? Porque en este momento no hay competencias.

Laura Moreira plantea la necesidad de ver el deporte más allá del triunfo como tal. Aunque los profesionales viven de esto, es importante desligarse por un momento de esa mentalidad, y para los amateur con mucha más razón.

La psicóloga Laura Moreira recomienda no centrarse solo en objetivos como una medalla, un tiempo o una posición. Ahora es momento de enfocarse en otras metas. Fotografía Marcela Bertozzi/Agencia Ojo por Ojo
La psicóloga Laura Moreira recomienda no centrarse solo en objetivos como una medalla, un tiempo o una posición. Ahora es momento de enfocarse en otras metas. Fotografía Marcela Bertozzi/Agencia Ojo por Ojo

Moreira lo explica siguiendo los conceptos de motivación interna y motivación externa. En este momento quienes hacen deporte se deben centrar en la interna.

“La externa es cuando la gente se motiva solo por algo de afuera, la competencia, el trofeo, la beca, la foto... el reconocimiento social. La motivación interna es practicar el deporte por amor al movimiento, es una gratificación personal. Por eso en esta época es importante que se reencuentren con la motivación interna. Pensar qué me da el deporte en la vida. Si solo se motivan por competencias van a dejar de entrenar”.

“Si el objetivo deportivo solo es competencia, es un objetivo muy vacío, le faltaba enriquecerse con otras ganancias”, Laura Moreira, psicóloga.

Si logran hacer esto, podrán sentirse motivados. Ese, quizás, es el eje del resto, pero antes hay otras etapas que la mayoría puede enfrentar.

Cuando el deportista empieza a darse cuenta que van cancelando competencias se genera un duelo. Todo eso porque lo que había entrenado se viene abajo, sucede también en otras circunstancias, como cuando hay una lesión. Esto, señala Moreira, es natural, y lo importante es superarlo.

"En esa fase está la negación, algunos dicen que la situación ya va a cambiar, o he escuchado algunos que creen que se va a volver a la normalidad, pero la normalidad ahorita es lo que vivimos. Es importante vivir la negación, pero es necesario ir atravesando etapas".

Después aparece la ansiedad o tristeza por lo pospuesto. Son muchas emociones juntas y la clave está en identificarlas, hacerlas visibles para luego trabajar.

El siguiente paso será tener un plan de acción ubicado en el tiempo, es decir, establecer un cronograma.

Siendo realista y sabiendo las limitaciones que existen debido al coronavirus, plantear los objetivos.

“Por ejemplo, si siempre he tenido deficiencia en un músculo, trabajarlo ahora, si no soy flexible, entonces dedicar tiempo en este momento. Centrarse en el presente para hacerlo de la mejor manera posible, no pensar en el pasado y lo que ya no puedo hacer”, detalló Moreira.

Esos pequeños detalles se pueden convertir en los nuevos objetivos, los cuales no necesariamente son una competencia. Para eso también se necesita de la creatividad, porque apunta lo importancia de seguir disfrutando el ejercicio, sin importar si ahora es diferente.

Moreira apunta otro aspecto importante: la meta no necesariamente debe ser física. También recomienda trabajos mentales y de concentración o aprender otros aspectos relacionados al deporte, como nutrición.

Para el entrenamiento mental de atletas y entrenadores, Moreira les recomienda seguir los videos publicados cada día, desde el pasado 20 de marzo, creados por la Sociedad Iberoamericana de Psicologia Deportiva específicamente para llevar este tiempo de restricciones en el entrenamiento.

(Video) Coronavirus: Implementar una nueva rutina y un propósito en el aislamiento