Juan Diego Villarreal. 24 febrero
Juan Diego Castro estuvo de vacaciones en nuestro país en enero pasado, pero no dejó de entrenar de cara a su temporada universitaria. Fotografía: Alejandro Gamboa Madrigal
Juan Diego Castro estuvo de vacaciones en nuestro país en enero pasado, pero no dejó de entrenar de cara a su temporada universitaria. Fotografía: Alejandro Gamboa Madrigal

El atleta Juan Diego Castro Villalobos es cuarto del mundo en la distancia de los 800 metros lisos bajo techo, en la categoría sub-20, de acuerdo a los registros de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF).

Castro, quien corre para la Oklahoma State, participó el sábado en los campeonatos universitarios División 1 en Lubbock, Texas, y concluyó en la cuarta posición con un tiempo de 1 minuto 49 segundos y 48 centésimas (1:49.48).

Con ese registro, Castro solo es superado por el keniano Ngeno Kipngetich (1:48.84), el británico Alex Botterill (1:48:85) y el ruso Saveliy Savlukov (1:48.85).

La competencia la ganó Bryce Hoppel (Kansas) con 1:46.84, seguido de Festus Lagart (Iowa) con 1:48.35, mientras la tercera casilla correspondió a Sven Cepus (Texas) con 1:49.41. Los rivales del tico son de categoría mayor.

“Fue mi mejor tiempo oficial en indoor y el cuarto del mundo en mi categoría (sub-20). Las sensaciones fueron buenas, pero aún no me acostumbro a las pistas. Es muy duro correr bajo techo, pues se trata de un juego mental diferente al cual uno debe acostumbrarse”, confesó Castro vía telefónica.

El nacional admitió que no todos los recintos bajo techo tienen el circuito con las mismas características, por lo que ha tenido que acostumbrarse rápidamente para ser competitivo.

“Ninguna pista es igual a otro. Algunas tienen peralte, otras no. Otras son totalmente lisas, pero me voy acostumbrando que es lo que al final nos interesa. Esta será una de mis últimas competencias bajo techo, pues en marzo iniciamos la temporada al aire libre donde primero nos vamos a enfocar en el 400 metros lisos y después en el 800”, añadió Castro.

De acuerdo al entrenador Sergio Molina y su página especializada TSMSport, el tiempo de Juan Diego no solo lo ubica con la mejor marca nacional y récord, sino también que establece un nuevo registro centroamericano de este evento.

El anterior récord de un atleta costarricense en una prueba similar en competencias bajo techo lo tenía Julio Marín, con 1:52.4, realizado en Los Ángeles, el 13 de abril de 1963.