Juan Diego Villarreal. 20 noviembre, 2019
El mundo del automovilismo en videojuegos llevó a Bernal Valverde a competir en Estados Unidos, Alemania e Italia, donde logró subirse al podio de los eventos. Fotografía: Cortesía
El mundo del automovilismo en videojuegos llevó a Bernal Valverde a competir en Estados Unidos, Alemania e Italia, donde logró subirse al podio de los eventos. Fotografía: Cortesía

Aunque la pasión del piloto costarricense Bernal Valverde es competir en la pista y conducir bólidos reales, su dedicación y destreza, le permitieron fichar por la empresa Infinity eSports, que patrocina a nivel latinoamericano competencias de videojuegos, incluyendo carreras de motores virtuales frente a un simulador.

Bernal empezó conduciendo frente a un computador debido a la falta de tiempo para entrenarse en la pista, y se constituyó en una alternativa más económica que podía hacer desde su casa, una vez que llegaba del trabajo, debido a la similitud con una competencia real y además le permitió participar en eventos internacionales.

Pagando de su bolsillo y en otras ocasiones patrocinado por casas comerciales Valverde compitió en los Estados Unidos, Alemania e Italia, donde a principios de noviembre quedó segundo de la Digital Cup, la cual fue carreras de GT en simuladores y la cual fue organizada por la Federación Internacional de Automovilismo (FIA), considerado la olimpiada de los deportes de motor en el mundo.

En abril anterior Bernal Valverde (derecha), junto a su primo Emilio Valverde ganaron las Tres Horas de Costa Rica Fotografías: Mayela López
En abril anterior Bernal Valverde (derecha), junto a su primo Emilio Valverde ganaron las Tres Horas de Costa Rica Fotografías: Mayela López

“El mundo del automovilismo me apasiona, pero ir todos los días a la pista no es posible. El simulador surgió como una alternativa a nivel mundial, tiene altísima tecnología y año a año creció muchísimo. El juego pionero fue el Nissan Grand Turismo, el cual fue evolucionando, atrajo pilotos profesionales y con ellos las competencias”, explicó Valverde.

Compitiendo en carreras online, con más de 150 pilotos al mismo tiempo, Bernal logró clasificarse a eliminatorias regionales de Grand Turismo, primero en Las Vegas, Nevadas en 2018 y después en Nueva York, donde este año ganó el primer lugar y eso le permitió clasificar a Alemania, ocupó la segundo casilla con el equipo Mercedes y la abrió las puertas en Infinity eSports.

“Infinity es una organización costarricense que tiene competidores de video juegos en diferentes categorías. Yo soy el único que ha logrado clasificar por Centroamérica en la modalidad de Sin Racing o autos de carrera. Además este año gracias al Automóvil Club de Costa Rica ganamos la medalla de plata en Italia, en el evento más grande de motores de la FIA, en la Digital Cup”, dijo Valverde.

Bernal aseguró que de momento no se ganan premios económicos grandes, pero tiene claro que con el pasar del tiempo los videos juegos captarán más adeptos y patrocinadores.

“En Nueva York, gané un reloj muy fino y la oportunidad de ir a Alemania. El viaje a Italia fue gracias al Auotmóvil Club e Infinity, que además me proveé de la mejor tecnología para jugar. Es el primer paso, porque yo invierto cerca de 20 horas semanas entrenando frente a la consola con un volante especial. Es una oportunidad real y hay grandes expectativas”, aseguró Valverde.