Esteban Valverde. 8 diciembre
Kenny Cunningham consiguió seis anotaciones con Malacateco. Fotografía: Cortesía de Nuestro Diario.
Kenny Cunningham consiguió seis anotaciones con Malacateco. Fotografía: Cortesía de Nuestro Diario.

Kenny Cunningham se fue a mitad de año a Guatemala. El exjugador de Alajuelense y Herediano encontró en el Malacateco chapín la oportunidad de continuar su carrera deportiva luego de quedarse sin equipo en Costa Rica, a raíz de una negociación con Pérez Zeledón que no se concretó por “asuntos personales”.

El delantero nacional está muy agradecido con lo que vivió esta temporada en Malacatán, sin embargo, la lejanía de su familia hace que quiera regresar a Costa Rica.

El jugador confesó que pasar la época navideña así como el fin y el principio de año lejos de sus hijos, Dylan de 14 años y Rachel de tres, lo hicieron reflexionar.

“Sí me interesa volver a mi país, me interesa estar con mis hijos, quiero estar con ellos porque llevo seis meses sin estar de forma regular al lado de ellos. Si hay una buena posibilidad y un buen acuerdo yo no tengo problema en hablar acá y buscar la libertad”, confesó.

Si Cunningham se queda en Guatemala, el inicio de la pretemporada le impediría pasar las fechas festivas con su familia. Le restan seis meses de contrato.

“Yo creo que es importante pasar estas fechas juntos y por ejemplo yo iniciaría trabajos el 13 de diciembre, luego se para del 22 al 26, pero luego se vuelve para irse de nuevo el 30 y regresar el 3 de enero, entonces viajar a Costa Rica se complica. Yo tengo hijos en edades que necesitan a los papás juntos y eso me tiene pensando”, contó.

No es la primera vez que Cunningham se enfrenta a esto. Cuando militó en The Strongest de Bolivia y en Australia también paso periodos sin sus seres queridos.

“Yo ya sé lo que es esto y uno tiene la madurez para enfrentarlo, pero hay cosas que no convienen y no se puede seguir forzando la situación porque el tiempo pasa y los hijos pueden reprochar y uno debe entender donde debe estar”, declaró.

La experiencia futbolística no ha sido mala para el jugador, de hecho expresó que termina conforme con la expectativa que tenía sobre el nivel competitivo.

Kenny Cunningham ejecuta un cabezazo en un duelo ante Comunicaciones. Fotografía: Nuestro Diario.
Kenny Cunningham ejecuta un cabezazo en un duelo ante Comunicaciones. Fotografía: Nuestro Diario.

"Puedo resumirlo como un torneo regular, porque al inicio no fue como esperaba. Me costó adaptarme al clima caliente, la cancha al inicio era muy mala. El fútbol físico también pasa factura, porque yo venía de un equipo muy técnico, al final empecé a jugar como delantero centro y eso me ayudó", describió.

El atacante terminó con seis anotaciones el certamen y añadió que en cuanto a la adaptación al país no tuvo mucho inconveniente.

Kenny destacó que en Guatemala el nivel económico es bueno, sobre todo porque se gasta poco de lo que se recibe.

En la actual campaña Malacateco llegó a las fases finales, pero no pudo llegar a la etapa definitoria en la lucha por el cetro al quedar eliminado con Cobán Imperial, en los cuartos de final. El jugador busca la forma de regresar al país y quiere a su familia cerca para el 2019.