Esteban Valverde. 29 noviembre, 2018
Andrés Lezcano enfrentó al jugador de Cobán Imperial, Eduardo Soto, en la tercera fecha del torneo guatemalteco. Fotografía: Nuestro Diario de Guatemala.

El atacante Andrés Lezcano tomó una decisión que le cambió la vida hace ya dos años. Después de pasar por Cartaginés, Alajuelense y Pérez Zeledón aceptó un reto que en el papel podía ser poco atractivo, pero lo convirtió en una motivación para continuar su crecimiento como deportista.

Lezcano alistó sus maletas y se fue a jugar a Guatemala.

El atacante entró en un dilema a inicios del 2017, cuando no contaba con minutos en el Municipal de Pérez Zeledón y le llegó un ofrecimiento del Deportivo Carchá chapín. Lezcano reconoce que la decisión de firmar con este club, de poco nombre, le permitió crecer como deportista, debido a las experiencias sumadas.

En este equipo sufrió un descenso. Sin embargo, pudo hacerse un nombre que luego le permitió fichar con el Antigua, en donde hoy en día pelea por un cetro.

El Antigua enfrenta al Comunicaciones en la fase definitoria del certamen, con miras a las semifinales. En el cotejo de ida de la serie cayeron 0 por 1 y Lezcano jugó los 90 minutos, una constante que se ha mantenido durante la mayoría de la temporada.

“La decisión fue un poco complicada. Mi agente me propuso hace dos años la posibilidad, pero yo ya había comenzado el torneo con Pérez Zeledón pero no jugaba, entonces se revivió el chance en Guatemala, en el Deportivo Carchá, al final yo acepté. Yo quería minutos y en Costa Rica estaba muy difícil, además para poder salir de Pérez parte del acuerdo es que no iba a jugar en Costa Rica, entonces decidí venir”, manifestó.

Pese a que en su primera campaña como legionario encontró un ambiente complicado, al final sí pudo mostrarse. El Carchá descendió, pero él se pudo reubicar en otro club de la Liga Nacional de Guatemala.

“Fue una experiencia bonita, el Carchá estaba en problemas de descenso y lo primero que pensé fue en venir a salvar el equip. No se pudo, pero estuvimos a punto...Descender fue duro y difícil, luego yo quise irme al Comunicaciones pero al final no se llegó a un acuerdo. Posteriormente se dio el chance de Malacateco y me fue bien para poder mostrarme y venir a Antigua”, explicó.

Andrés Lezcano suma dos años en el fútbol de Guatemala, en el que ha militado en tres escuadras. Fotografía: Nuestro Diario de Guatemala.

El tico llegó en la actual campaña al plantel verdiblanco, en el que también están José Mena, Adrián de Lemos y Anllel Porras.

El rendimiento de Lezcano en la liga chapina ha sido bueno, al punto que en Carchá actuó 1.379 minutos, con Malacateco jugó 3.354 y en su última temporada lleva 1.280.

"He ido escalando. Quiero seguir mi carrera acá en Guatemala, pero tengo que valorar diferentes escenarios, sobre todo en el aspecto familiar, porque toda mi familia está en Costa Rica, entonces tendría que ver si los traigo acá", dijo.

La adaptación ha sido sencilla para Lezcano, por la cercanía entre los países centroamericanos.

“Esta es una experiencia diferente, se ve mucho la cultura aborigen, situación que allá solo vemos en la zona rural. Acá es una experiencia diferente, pero muy bonita. Llevo dos años de estar acá y tal vez el cambio más fuerte fue lo de los viajes tan largos, acá en ocasiones se pasan siete horas de traslado”, enfatizó.

Al exjugador de Alajuelense le restan seis meses de contrato y luego valorará la posibilidad de quedarse en tierras chapinas o volver a Costa Rica por un segundo aire.

“Vamos a ver como hacemos, tengo que pensar bien que es lo que quiero hacer porque regresar por un segundo aire no estaría mal, pero bueno hay tiempo para tomar una decisión inteligente porque acá también he estado bastante bien y eso es importante para mí”, finalizó.