Fútbol Nacional

Un futbolista formado en el semillero manudo optó por el retiro un año después de su salida de Alajuelense

Hizo toda la liga menor con los rojinegros, pero no se consolidó en el primer equipo

En los primeros días de 2020, Darío Alfaro anunciaba que había acabado su ciclo en Liga Deportiva Alajuelense.

Un año después de salir de la Liga, ese muchacho al que los manudos le veían condiciones para trascender, está retirado del fútbol, aunque deja abierta la posibilidad de que a futuro haya un cambio de planes.

Tenía 13 años de pertenecer al club donde se formó desde que era un chiquillo de ocho años.

Aunque completó todo el proceso de liga menor en el semillero manudo y su biotipo como defensor central era interesante, no llegó a consolidarse en el primer equipo de la Liga.

Inclusive, había estado en el Once de Abril, en la Segunda División, donde fue capitán. Su rendimiento en esa época provocó que de nuevo fuera tomado en cuenta por Alajuelense, pero al volver, jugó muy poco.

En el Apertura 2019 tan solo sumó 6 minutos con Andrés Carevic.

Su poca participación llamaba la atención, principalmente porque el argentino había anunciado desde antes de que comenzara el torneo que no se casaría con un once en específico y que las oportunidades estaban abiertas para todos.

El argentino cumplió con lo que había anunciado y nunca se cansó de repetir que quienes jugaban era porque se lo ganaban en el día a día.

Durante ese torneo, Alfaro solo actuó esos 6 minutos, el 18 de octubre de 2019, contra La U, cuando ingresó al 86′, como relevo de Alex López.

Al salir de la Liga, el zaguero se marchó a la Liga de Ascenso con Sporting FC y ahí vivió la experiencia de ascender a la máxima categoría, pero su realidad hoy es muy distinta.

“La situación es un poco difícil, yo salí subcampeón de la Liga, me fui a Sporting FC, quedé campeón de Segunda División, en donde fui titular durante todo el torneo, ascendimos a Primera, no nos fue del todo bien. Llegó José Giacone que decidió destituirme y después de ahí no me salió ninguna opción y me tocó optar por hacer algo diferente”, relató Alfaro a La Nación.

El fútbol fue su presente durante mucho tiempo y en el día a día también proyectaba sus ilusiones a futuro, pero el destino lo llevó a separarse de la pelota.

“Fue demasiado difícil la verdad, pero es mi realidad. Me tocó hacerlo así, no fue una decisión que tomé a la ligera o que simplemente la tomé y listo. Siento que la vida me encaminó a tomar esa decisión y ahora estoy totalmente lejos del fútbol, no quiero ni ver partidos, estoy totalmente alejado”, mencionó.

Pero en sus adentros sabe que aún tiene algo pendiente, que tarde o temprano le gustaría ir en busca de una revancha personal, porque aunque hoy se encuentre distanciado del fútbol, este deporte ha sido una parte muy importante de su vida.

“Yo lo puse tal vez en un punto y coma en mi carrera, yo no quiero poner punto final, porque la vida da muchísimas vueltas y no sabe uno qué puede pasar. En este momento sí estoy totalmente retirado, pero no sé qué pueda pasar más adelante, el otro torneo, en un año o no sé en cuánto tiempo”, destacó.

Su carrera como futbolista está en pausa, pero sigue ligado al deporte desde otro ámbito.

“Hace poco inicié mi emprendimiento. Dediqué el tiempo libre al final del año y empecé a trabajar, saqué un diplomado como entrenador personal y todavía sigo estudiando”, contó.

Además, dijo que invirtió bien su dinero y que hoy eso le permite desarrollar este nuevo proyecto.

“Con lo que recibí de cuando quedé campeón en Sporting y con lo del despedido de la Liga había hecho un gimnasio en mi casa. Ahora lo estoy utilizando como herramienta para trabajar, que es lo que uno ocupa”.

Hoy se siente motivado. Apenas está comenzando y cree que su emprendimiento, llamado ‘Darío Alfaro Fitness’ le ha interesado a varias personas, con clases presenciales en Carrillos Alto, Poás, Alajuela; o con los programas virtuales que tiene a disposición.

“Recién inicio. En estos días abrí la página. Ya habían unas tres personas entrenando conmigo y me ha escrito mucha gente, para apoyarme, porque realmente me conocen, que soy una persona que se esfuerza, que trabaja y me han escrito personas solo para apoyarme, me dicen que siga adelante, que la vida sigue”, citó.

Y agregó: “Con respecto al fútbol no es un punto final, yo estoy seguro de que no es un punto final porque hay algo que a mí me tiene tranquilo y es que he hecho las cosas bien. Al final, a quien hace las cosas bien le termina por ir bien en algún momento. Tal vez no era mi momento, tal vez sea más adelante, o tal vez sea en otro camino que me tiene que ir bien, pero estoy seguro de que la vida me va a recompensar”.

Darío Alfaro tiene 23 años y aunque está desligado del fútbol en este momento, considera que tiene tiempo de sobra para volver en algún momento, si es que así está en su destino.

Si desea unirse en Telegram al canal AlajuelenseLN, aquí encontrará el enlace directo.

Fanny Tayver Marín

Fanny Tayver Marín

Graduada en la UIA. Con más de 15 años de experiencia, escribe sobre Alajuelense, ciclismo, ciclo olímpico y más. Entre sus coberturas destacan juegos eliminatorios de la Selección, el Tour de Francia, el Mundial de voleibol en Japón y los Juegos Olímpicos en Río de Janeiro.