Fanny Tayver Marín. 23 noviembre, 2020
Wílmer López dirigió a las leonas en ocho partidos, con un saldo de cinco ganes y tres derrotas. Fotografía: Francisco González / Prensa Alajuelense
Wílmer López dirigió a las leonas en ocho partidos, con un saldo de cinco ganes y tres derrotas. Fotografía: Francisco González / Prensa Alajuelense

Cuando Wílmer López dio el sí para asumir la dirección técnica del equipo femenino de Liga Deportiva Alajuelense lo pensó mucho, pero aceptó.

Siempre seguía en sus labores habituales de mercadeo y madrugar para ir el Centro de Alto Rendimiento (CAR) no era ninguna incomodidad para él, porque retomaría algo que también le gusta y que extrañaba: entrenar y dirigir a un grupo.

También era un nuevo ingreso económico, porque se trata de trabajos independientes en el club.

(Video) La vivencia de Wílmer López como técnico del equipo femenino de Alajuelense

Si se regresara el tiempo, es probable que de nuevo el Pato aceptara la propuesta de dirigir a las leonas. Él mismo sabía que su contrato con ellas era por este torneo.

Hoy no se sabe si continuará o no, porque vendrá un periodo de análisis, pero en el camerino avalan su método y las futbolistas sienten que sí han aprendido con él.

“El balance que uno saca es que dejamos ir algo importante, algo bueno y algo para lo cual yo creo que estas muchachas estaban preparadas y capacitadas para hacerlo, que era llegar a una final. Este equipo tiene un grupo de jugadoras muy bueno y yo creo que tal vez por detallitos, por pequeñas cositas se dejó ir el estar en una final”, expresó Wílmer López luego de que la Liga se despidió del campeonato con un triunfo de 4-0 ante Sporting FC.

López quería un desenlace diferente, pero al analizarlo en frío, se siente contento por incursionar en la dirección técnica en el fútbol femenino.

“Salgo muy contento de lo que uno ha vivido, de lo que uno ha visto. Sinceramente le digo, tal vez uno esperaba menos de la calidad y la capacidad de las jugadoras, pero realmente me ha sorprendido la calidad y las condiciones, la entrega, la disciplina, la puntualidad, todos los aspectos en la parte disciplinaria, eso me ha dejado muy contento”, citó López.

Además, dijo: “Yo creo que eso en la parte femenina marca una gran diferencia en relación a la masculina y yo creo que todo es parte del aprendizaje, de la formación que uno va teniendo como entrenador, ya sea en masculino o femenino y todo es ganancia. Desearíamos estar en la final, pero cositas que dejamos, que nos desentendimos, que dimos libertades, nos costó caro y al final quedamos fuera”.

- Tiene más de 30 años en el fútbol, ¿qué aprendió en estas semanas?

Hay mucha diferencia en el fútbol femenino en el sentido de que la mujer escucha más, cuando uno le llama la atención, cuando uno las corrige, cuando uno les dice que se haga algún movimiento o alguna situación, ellas ponen más atención y buscan hacer lo que uno pide.

No quiero decir que con los hombres no, pero el hombre a veces cree, piensa y siente que lo sabe todo, que no hay que corregirlo, que tal vez lo que el entrenador les está pidiendo ellos lo saben, pero ahí lo hago y no le ponen realmente la intención de hacer y de mejorar en ese aspecto.

La mujer sí, la mujer pone mucha atención. En la parte personal conmigo han sido muy atentas, muy respetuosas y yo creo que eso son cosas que lo dejan a uno muy satisfecho, que llenan mucho.

- ¿Individualmente se acercan a usted para pedirle consejos?

Yo creo que en eso la mujer sí es más tímida, ella es más callada, no es tanto de ir a buscar al entrenador para preguntar, para pedir un consejo, pero uno como entrenador tiene que estar atento a eso. Uno no tiene que estar esperando a que el jugador venga, uno tiene que ir si uno ve una deficiencia, si uno ve alguna situación que hay que corregir.

Uno tiene que estar al tanto, encima de ellas y diciéndoles, ellas ponen mucha atención, son muy atentas a lo que uno les dice y tratan de corregir lo que uno les está pidiendo.

Yo creo que se ha hecho un trabajo bonito, más que en este equipo yo tengo unas siete u ocho jugadoras menores de 18 años y es un grupo bastante joven.

- ¿Qué se viene en el itinerario de las muchachas?

Ahora es seguir entrenando, ya que el próximo campeonato está para arrancar el 3 o el 5 de febrero y entonces hay que ver la situación del fin de año. Hablando un poquito con el cuerpo técnico es mantenernos entrenando como hasta por ahí del 15 o 18 de diciembre y luego darles 12 o 13 días y citarlas que estén de vuelta el 2 de enero, un mes antes de que empiece el campeonato para volver a retomar la parte física, técnica, táctica y toda esa cuestión que hay que trabajar, por lo menos un mes antes.

En estos días buscaremos hacer un trabajito que les dé una base para que cuando se vayan de vacaciones, no regresen tan herrumbradas como dice uno.