José Pablo Alfaro Rojas. 27 junio
Júnior Delgado pelea la pelota con LeMark Hernández de La U. Fotografía: Prensa Municipal Grecia.
Júnior Delgado pelea la pelota con LeMark Hernández de La U. Fotografía: Prensa Municipal Grecia.

La U denunció al equipo de Grecia, cuestionó la legitimidad de su licencia y cómo la recuperó, solicitó que se le invalide y que no se declare un equipo descendido hasta resolver el caso.

Un escrito presentado por el jerarca del club, Juan Carlos Garita, ante la Comisión de Licencias de la Fedefútbol pide “la inhabilitación” de la licencia griega, lo que a su entender afectaría la puntuación de los equipos de Primera y las posiciones en la tabla. Al mismo tiempo, solicita a la Unafut la congelación del descenso como medida cautelar.

El principal argumento del equipo universitario atañe al momento en que a Grecia se le devolvió el aval para competir, el 18 de febrero, después de 13 días inhabilitado por el Comité de Licencias. Esto sucedió cuando Adrián Barquero, presidente del Municipal Grecia, presentó una declaración jurada en la que daba fe de una ruptura unilateral con Fuerza Griega, empresa administradora del equipo desde el 2016.

Nunca trascendió oficialmente qué había llevado a la inhabilitación de Grecia (el 5 de febrero). Sin embargo, Adrián Barquero confesó a La Nación, el 16 de enero de este año, que nunca presentaron ante la Fedefútbol a Fuerza Griega como administrador del equipo. Esa información no solo es básica para mantener la licencia, sino otra serie de documentos de parte de los administradores.

Lo cierto es que las faltas encontradas por el Comité de Licencias provocaron que los griegos perdieran los puntos de los partidos ante Guadalupe, Saprissa y Limón. El equipo corría el riesgo de ir en caída libre en la tabla de posiciones, hasta que se presentó la ruptura unilateral de contrato con Fuerza Griega.

Según la Fedefútbol, al producirse este cambio se volvía irrelevante que Fuerza Griega presentara las aclaraciones, los documentos jurídicos y financieros adicionales, pues ya no estaba a cargo de la institución.

Es a partir de este último suceso que aparecen las supuestas irregularidades que argumenta La U en su denuncia. Según expone el alegato, al estudiar el contrato entre el Municipal Grecia y Fuerza Griega queda claro que no era posible tal “ruptura unilateral”, sino un mutuo acuerdo, por lo que a su entender, en términos legales, esa relación no fue disuelta tal cual se expone en la declaración jurada de Barquero.

En la denuncia interpuesta por La U se señala que el contrato que había entre el Municipal Grecia y Fuerza Griega no permitía que se rompiera de forma unilateral, tal como supuestamente se hizo. El escrito muestra el aparente rompimiento unilateral.
En la denuncia interpuesta por La U se señala que el contrato que había entre el Municipal Grecia y Fuerza Griega no permitía que se rompiera de forma unilateral, tal como supuestamente se hizo. El escrito muestra el aparente rompimiento unilateral.

Sobre esto, la gerente del club griego, Peggy Guillén, explicó que todavía no conocen el documento original de la denuncia y deben respetar la confidencialidad del proceso que lleva a cabo la Comisión de Licencias.

Aunque aseguró que quien interpuso el reclamo no tiene legitimidad alguna.

“Lo que conocemos es que no fue La U Universitarios, sino una empresa privada que no es afiliada ni licenciatario, que no está legitimada para hacer esa petición”, explicó Guillén.

“Los reglamentos son claros y señalan cómo opera el descenso y en este caso se están aplicando los reglamentos. El tema de nuestro equipo, Asociación Deportiva Municipal Grecia, ya fue revisado y resuelto por el Comité de Licencias meses atrás”, agregó.

Kevin Ruiz, guardameta de Grecia, durante un cotejo entre el equipo de Occidente y el Saprissa. Fotografía: José Cordero.
Kevin Ruiz, guardameta de Grecia, durante un cotejo entre el equipo de Occidente y el Saprissa. Fotografía: José Cordero.

Como segundo punto, La U menciona que los clubes deben tener independencia financiera y garantizarlo con una declaración jurada, pero en el caso del Municipal Grecia, siguió realizando pagos desde las cuentas de Fuerza Griega, aún después de la ruptura.

Una investigación publicada por ‘La Nación’ el pasado lunes, muestra que el antiguo administrador del club, Fuerza Griega, fue el que pagó multas, la deuda con un proveedor de transporte y dietas arbitrales.

El club de Occidente sostiene que esto se hizo de manera temporal, tras un acuerdo con Fuerza Griega para usar sus cuentas mientras se reorganizaban, por lo que rechazan haber faltado a la verdad en la declaración jurada.

La U también explicó que el pasado 4 de mayo refirió la denuncia a la Unafut, pero al día de hoy no ha recibido ninguna respuesta y tampoco un acuse de recibo.

El encargado de prensa de Unafut, José Pablo Molina, explicó a este medio que recibieron el documento el viernes por la tarde.

Además, recalcó que el Consejo Director se reúne los martes en sesión ordinaria y hasta ese día no se sabrá si analizan el caso en esa misma sesión o en la siguiente.

Diálogos con Juan Carlos Garita, presidente de La U