Cristian Brenes. 25 junio

Wálter Centeno realizó un movimiento táctico digno de un profesional del ajedrez, sorprendió a Andrés Carevic y lo dejó sin la más mínima respuesta, hasta llevarlo al borde del jaque en la final del Torneo de Clausura 2020.

Tal cual lo analiza el técnico nacional Johnny Chaves, quien valoró con lupa las estrategias y enfatizó que Centeno hizo lo inesperado, al disponer desde el inicio de un esquema 1-5-4-1, con Michael Barrantes como un central más y Esteban Rodríguez como el volante recuperador. Mover sus piezas así no estaba en el libreto previo.

La gran duda en la previa pasaba por el sustituto del lesionado David Guzmán, pero el Paté optó por modificar su esquema y Carevic cayó en la trampa y se llevó un 2 a 0 que deja a la Liga malherida.

"Saprissa fue muy superior a Alajuelense, pero no solo en el resultado, sino que tácticamente. El incorporar a Esteban Rodríguez en la titular permitió que Michael Barrantes se colocara como central, tanto a la hora de armar, como a la de defender. Los morados le cerraron el centro a la Liga, le hicieron superioridad a Jonathan McDonald y Jonathan Moya, quienes quedaron en una situación de dos contra tres en todo momento. Esto se dio producto del 1-5-4-1 que colocó Wálter Centeno y que le permite no pasar apuros atrás", dijo Chaves.

El técnico no pasó por alto la labor de Christian Bolaños, a quien catalogó como el punto más alto en la ida en el Morera Soto.

El saprissista Michael Barrantes (izquierda) fue el primero en ir a festejar con Esteban Rodríguez, quien puso sus rodillas sobre la gramilla del Morera Soto al marcar el 2 a 0. Fotografía: John Durán
El saprissista Michael Barrantes (izquierda) fue el primero en ir a festejar con Esteban Rodríguez, quien puso sus rodillas sobre la gramilla del Morera Soto al marcar el 2 a 0. Fotografía: John Durán

“Christian Bolaños fue el más dominante, tanto de su equipo, como del juego en general. Sus movimientos al espacio libre fueron muy buenos, ganó en velocidad a sus marcadores, buscó asistencias, dio buenos pases finales y manejó a su antojo la banda. Incluso, hizo pasar mal a Zabala y a Díaz”, añadió.

¿Qué hizo de especial el conjunto tibaseño?

“De Saprissa se esperaba la posesión, pero parte del éxito fue que defendió muy bien y recuperó fuera de su área para armar las contras. Si bien, Johan Venegas no apareció tanto, Bolaños fue muy dominante. El ajuste de Centeno con el sistema 1-5-4-1 fue una sorpresa que le dio un gran equilibrio en todas las fases del compromiso”, recalcó el estratega en su valoración.

¿En dónde pecó más Carevic y su equipo?

“Los manudos controlaron la pelota por momentos, pero dejaron mucho espacio para la contra y ante esto la S no perdonó en la primera parte. El principal problema es que la Liga no encontró buenos movimientos para trabajar la zona de Saprissa, insistió mucho por el centro. A esto se suma que las subidas de los laterales terminaron en centros sin precisión y se notó que les faltó un plan más claro”.

Chaves también detectó en los erizos que " no tuvieron variantes por los costados. Esta versión fue muy lejana a la de Alajuelense que vimos en todo el torneo. Es más, fue muy distinta a la que tuvieron con Herediano, perdieron mucho juego de combinación y esa profundidad que los caracteriza en su estilo”.

Impensado en la previa

Johnny Chaves valoró lo que cada técnico dispuso previo al compromiso y minutos antes del pitazo inicial consideraba que Alajuelense buscaría hacer fuerte a Alex López con Bernald Alfaro, también mucha llegada de los volantes con Allen Guevara y Ariel Lassiter.

De parte de Saprissa, pensó que Michael Barrantes se quedaría en la medular y solo bajaría para tener más posesión y sacar la pelota más limpia. No obstante, los planes fueron muy distintos con lo que efectuó Wálter Centeno y obligó a ver con más detalle el parado táctico y la propuesta.

"Se pensaba una propuesta más ofensiva de Alajuelense previo al partido, pero les controlaron los movimientos de los delanteros, los volantes jugaron muy aislados y López no apareció. Mientras que Saprissa fue muy ordenado atrás y casi impecable al ir hacia adelante".

La final de la segunda fase del Clausura 2020 está en jaque para los erizos y pareciera que no hay movimiento que evite la derrota definitiva.