José Pablo Alfaro Rojas. 24 junio
Rodríguez asistió a Bolaños, que por poco consigue la tercera anotación. El arquero Moreira salvó a los manudos con una buena tapada. Fotografía: John Durán.n
Rodríguez asistió a Bolaños, que por poco consigue la tercera anotación. El arquero Moreira salvó a los manudos con una buena tapada. Fotografía: John Durán.n

Saprissa tomó el rompecabezas rojinegro y lo desarmó completo. Pieza por pieza, desmontó la estructura del anfitrión con dos goles tempraneros en 26 minutos y una ejecución precisa de su librillo, conciso y efectivo.

Decía el entrenador Vicente Del Bosque, campeón del mundo con España, que hay 'tres P' que evidencian cuando un equipo es eficiente: precisión, posesión y profundidad.

Y no basta con ser eficaces en los primeros dos conceptos si la última 'p' desaparece. Saprissa presionó cuando fue necesario, a veces algo más replegado de lo usual; luego se asoció y por último resolvió, su gran deficit en anteriores juegos.

A pesar de que la Liga fue peligroso en algunos lapsos, cuando Allen Guevara y Alex López profundizaron con un juego centralizado y vertical, no fue suficiente.

Saprissa desarticuló a los rojinegros por partes. Primero le robó el carril izquierdo a partir del juego de desequilibrio de Christian Bolaños y ante la falta de acompañamientos para Facundo Zabala, distraído y débil en el repliegue.

McDonald desperdició la única clara de la Liga en el segundo tiempo. Fotografía: John Durán.
McDonald desperdició la única clara de la Liga en el segundo tiempo. Fotografía: John Durán.

La 'S' optó por retroceder unos metros y cedió la iniciativa, quizás consciente de que a la Liga le costaría repeler el juego al espacio de Bolaños y Ariel Rodríguez.

Cuando el veterano penetró y asistió a Rodríguez para que anotará el primero gol, apenas a los 11 minutos, la Liga se descontroló y perdió el norte.

El veterano volante repitió la fórmula en constantes oportunidades, le robó la espalda a la retaguardia y se proyectó cuantas veces quiso.

Una anotación tan tempranera solo causa descofianza y debilidad. Se notó en la Liga, que trató de no desmoronarse con algunos embates propiciados por Jonathan Moya, insistente para cerrar en el área, o el propio Guevara.

Pero desapareció Jonathan McDonald, de muy poco en ataque.

El segundo gol fue como tomar el rompecabezas de Carevic a medio armar y romperlo por completo. Después de un cobro de tiro de esquina, la pelota quedó suelta en el borde del área y el protagonista más discreto apareció.

La sorpresa en el once morado, Esteban Rodríguez, remató fuerte con la fortuna de que el balón se desvió en un contrario y se coló en las redes, al 26'.

2 por 0. Sería falso decir que la Liga fue un fantasma, cuando antes de la segunda anotación, trató de reaccionar a través de un juego de combinaciones.

Cuando aparecen dos goles tempraneros es difícil que el rompecabezas inicial no se desarme, con el desafío de reinventarse para proponer sin que esta sea su principal arma.

A la Liga le favorece mucho más jugar con espacios para aprovechar la velocidad de Ariel Lassiter y Guevara, pero con el marcador en contra y obligado a proponer, no le quedó de otra que arriesgar, frente a un rival que fue letal a la contra.

Saprissa retrocedió la línea de presión y empezó a lanzar al espacio; se aprovechó de la lentitud de los defensores manudos Júnior Díaz y Adolfo Machado y de los espacios entre las líneas, lo que hizo que cada ataque se transformara en una jugada clara de peligro.

Fue así como Ariel Rodríguez recibió un pase largo, enfrentó a Machado y esperó a que Bolaños llegara desde atrás para colocarlo de cara al gol.

Leonel Moreira repelió el remate del romperredes y salvó a la Liga del tercero.

Con escasa profundidad y poca eficacia en el juego largo, a la Liga le costó en demasía reencontrarse, al punto de que desapareció Lassiter y fue el primer cambio.

Quien es el hombre más regular en la era de Andrés Carevic, se encontró con un acertijo y nunca tuvo los espacios para correr a su antojo.

La Liga no fue solvente en el segundo periodo y la única jugada clara de gol la desperdició, cuando McDonald se encontró un balón en el área chica y remató desviado.

Saprissa le recetó a la Liga su propia medicina. Jugó más directo, le cerró los espacios y utilizó la velocidad como un recurso letal para hacerle daño. 2 por 0.

Alajuelense

Titulares

Leonel Moreira.

José Salvatierra.

Júnior Díaz.

Adolfo Machado.

Facundo Zabala.

Allen Guevara.

Alex López.

Ariel Lassiter.

Bernald Alfaro.

Jonathan Moya.

Jonathan McDonald.

DT. Andrés Carevic.

Cambios: Barlon Sequeira (Lassiter, al 60') y Dylan Flores (Guevara, al 67').

Saprissa

Titulares

Aarón Cruz.

Luis J. Hernández.

Ricardo Blanco.

Aubrey David.

Alexander Robinson.

Esteban Rodríguez.

Michael Barrantes.

Mariano Torres.

Johan Venegas.

Christian Bolaños.

Ariel Rodríguez.

DT. Wálter Centeno.

Cambios: Manfred Ugalde (A. Rodríguez, al 64'), Byron Bonilla (E. Rodríguez, al 79'), Marvin Angulo (Torres, al 87'), Jean Carlo Agüero (Barrantes, al 87') y Juan Gabriel Guzmán (Bolaños, al 87').

Goles: 0-1 (11′): A. Rodríguez (balón suelto). 0-2 (26′): E. Rodríguez (balón suelto). Árbitros: Allen Quirós con Andrés Arrieta y Osvaldo Luna. Estadio: Alejandro Morera Soto / 8:30 p. m.