Fanny Tayver Marín. 24 enero
Camila, hija de Leonel Moreira, tomó una fotografía de su papá con la camisa de Alajuelense. Fotografía: Carlos González/Ojo por ojo
Camila, hija de Leonel Moreira, tomó una fotografía de su papá con la camisa de Alajuelense. Fotografía: Carlos González/Ojo por ojo

Leonel Moreira recalcó una y otra vez que si estaba en Costa Rica nuevamente era por su familia. El arquero aclaró que no hay dinero que valga la tranquilidad de los suyos, el verlos bien, felices y sobre todo en paz, sensación que no lograron en Bolivia.

Ante esto, la solución para Moreira fue regresar a su país y no le importó realizar algún sacrificio por ello, al punto que el mismo Agustín Lleida, director deportivo de la Liga, aseguró que el guardavallas rebajó su salario y hasta pagó parte de su rescisión.

“Leo renunció a salario y hasta puso dinero suyo para salir de Bolivia; ese es su compromiso”, admitió Lleida.

El mundialista de Rusia 2018 reveló las incómodas situaciones a las que se enfrentaron a finales de año, cuando el país sudamericano entró en una crisis política que terminó con la salida del presidente, Evo Morales, y por lo que él prefirió sacar a los suyos y no volverlos a llevar a territorio boliviano.

La desesperación al saber que sus hijos sufrieron bullyng, las interminables filas de 8 kilómetros para agarrar el teleférico y poder trasladarse a entrenar, además de los constantes desórdenes sociales que se dieron en las calles, colmaron la paciencia del jugador y sus cercanos.

“A veces la opinión es a lo que se ve y no se profundiza. Los primeros días fueron tranquilos, pero después caminaba 8 kilómetros al teleférico para poder entrenar. Siempre había manifestaciones, se golpeaban ollas, luego no había gasolina por los bloqueos, por dicha tengo la mejor esposa del mundo y llenó la casa de alimento para los niños. Cuando pasó todo eso ya la situación era muy difícil y llamé a Pachuca y les dije que quería salir. Yo ahí valoré donde nací, porque uno no está acostumbrado a ver todo lo que nos tocó. Mis hijos sufrieron bullyng y eso pesó”, contó.

El futbolista expresó que no hay dinero, solo la felicidad de sus dos hijos, Camila y Santiago, de por medio en su decisión de volver a Costa Rica, sin importar su pasado que está pintado con los colores rojiamarillos.

“Fue una decisión fácil, mi familia estaba de por medio y eso no lo iba a negociar. Estoy agradecido con Herediano porque celebramos, crecimos juntos, pero ahora me toca defender los colores de esta gran institución. Yo siempre me he entregado al máximo y ahí saldrán las ganas para sobresalir acá”, declaró.

“La verdad es que ellos son mi inspiración más grande, todos los que somos padres sabemos esa felicidad que se siente al verlos. Ellos me decían: ‘papá cuándo viene’, pues al estar aquí y verlos así sé que la decisión que tomé es la acertada y puse a mi familia en primer lugar”, agregó.

Bajo la mirada de sus pequeños, el portero destacó que está ansioso por volver a jugar en los estadios ticos, además de que quiere enfrentar el clásico provincial entre erizos y florenses de la segunda ronda.

Leonel dijo que es consciente que en la Liga hay que rendir apenas se ponga la camiseta; eso también lo sedujo del reto.

“Cada día uno se puede superar más. Mi trabajo es defender los colores que me puse con la misma felicidad que me pongo estos de hoy. Ya Agustín y el presidente saben que daré el 100 por conseguir los objetivos a corto y largo plazo que tiene la institución. Uno siempre quiere dejar su granito de arena, este es un reto muy lindo que me dio Dios y voy para adelante", acotó.

El exjugador del Herediano rescató al que es su nuevo compañero, Adonis Pineda. El manudo, criticado desde la final del torneo pasado por sus errores, es para Moreira un 'arquerazo'.

Leo explicó la fórmula para levantar un portero que falló.

“Siendo buen compañero, trabajando con él al lado, tratando de remitirle experiencias. Pero los errores a uno lo hacen fuerte, el portero siempre es el más criticado, porque puede ser el mejor en 89 minutos pero le hacen un gol malo y es el más malo. Yo he compartido con él y es un porterazo. Yo vengo a aportar mi experiencia y listo, voy a ser uno más", profundizó.

Otro refuerzo. Alajuelense también sorprendió con el fichaje de Dylan Flores, extremo que estuvo en el equipo a mediados del 2018, pero no pudo debutar ya que le llegó una oferta del exterior.

El futbolista no escondió la ilusión por firmar por dos años con los erizos; además calificó este contrato como una espinita que tenía por su fugaz paso en el pasado.

“No, le soy sincero no tenía pensado esto (volver al país). Pero por un tema personal terminé mi contrato en Rumanía. Ahora me tuve que mover. Repito: estoy feliz de estar acá y pongo todo en manos de Dios para sacar adelante los objetivos de la institución", mencionó.

Ahora llega un Dylan mucho más maduro y con mejores condiciones como futbolista, según considera.

“De todo trato de sacar aprendizaje, tuve año y medio de mucha regularidad, jugué a nivel alto, tengo buen rendimiento pero debo mostrarlo en la cancha. He aprendido cosas de liderazgo y temas de grupo porque me tocó ser capitán allá y voy a aportar en todos los puntos que pueda", finalizó.

Leonel Moreira llega por un semestre a la Liga, mientras Flores por dos años.