Fútbol Nacional

Alajuelense despidió a Luis Marín tras fracaso en Concacaf

La decisión la tomó la junta directiva en sesión extraordinaria en conjunto con la gerencia deportiva. El equipo queda en manos de Wardy Alfaro, Júnior Díaz y Juan Carlos Herrera mientras se elige al nuevo timonel

Luis Marín tuvo un breve paso por Liga Deportiva Alajuelense. Su continuidad en el equipo se volvió insostenible para los rojinegros, luego del fracaso en la Liga Concacaf. Como aseguró el ahora exentrenador, la eliminación contra el Guastatoya fue un ridículo total.

Pasadas las 9 p. m. de este miércoles, el club informó que en sesión extraordinaria, la Junta Directiva y la gerencia deportiva acordaron que Marín deja de ser el técnico, al igual que su asistente, Harold Wallace.

“Estamos muy agradecidos por su identificación con el club y por su lealtad a la camisa rojinegra. Luis Marín y Harold Wallace seguirán ocupando un lugar en la historia de esta institución. A partir de este momento iniciamos el proceso de selección del nuevo entrenador con el firme compromiso y determinación de ser campeones y continuar consolidando grandes proyectos de esta gran institución”, reseñó Alajuelense en su comunicado.

La Liga también indicó que mientras escogen cuidadosamente el nuevo director técnico, Wardy Alfaro, Júnior Díaz y Juan Carlos Herrera se harán cargo del equipo a partir de la práctica de este jueves.

Fue el pasado 9 de agosto cuando el club lo anunció como el sucesor de Andrés Carevic y él trató de hacerlo bien, pero el cambio de metodologías no funcionó. Las prácticas variaron drásticamente, porque el argentino tenía un estilo de entrenamiento con sesiones cortas, pero intensas y con Marín eran más extensas y repetitivas. Ninguna de las dos está mal, al final son estilos.

Se sabía que eso podía pasar, tal y como ocurrió, pero desde cierto punto de vista era algo llevadero y que solo requería de tiempo para la adaptación definitiva, tomando en cuenta que el calendario tampoco da opciones.

Pero el hecho de que el equipo no lograra pasar la primera ronda de la Liga Concacaf provocó una rebelión en el aficionado rojinegro, porque la opinión popular es que con esto que pasó el equipo no iba para ningún lado.

Las críticas constantes de que por qué el equipo jugaba tanto para atrás, los altos y los bajos, la manera en la que perdió el clásico y que en sí no se reflejaba una idea clara de a qué jugaba la Liga, aunque él afirmó que lo que implementaba era un fútbol moderno fueron la tónica.

Aún así, el hombre que posee el récord de ser el jugador que ganó más títulos con el club tenía el beneficio de la duda, porque fue hasta los últimos dos partidos cuando contó realmente con su equipo completo. Antes no había podido por las lesiones, principalmente de quienes no efectuaron pretemporada por acudir a la Liga de las Naciones de Concacaf y a la Copa Oro.

Pese a los altos y los bajos, había un espacio de medición de rendimiento sobre la marcha. Actualmente, la Liga se encuentra en zona de clasificación, en el tercer lugar con 21 puntos, misma cantidad de unidades que registran Saprissa y Grecia. El líder es Herediano, con 24 puntos.

Sin embargo, el detonante para la salida de Marín fue lo sucedido en la Liga Concacaf. No tanto en el partido de ida, porque allá, el equipo extrañó en demasía a un delantero. Johan Venegas estaba aún en recuperación, Marcel Hernández no puede salir del país y aún no se había contratado a Gabriel Torres.

El único atacante nato era Doryan Rodríguez, ese juvenil que días atrás había debutado con gol, pero que Marín no se arriesgó a alinearlo e improvisó con Carlos Mora en esa demarcación. Alajuelense no ganó en Ciudad de Guatemala, pero el 1-1 que cosechó allá parecía valer oro, tomando en cuenta que en caso de empate, el gol de visita podía definirlo todo, como ocurrió, pero en contra de los manudos.

Para la vuelta, en el Morera Soto, volvieron los fantasmas del pasado. Tuvo 15 minutos de agobio, porque el Guastatoya se bailó en ese lapso a la Liga. Cuando el equipo reaccionó, Hernández generó dos asistencias, para Johan Venegas y Alonso Martínez.

Con eso Alajuelense ya no dependía del gol de visita, sino que la serie la iba ganando con un global de 3-1; pero vinieron los cambios. Simultáneamente salieron Bryan Ruiz, Alex López y Johan Venegas.

Es claro que en el caso del goleador manudo y del creativo hondureño, apenas estaban volviendo a jugar después de una lesión. Empero, si no estaban para todo el partido, quizás la toma de decisiones pudo ser otra, no alineando de golpe a todos los que apenas estaban regresando. Minutos después también sacó a Fernán Faerron.

La Liga no logró sostener su ventaja y en los últimos minutos cayeron los dos goles del Guastatoya, que hoy tienen al cuadro chapín en las semifinales de la Liga Concacaf y con la clasificación a la Liga de Campeones.

Alajuelense no encontró goles a pesar de todas las opciones que generó, pero tampoco supo defenderse, consumándose un fracaso, perdiendo credibilidad, enfureciendo a la afición y haciéndose una zancadilla en su propio proyecto deportivo.

Tomando en cuenta el Apertura 2021 y la Liga Concacaf, Marín dirigió a Alajuelense en 12 partidos, con un saldo de 6 ganes, 3 empates y 3 derrotas. Su equipo convirtió 24 goles y encajó 16, para un rendimiento del 58,33%.

Fanny Tayver Marín

Fanny Tayver Marín

Graduada en la UIA. Con más de 15 años de experiencia, escribe sobre Alajuelense, ciclismo, ciclo olímpico y más. Entre sus coberturas destacan juegos eliminatorios de la Selección, el Tour de Francia, el Mundial de voleibol en Japón y los Juegos Olímpicos en Río de Janeiro.