Editorial

Editorial: La riesgosa crisis francesa

La aprobación de la reforma de pensiones en Francia no es solo un imperativo financiero, sino también de equidad

EscucharEscuchar

Desde que fue elegido presidente en el 2017, Emmanuel Macron fijó como el principal norte de su política interna la reforma de una serie de leyes y procedimientos que limitaban el empleo, la productividad, las inversiones, la salud financiera, la transparencia y —a más largo plazo— la sostenibilidad de su pacto social. Durante su primer período y, en menor medida, lo que lleva del segundo, ha cosechado grandes logros en tal sentido. El país es más dinámico y robusto, y mantiene uno de los esquemas de prestaciones sociales más generoso (y dispendioso) de Europa. Pero ese proceso de cambios llegó esta semana a un punto en que la estabilidad social y política está en riesgo. Esperamos que sea superado.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.