Columnistas

Polígono: Marte vedado

Al parecer, más valdría pensar en celebrar mañana, lunes 28, el «Día Marciano de los Inocentes»

En un artículo reciente sobre los riesgos que para los seres vivos representan los artefactos nucleares usados en la exploración espacial, se mencionan algunos accidentes en los que había sustancias radioactivas a bordo de aparatos que quedaron fuera de control o explotaron en la atmósfera terrestre. En el más grave, un artefacto que transportaba una importante carga de un elemento altamente radiactivo se desintegró tras el despegue y nunca se sabrá cuántos casos de cáncer podría haber provocado entre los seres humanos. Es asombrosa la serenidad del comentario, ya que este fue escrito poco después de que en Estados Unidos explotara en el aire un poderoso cohete lanzado por una empresa privada y los fragmentos del aparato se dispersaran en una amplia zona.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.