Andrea Hidalgo. 6 junio
Varias empresas se encuentran en una lucha abierta por ser pioneras en la implementación de redes 5G. Foto: AFP.
Varias empresas se encuentran en una lucha abierta por ser pioneras en la implementación de redes 5G. Foto: AFP.

“Solo tiene un pequeño detalle, podría matarlos”, así se refirió una presentadora de la cadena rusa RT a la tecnología celular 5G en un reportaje, transmitido este año en los Estados Unidos.

La declaración forma parte, según un artículo publicado por The New York Times, de una campaña de desinformación lanzada por el gobierno de Vladimir Putin contra la tecnología celular de quinta generación (5G) en el país norteamericano.

RT liga en sus informaciones a la tecnología 5G con el cáncer cerebral, la infertilidad, el autismo, los tumores en el corazón y la enfermedad de Alzheimer. Todo sin apoyo científico.

La razón de los ataques sería económica, ya que el desarrollo de las redes de quinta generación son una carrera en que Rusia ve de lejos los avances estadounidenses y chinos.

“Es una guerra económica. Rusia no tiene una buena estructura 5G, así que intenta socavar y desacreditar la estadounidense", dijo en una entrevista Ryan Fox, director de Operaciones de New Knowledge, una firma tecnológica que da seguimiento a la desinformación en EE. UU., a The New York Times.

Otra prueba de las verdaderas intenciones rusas es que mientras RT ataca a la tecnología celular en Estados Unidos, el presidente Vladimir Putin lanzó en febrero de este año las primeras redes 5G en su país, sin ninguna mención a las supuestas afectaciones de la salud.

“El desafío para los años próximos es organizar el acceso universal al Internet de alta velocidad, para comenzar las operaciones de los sistemas de comunicación de quinta generación”, dijo Putin durante el lanzamiento.

Tecnología en desarrollo

Actualmente, la tecnología 5G se encuentra sin estandarizar y las empresas de telecomunicación están desarrollando sus prototipos. Está previsto que su uso sea común en 2020.

El desarrollo de la nueva tecnología promete autos, fábricas y ciudades interconectadas, ya que el 5G permitiría conexiones diez veces más rápidas que las que brinda actualmente la tecnología 4G.

La capacidad adicional haría que el servicio sea más confiable y que más dispositivos puedan conectarse a una red simultáneamente.

Esa capacidad adicional se logra gracias a que las frecuencias empleadas en 5G son más altas que las de los teléfonos celulares anteriores, lo que permite que mayor cantidad de información se transmita más rápidamente.

Sin embargo, RT usa esa característica para afirmar que las altas frecuencias de la tecnología harán que los nuevos teléfonos y torres celulares sean extraordinariamente dañinos.

“Cuanto mayor es la frecuencia, más peligroso es para los organismos vivos”, dijo un reportero de RT, en otro reportaje sobre el tema.

Por el contrario, según las investigaciones científicas, cuanto más alta sea la radiofrecuencia, menos penetra en la piel humana, lo que reduce la exposición de los órganos internos del cuerpo, incluido el cerebro. Es decir, el ataque a las frecuencias no tiene sustento.

Incremento de ataques

Los ataques contra la tecnología por parte de RT se incrementaron luego que la empresa Verizon dijera, en marzo anterior, que pronto implementará redes 5G en 30 ciudades estadounidenses.

Después de ese anuncio, la televisora rusa suma ya siete emisiones relacionadas con los supuestos efectos de la tecnología 5G en los Estados Unidos.

La información también se publica en Facebook y YouTube. Además, cientos de blogs y sitios web están reproduciendo la desinformación rusa sobre el tema.

Anna Belkina, gerenta de Comunicaciones de RT en Moscú, defendió la cobertura de la red 5G, ante consultas de The New York Times.

“A diferencia de muchos otros medios, nosotros mostramos la envergadura del debate”, dijo mediante un correo electrónico al medio norteamericano.

En 2017, la Oficina del Director de Inteligencia Nacional de los Estados Unidos describió a RT como “el principal medio propagandístico internacional del Kremlin”.

La lucha económica con China

Actualmente son dos competidores los que buscan ganar la carrera en la implementación del 5G. Con diferentes aliados, en un extremo está los Estados Unidos y en el otro China.

Recientemente, esta lucha vivió un nuevo capítulo cuando Google decidió cortar relaciones con el fabricante chino de teléfonos inteligentes Huawei.

Con el fin de contrarrestar el veto impuesto a Huawei, Pekín y Moscú unificaron sus fuerzas y formaron una alianza estratégica, para tratar de adelantar a los norteamericanos en el desarrollo de las redes de quinta generación.

El acuerdo supondrá "el desarrollo de tecnologías 5G y el lanzamiento piloto de redes de quinta generación en 2019 y 2020”, según declaraciones de la operadora MTS publicadas por BBC Mundo.

Huawei lidera los avances en el desarrollo de la tecnología 5G, pero depende de proveedores del exterior para fabricar sus chips. Además, Estados Unidos le cortó completamente el ingreso a su mercado por cuestiones de seguridad.

Según el gobierno de Donald Trump, la compañía supone un riesgo para la seguridad pues podría instalar en las redes una capa oculta con la que el gobierno chino controlaría las comunicaciones de todo el mundo.

Huawei insistió una y otra vez en que esa acusación es falsa y ofreció a cualquier autoridad el acceso a sus redes para que puedan comprobarlo por si mismas.

Esta información forma parte del proyecto #NoComaCuento, una iniciativa de La Nación que busca analizar la veracidad de la información que circula en redes sociales. Usted puede formar parte de este proyecto enviándonos información que le parezca falsa o poco confiable al WhatsApp 6420-7160 o al correo nocomacuento@nacion.com.

También puede recibir nuestras publicaciones directamente en su celular uniéndose a este grupo de WhatsApp o al bot de Telegram.

Nota de la redactora: Esta nota fue actualizada posterior a su publicación para incluir información sobre la reciente alianza entre China y Rusia para el desarrollo de redes 5g.