#NoComaCuento

#NoComaCuento: CNE desmiente ‘robo’ de atunes donados por Sardimar para afectados por lluvias

Blog afirma que latas se quedaron embodegadas y luego fueron enviadas a Haití; Comisión informa de que el 74% del producto se entregó a ticos afectados en inundaciones de julio

La Comisión Nacional de Emergencias (CNE) descartó que un lote de latas de atún donado por la empresa Sardimar haya sido robado o desviado, como lo afirma el blog patriciovilleda.com.

En una publicación del 21 de agosto, la plataforma de desinformación aseguró, sin pruebas, que un mes después de las inundaciones que golpearon a comunidades de Cartago y el Caribe, en julio pasado, las 43.684 latas de atún donadas a la CNE y a la Asociación Obras del Espíritu Santo seguían sin ser entregadas, y que después se desviaron a Haití, a los damnificados por el terremoto en dicho país.

Consultada por La Nación, la CNE indicó que recibió 34.446 latas de atún Sardimar el miércoles 4 de agosto. De acuerdo con la institución, 25.400 de esas unidades —es decir, un 74% del lote— se incluyeron en los diarios que se entregaron a los damnificados por las inundaciones de las últimas dos semanas de julio.

Los comestibles, según la Comisión, se repartieron entre el 24 de julio y el 1.° de setiembre a unas 24.800 familias de 16 cantones. Indicaron que las ayudas fueron entregadas a vecinos Alvarado, Jiménez, Paraíso, Turrialba, Guácimo, Matina, Limón, Pococí, Siquirres, Talamanca, Los Chiles, Guatuso, San Carlos, Upala, Sarapiquí y Río Cuarto.

“Podemos garantizar que la comida llegó a todas las familias impactadas”, indicó la CNE a este medio. La institución indicó que algunas entregas tomaron más tiempo porque algunas familias afectadas vivían en zonas de difícil acceso, donde se llegó con ayuda del Ministerio de Seguridad Pública por aire, tierra y mar.

Según la CNE, a Haití fueron enviadas 9.046 latas donadas por Sardimar (el 26% restante), como parte del paquete de 9,5 toneladas de ayuda humanitaria que Costa Rica envió a la isla caribeña el 18 de agosto, en un avión del Gobierno de Chile. El terremoto de 7,2 grados en dicho país ocurrió cuatro días antes y causó más de 2.200 muertes, además dejó miles de heridos y desplazados.

La CNE explicó que por ley, una vez que recibe una donación de personas u organizaciones privadas, queda a criterio de la institución cómo distribuir los productos, según las necesidades de ayuda humanitaria del momento; sin que el donante pueda exigir que los productos se entreguen a causas o personas en específico.

Gloriana Fernández, vocera de Sardimar, indicó que la empresa decidió donar el producto con la intención de ayudar a quienes fueron afectados por las inundaciones, aunque confirmó que la empresa no interviene en la decisión de cómo se distribuye el producto. La vocera indicó que la empresa tampoco ha realizado ningún cuestionamiento sobre la forma en que la Comisión distribuyó el producto donado.

“Para nosotros el factor que detona la donación fue específicamente las inundaciones. Sin embargo, una vez que nosotros hacemos la donación, ya desconocemos el nivel de priorización o la valiración que hace la CNE, porque la decisión de dónde destinan eso es un tema meramente de ellos”, afirmó Fernández.

Fuentes consultadas:

-Comisión Nacional de Emergencias, oficina de prensa

-Gloriana Fernández, vocera Sardimar

Esta información forma parte del proyecto #NoComaCuento, una iniciativa de La Nación que busca analizar la veracidad de la información que circula en redes sociales. Usted puede formar parte de este proyecto enviándonos información que le parezca falsa o poco confiable al WhatsApp 6420-7160 o al correo nocomacuento@nacion.com.

También puede recibir nuestras publicaciones directamente en su celular uniéndose a este grupo de WhatsApp o al bot de Telegram.

Sofía Chinchilla Cerdas

Sofía Chinchilla Cerdas

Periodista en la sección de Política. Graduada de la carrera de Ciencias de la Comunicación Colectiva con énfasis en Periodismo, en la Universidad de Costa Rica.