Por: Natasha Cambronero 18 febrero, 2015

Cuatro años después de la tragedia que destruyó sus viviendas, un grupo de familias de calle Lajas de Escazú recibió casa nueva, aunque prestada por la Mutual Cartago de Ahorro y Préstamo (Mucap).

Es el caso de 25 de las 51 familias afectadas, quienes deberán esperar a que el Ministerio de Vivienda concluya los trámites, para entregarles sus títulos de propiedad.

Los pobladores de calle Lajas resultaron damnificados por la emergencia ocurrida la madrugada del 4 de noviembre del 2010, cuando se produjo un deslizamiento del cerro Pico Blanco que acabó con inmuebles y ocasionó la muerte de 24 personas.

Rosendo Pujol, jerarca de Vivienda, informó de que esperan entregar las escrituras en un plazo no mayor a dos meses.

Cada casa mide 42,8 m². Se ubican en Escazú. | CORTESÍA PRESIDENCIA
Cada casa mide 42,8 m². Se ubican en Escazú. | CORTESÍA PRESIDENCIA

El Gobierno también anunció que a las 26 familias restantes se les otorgará la casa en marzo, aunque también mediante la figura del comodato (préstamo de bien inmueble).

Mientras tanto, el Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS) continuará girándoles el subsidio para alquiler.

El proyecto para los perjudicados de calle Lajas tiene un costo de ¢1.792 millones y es financiado por el Banco Hipotecario de la Vivienda (Banhvi).

Para ocupar las casas fue necesario colocar un medidor de agua y que el Banhvi se comprometiera a asumir el costo del líquido durante seis meses.