Juan Diego Córdoba González. 17 abril
La demanda de transporte público bajó en un 80% . Así lucía una terminal de buses en Cartago. Foto: Rafael Pacheco
La demanda de transporte público bajó en un 80% . Así lucía una terminal de buses en Cartago. Foto: Rafael Pacheco

La caída en la demanda del transporte público debido a las medidas sanitarias para frenar la propagación del nuevo coronavirus en el país, golpea el empleo en esa actividad.

Un total de 1.500 choferes y administrativos fueron despedidos de las empresas concesionarias de rutas de autobuses donde trabajaban, de acuerdo con la Cámara Nacional de Transportes (Canatrans).

La directora ejecutiva de ese gremio, Silvia Bolaños, advirtió que los despidos podrían multiplicarse en próximos días.

“Esto es insostenible. Hay una reducción en la demanda del servicio del 80% con la flota detenida en los planteles. Aunque las empresas han tomado acciones para evitar prescindir de su personal, es una situación que ya se nos salió de las manos”, afirmó Bolaños.

Antes de la crisis, el transporte público generaba 80.000 empleos directos.

Además de los despidos, a otros 800 empleados de transportes se les suspendió temporalmente su contrato laboral, por lo que enfrentan la emergencia sanitaria sin salario. Mientras que otros 1.500 trabajan con horario reducido, según el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS).

Esa entidad todavía tiene pendiente de resolver la solicitud para suspender los contratos de 1.200 choferes y personal de este sector, así como la reducción de jornadas para otros 2.100 trabajadores.

Piden no aumentar diésel

Los autobuseros demandan al Congreso no incluir el diésel dentro del proyecto de ley que permitirá aprovechar la reducción en los precios de los combustibles, para financiar subsidios a los trabajadores afectados por la crisis.

La iniciativa fue aprobada en primer debate el pasado lunes con los votos afirmativos de 49 diputados contra uno negativo.

Con ese plan, los precios de los combustibles regresarán a los montos vigentes al 4 de marzo pasado. De esa manera, aunque los precios internacionales continúen cayendo, la tarifa que pagará el consumidor se mantendrán en un monto fijo.

Según las proyecciones de venta para el mes de la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope), con ese mecanismo se podrían recaudar unos ¢20.000 millones en mayo, los cuales se usarían para ayudas.

"La rebaja de los combustibles representaba un pequeño respiro para las finanzas de las empresas, no obstante, la iniciativa que se encuentra en discusión en el plenario legislativo, no solo congelaría la disminución, sino que, por el contrario, provocaría un incremento en el precio final del combustible, siendo contraproducente para empresarios como para los usuarios", afirmó Bolaños.

En el caso del diésel, el precio por litro vigente es de ¢464. Sin embargo, con la posible aprobación de la iniciativa, el monto subiría a ¢498, que es el precio fijado por Aresep al 4 de marzo.

Los diputados volverán a sesionar el próximo lunes para votar algunos proyectos que se discuten para mitigar el impacto económico de los hogares y empresas costarricenses a raíz de la emergencia sanitaria.

Transporte de estudiantes

La crisis también alcanza a los transportistas de estudiantes, que desde el 16 de marzo se quedaron sin traslado.

De acuerdo con el Consejo de Transporte Público (CTP), 5.200 busetas de transporte estudiantes pralizadas por la suspensión de las clases presenciales, ordenada también como otra medida para evitar el contagio.

Para esos casos, el director del Consejo, Manuel Vega Villalobos, pidió a los padres de familia “solidaridad” y llamó a todos aquellos que estén en capacidad, a reconocer parte del pago mensual a estos empresarios. .

“Si por mucho tiempo el transportista ha llevado a sus hijos a la escuela o colegio, cumpliendo con los parámetros del CTP, porque tienen las pólizas y Riteve al día y las unidades cumplen con las medidas de seguridd, este es el momento de ser solidarios con ellos, si podemos como padres de familia reconocerle, al menos, una parte de estos contratos hagámoslo, sepamos que ellos tienen choferes y personal que les colabora y dependen de un salario” manifestó Vega.