Trabajo

Así convenció Matra a empleados que rechazaban vacuna por temor a espionaje o religión

Empresa ya tiene al 100% de su planilla con la primera dosis contra covid-19. Dio acompañamiento a 15 trabajadores que se oponían a la vacunación

Los mensajes antivacunas, las advertencias de un pastor o la desinformación de redes sociales no le ganaron a las explicaciones de los médicos que contrató la empresa costarricense Matra para convencer a sus trabajadores que no querían recibir las dosis contra la covid-19.

Se trata de 15 funcionarios que por motivos religiosos o noticias falsas temían aplicarse el fármaco, pues creían que al recibirlo iban a ser espiados por el Gobierno, ser castigados por Dios o enfermar gravemente, pero nada de eso sucedió.

Así lo relató a La Nación el encargado de Salud Ocupacional de Matra, Diego Chaverri, quien celebró que gracias al acompañamiento y asesoría de profesionales médicos lograron explicarle a sus 400 trabajadores los grandes beneficios del medicamento y ahora celebran que el 100% de su planilla tenga al menos la primera dosis.

Por el momento, solo un 65% cuenta con el esquema completo, pero la compañía ya se puso manos a la obra para coordinar con la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) la posibilidad de inocular al resto de trabajadores lo más pronto posible, con una campaña extraordinaria en sus instalaciones.

Chaverri contó que al inicio realizaron un sondeo para verificar cuántos empleados se habían vacunado y conocer las razones de los que aún no lo habían hecho. A estos últimos se les consultó cuáles eran sus inquietudes y con base en sus manifestaciones prepararon materiales y reuniones en tiempo laboral para abordar cada caso.

“Uno decía que por ahí salió un video en Estados Unidos que decía que el virus fue creado por humanos y que la vacuna lo que pretendía era controlar ciertas cosas. Otro trabajador decía que era por un tema religioso, de que el virus lo había mandado el Señor y que era para todo el mundo, entonces que la vacuna no lo iba a librar de nada. Los demás era más que todo por desinformación sobre los supuestos efectos de la vacuna.

“Primero hicimos una sesión virtual con el doctor Isaac Grajales, del área covid-19 del hospital San Vicente de Paúl, en Heredia. Estuvimos como una hora y media atendiendo dudas, uno a uno, siempre con datos de respaldo para aclarar todo con un enfoque científico. Luego solo quedaron cinco trabajadores con duda e hicimos otra sesión con el médico intensivista Miguel Srur, que logró convencerlos”, detalló.

Desde que comenzó el año, la empresa brindó un día libre con pago para que los trabajadores se fueran a vacunar y permitió que los que tuvieran algún efecto secundario tomaran los días que fueran necesarios (con goce de salario) hasta que se sintieran mejor. Incluso puso carros de la compañía a disposición para llevar a los vacunatorios a los empleados que lo requirieran, sin importar la zona del país en la que estaban.

Con las personas que se oponían a las dosis, tardaron hasta dos meses en convencerlos, pero nunca se rindieron. Chaverri se unió al médico de la empresa para informar a los indecisos, pero cuando vieron que necesitaban refuerzos, trajeron a Grajales y Srur para que relataran las difíciles experiencias que habían vivido con pacientes de covid-19 que no se vacunaron y la importancia de la inoculación. La estrategia fue un éxito.

“Siempre se le explicó al personal que el vacunarse no solo era un tema de la empresa, sino de la salud de ellos, que para nosotros siempre ha sido prioridad. Y también (era un tema de) la continuidad del negocio, porque a nosotros no nos sirve que alguien se nos incapacite por covid-19 y que afecte a nuestros clientes, que muchos son hospitales, de hecho”, explicó el encargado de Salud Ocupacional, quien subrayó que ya están en los preparativos para incluir dentro de su normativa interna la obligatoriedad de la vacuna contra el virus.

Recientemente Matra también logró certificarse como Comercio Seguro, mediante auditorías de la Municipalidad de Alajuela y la Cámara de Comercio. Además, fue catalogada como “Centro de Trabajo Prevenido ante la Covid-19″, al obtener una calificación de 100 en revisiones del Ministerio de Trabajo y el Consejo de Salud Ocupacional. Por lo tanto, recomendó a otras compañías a esforzarse para mejorar sus ambientes laborales al tratar de convencer a esos empleados que aún no quieren vacunarse.

Esta firma tiene sus oficinas centrales en Coyol de Alajuela y 15 sucursales. Tiene más de 60 años de comercializar equipos para construcción, agricultura, transporte de mercancías y personas e industria.

José Andrés  Céspedes

José Andrés Céspedes

Periodista en la sección Sociedad y Servicios de La Nación. Escribe sobre vivienda y trabajo.