El País

Siete parejas homosexuales piden aprobar unión de hecho

Los procesos están en suspenso mientras se resuelve una acción en Sala IV

Al menos siete parejas del mismo sexo se encuentran a la espera de que un juzgado de familia reconozca su unión de hecho.

Se trata de solicitudes planteadas ante los juzgados de Heredia, San José y Desamparados, de acuerdo con datos entregados por el Poder Judicial a petición de este medio.

La institución desconoce si existen más peticiones pendientes. Tampoco las organizaciones que abogan por los derechos de las personas sexualmente diversas saben cuántas más realizaron el trámite.

La posibilidad del reconocimiento de unión de hecho para parejas homosexuales surgió con la reforma a Ley General de la Persona Joven, aprobada el 1.° de julio del 2013.

La normativa incluyó, en el inciso 4 de esa normativa, un texto que reconoce las uniones de hecho “sin discriminación contraria a la dignidad humana”.

Al parecer, la mayoría de los 45 legisladores que votaron la ley no se percataron del portillo que abrieron.

Con esa legislación, una primera pareja de hombres solicitó el reconocimiento de sus derechos patrimoniales a partir de su unión “pública, notoria, única y estable” por más de tres años.

El otro requisito es que ambos tuvieran condición para el matrimonio; esto implica que sean solteros.

Dos años después, en junio del 2015, Cristian Zamora y Gerald Castro lograron que el Juzgado de Goicoechea reconociera su convivencia.

La decisión, que solo beneficiaba a esta pareja específica, motivó, sin embargo, la presentación de una acción de inconstitucionalidad.

Entre otros aspectos, la gestión ante la Sala Constitucional, presentada en el 2014, cuestiona si la ley que permitió el reconocimiento a aquella unión de hecho sería discriminatoria, pues solo alcanza a personas con edad igual o menor a 35 años. Esta población es considerada joven de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Este asunto en manos de los magistrados es el que tiene en suspenso los siete procesos, que son los conocidos.

“Estoy segura de que mucha gente no lo está pidiendo porque no se atreve, o porque no sabe que tiene acceso al derecho. Poder exigirlo pasa por tener el conocimiento de cuáles son las vías para hacerlo”, comentó Larissa Arroyo, abogada especialista en derechos humanos y activista de la población sexualmente diversa.

En julio del 2015 también se realizó el primer matrimonio gay en el país, el cual fue posible, al parecer, por un error registral.

Por este caso, hay una investigación en el Ministerio Público, al tiempo que las mujeres que contrajeron matrimonio también acudieron a la Sala IV .

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.