Juan Fernando Lara. 3 julio, 2018
Vista de algunos de los taxistas apostados frente a Casa Presidencial en Zapote poco antes del mediodía.
Vista de algunos de los taxistas apostados frente a Casa Presidencial en Zapote poco antes del mediodía.

El Gobierno acordó reunirse con una delegación de los taxistas que provocaron bloqueos y tortuguismo este martes, en protesta contra el servicio de transporte ilegal Uber, que el Ejecutivo se propone regular.

El ministro Rodolfo Méndez, interlocutor designado por el presidente de la República, recibirá a los representantes esta noche en las instalaciones del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), según confirmó en un comunicado.

Sin embargo, las autoridades advirtieron que no permitirán bloqueos en hora pico, por lo que los oficiales de Fuerza Pública estarán disponibles para intervenir si la situación lo amerita, advirtió el ministro de Seguridad, Michael Soto.

(Video) Michael Soto advierte a taxistas que no tolerará bloqueos en San José

“No podemos permitir que se afecte la libre circulación de los costarricenses, debemos garantizar su seguridad, que puedan llegar a la casa, que puedan trasladarse sin tener que buscar rutas alternas porque las principales vías están bloqueadas", señaló Soto en un documento escrito.

De paso, Soto informó que, en la rotonda de la Bandera, en Montes de Oca, los efectivos atendieron un incidente, al parecer relacionado con las protestas de los transportistas. En ese sitio detuvieron a dos sujetos que agredieron a una mujer al arrebatarle un teléfono celular y destruirlo.

Este mediodía, el Gobierno anunció la apertura de varias mesas de diálogo, en las que los taxistas están invitados, para discutir la regularización de Uber; no obstante, este gremio rechaza la permanencia de un servicio paralelo.

La oferta de regulación la hizo el viceministro a. i. de Presidencia, Juan Alfaro, al término del Consejo de Gobierno, justo cuando cientos de transportistas rojos provocaban congestionamientos en diferentes vías de acceso a San José y bloqueaban la calle frente a Casa Presidencial.

A media tarde de este martes, Rubén Vargas, uno de los dirigentes de los transportistas, confirmó que él y otros dirigentes del sector aceptaron reunirse con el Gobierno.

Fuera del anuncio sobre Uber, Alfaro, quien también es viceministro de Trabajo y Seguridad Social, se ofreció previamente a atender a los taxistas en una cita en la que participaría Eduardo Brenes, viceministro de Transporte. Los taxistas no aceptaron esto pues su intención era verse con el presidente Carlos Alvarado.

"Hemos estado anuentes a recibir a los líderes de los taxistas hoy, pero estos han declinado y la idea era comunicarles la decisión del Ministerio de Obras Públicas y Transportes de continuar con estas mesas mixtas de trabajo, para invitarlos a unirse a resolver diversas problemáticas del transporte público de pasajeros", había dicho al mediodía el viceministro en conferencia de prensa.

Al respecto de Uber, específicamente, Alfaro recordó que el presidente Alvarado había confirmado en campaña electoral que esa plataforma colaborativa debía ser regulada y, para ello, apostaba por una legislación consensuada.

(Video) Juan Alfaro, dijo estar anuentes a recibir a los líderes de los taxistas

Según el funcionario, el mejor lugar para esa discusión serían las mesas de diálogo mixto y en comunión con todos los sectores, las cuales se establecerían en próximos días.

El viceministro aseguró que ya se han celebrado dos reuniones para discutir el tema, pero ahora sería un proceso más formal.

"Para afrontar este tipo de problemática con las plataformas digitales y globales y otros fenómenos (como Uber), debemos hallar soluciones alternativas distintas y reconvertirnos porque hay muchísimas ocupaciones que, por la globalización y la evolución del mundo de trabajo, van variando. Qué mejor lugar que mesas mixtas de trabajo para hallar esas soluciones", afirmó.

Martha Castro, gerente de Comunicaciones para la región Andina, Centroamérica y el Caribe de Uber, indicó en un correo electrónico que la organización está abierta al diálogo con el Gobierno, "en pro de una regulación que permita la coexistencia de diferentes esquemas de movilidad en el país y que beneficie a los usuarios y a las personas que han encontrado en Uber una opción de ingresos".

Afectación vial

El anuncio oficial ocurre horas después de que los taxistas realizaran tortuguismo en las calles, en protesta por lo que consideran "inacción" del Gobierno contra el servicio de transporte privado Uber.

Estos seguían apostados al final de la tarde en varios puntos de la capital, lo cual activó la advertencia de Seguridad.

La medida causó a inicios del día enormes congestionamientos en las principales vías de acceso a San José, principalmente en Circunvalación, en la autopista Florencio del Castillo (desde el cruce de la Lima) y entre La Uruca y barrio México.

ZAFARRANCHO EN LA ROTONDA DE LA BANDERA

#VIDEO Rotonda de La Bandera , esta tarde se armo un zafarrancho entre manifestantes y Fuerza Publica.

Posted by Accidentes de CostaRica on Tuesday, July 3, 2018

Además, a las 11 a. m. decenas de taxistas afiliados a varias cooperativas y a la llamada Coalición Nacional de Transporte Público (Conatrap) bloquearon la principal vía de acceso a Casa Presidencial, en Zapote.

Esto último afectó principalmente a quienes intentaron movilizarse al este de la capital.

"Queremos solicitarle a Casa Presidencial el cierre de la empresa pirata Uber. Ellos son una empresa de 26.000 empleados robándonos ayer, hoy y mañana el trabajo. Venimos a exigir que se cumpla la legalidad que este país tiene. Esta empresa transnacional se aprovecha de la parte más oscura de las leyes del país y, los políticos, si te vi no me acuerdo", afirmó esta mañana Vargas.

Vargas amenazó a la administración de Carlos Alvarado de que la medida de protesta hoy permanecerá de forma indefinida si no hay respuesta del Ejecutivo.

"Si no sale humo blanco hoy, de aquí no nos movemos y que mandamos la orden a los compañeros en las bases de operación de que tienen que pararse en todo el país. Si eso es lo que quiere el Gobierno, pues eso vamos a tener", lanzó Vargas.

Las declaraciones de este transportista difieren de lo manifestado por voceros de Conatrap este lunes, cuando difundieron un comunicado en el que aseguraban que no pretendían paralizar el país, pues anunciaban una marcha pacífica y sin bloqueos.

"Lo invitamos a salir un rato de su oficina, cualquier día y de sorpresa, e ir a hablar al parque central con los taxistas, para que a viva voz le puedan expresar lo que vivimos día a día. Lo mal que estamos. Situación que atravesamos de forma innecesaria e injusta", advirtieron los transportistas en una carta enviada la semana anterior al presidente Carlos Alvarado.

El documento también se remitió al ministro de Seguridad, Michael Soto, al ministro de Transportes, Rodolfo Méndez y al director de la Policía de Tránsito, Germán Marín.

Sobre la amenaza de los taxistas de extender la medida de presión, incluidos bloqueos de calles, Eduardo Brenes, viceministro de Transporte respondió lo siguiente:

"Lo que podemos decir es que el diálogo permanece abierto y tenemos toda la voluntad para conversar con ellos. Don Rodolfo Méndez sigue anuente a recibirlos. Esa es nuestra respuesta", expresó Brenes.

(Video) Taxistas llegan a Casa Presidencial

Por su parte, Juan Alfaro reiteró que el presidente designó al ministro de Obras Públicas y Transporte, Rodolfo Méndez, como el interlocutor oficial de más alto nivel, pero los transportistas declinaron reunirse.

La Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (UCCAEP) lamentó las acciones desplegadas por los taxistas este martes, por la afectación a los trabajadores y los servicios en general.

"Desdichadamente este tipo de eventos se han vuelto más comunes de los que uno deseara y en parte hemos aprendido a manejar el tránsito en la medida de las posibilidades. Respetamos el derecho a manifestarse, siempre y cuando no afecte a las mayorías y, en este caso, lamentamos los inconvenientes que estamos teniendo en algunas zonas", expresó Gonzalo Delgado, presidente de la Uccaep.

Delgado recordó que, según un informe Estado de La Nación, sólo el tema de congestionamiento vial representa pérdidas por $590 millones anuales.

"Ese monto corresponde a 2% del producto interno bruto (PIB) y, en un país en la situación fiscal que enfrentamos, no podemos estar perdiendo tiempo y recursos valiosos", concluyó.