Patricia Recio. 28 abril
Los usuarios del tren podrán pagar con tarjeta a partir del mes de febrero del 2021. Estos pasajeros esperaban la locomotora en la estación al Atlántico, en San José. Foto: Mayela López
Los usuarios del tren podrán pagar con tarjeta a partir del mes de febrero del 2021. Estos pasajeros esperaban la locomotora en la estación al Atlántico, en San José. Foto: Mayela López

Los pasajeros del tren metropolitano podrían utilizar, a partir de febrero del 2021, el pago electrónico para comprar sus tiquetes de viaje.

Según un cronograma divulgado este martes por el Gobierno, en ese servicio se aplicará un plan piloto para establecer el cobro automatizado en el transporte público.

En una primera etapa, los usuarios del ferrocarril tendrán a disposición 20 cobradores electrónicos que aceptarán tarjetas de crédito, débito y prepago.

Para julio del 2021, el servicio estará disponible en todos los vagones del tren y, en setiembre, se empezará a aplicar de manera progresiva en autobuses de rutas urbanas en San José y sus alrededores.

La meta es cubrir primero las rutas de bus de la Gran Área Metropolitana (GAM), para luego extenderse a las del resto del país.

“El objetivo es lanzar la primera versión del sistema de pago electrónico para el transporte público en el primer trimestre de 2021, y lo haremos en el servicio del tren, justamente en las nuevas unidades que llegarán a finales de este año”, comentó Elizabeth Briceño, presidenta ejecutiva del Instituto Costarricense de Ferrocarriles (Incofer).

El sistema de pago electrónico será implementado por el Banco Central, el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), el Incofer y la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep).

Según la información dada a conocer por el Gobierno el sistema utiliza tecnologías de última generación, lo cual permitiría que sea multimodal, interoperable, eficiente y seguro.

El Banco Central será el encargado de la construcción y operación de la plataforma central de recaudo, como un servicio integrado a la plataforma del Sistema Nacional de Pagos Electrónicos (SINPE).

De acuerdo con esa entidad, en el transporte público se realiza una tercera parte de las transacciones de pago en el país: más de 550 millones de operaciones al año.

Por su parte, el ministro de Obras Públicas y Transportes, Rodolfo Méndez Mata, afirmó que esta es una acción más en la agenda de modernización del transporte público.

“Mediante el trabajo articulado hemos avanzado en el diseño integral de lo que será el sistema nacional de pagos especializado, una gran acción para modernizar este servicio público”, agregó.

FUENTE: MOPT    || DISEÑO / LA NACIÓN.

Desarrollo del sistema

El proceso de desarrollo requiere de la implementación de un sistema central de recaudo que será el que reciba la información de las transacciones de pago efectuadas en los servicios de transporte.

También realizará el cálculo de tarifas, procesará los pagos y distribuirá los ingresos.

El proyecto contempla la preparación para recibir medios de pago electrónico abiertos como tarjetas de débito, crédito y prepago, emitidas por entidades financieras nacionales o internacionales.

Además, incluye la instalación de equipo en las unidades de transporte, habilitado para validar el medio de pago y capturar la información correspondiente a la transacción.

Los medios de pago que se utilizarán serán de dos tipos: aquellos que satisfacen las especificaciones EMV (Europay-Mastercard- Visa) y cuenten con tecnología de pago por proximidad (contactless), así como teléfonos móviles con una aplicación que genera códigos QR.

Además, se continuará aceptando el pago en efectivo.

En agosto del 2018, la primera dama Claudia Dobles había indicado que el pago electrónico llegaría este 2020 al transporte público.

Sin embargo, el camino para implementar esta modalidad de cobro inició hace más de una década.

Desde el 2007, se comenzó a hablar de la posibilidad de pagar con tarjetas como parte del plan de modernización del transporte público.

En el 2014, la mandataria Laura Chinchilla presentó otro proyecto para implementar el pago electrónico en tres fases, las cuales daban inicio en el área metropolitana con las rutas intersectoriales.

Luego, en el 2016, el entonces viceministro de Transportes, Sebastián Urbina, anunció la firma de un acuerdo con el Banco Central para implementar el cobro electrónico con tarjetas.

El plan, afirmó Urbina en aquella época, se echaría a andar en el segundo semestre de ese año.