Juan Fernando Lara. 19 junio
Irene Cañas, jerarca del ICE, presentó este miércoles la nueva hoja de ruta de la entidad para próximos años. La actividad la hizo en el Teatro Nacional solo para mandos medios y altos de la institución. Imagen cortesía de Irene Cañas
Irene Cañas, jerarca del ICE, presentó este miércoles la nueva hoja de ruta de la entidad para próximos años. La actividad la hizo en el Teatro Nacional solo para mandos medios y altos de la institución. Imagen cortesía de Irene Cañas

El Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) anunció este miércoles la llamada Estrategia 4.0, que constituye su hoja de ruta empresarial para los próximos tres años, durante los cuales los desafíos principales son una institución más versátil para hacer negocios y más dispuesto al cambio para sanear sus finanzas.

La estrategia apunta a un ICE que sea facilitador de otros emprendimientos, incluidos aquellos ligados a economía colaborativa en sus distintas manifestaciones y que busque alianzas con cámaras privadas y empresas públicas y privadas.

Como parte de ese plan, el ICE se propone nombrar en menos de dos meses un nuevo gerente general, en sustitución de Jaime Palermo; gerente corporativo de Telecomunicaciones, quien hoy ocupa la Gerencia General en forma interina.

Además, el ICE proyecta garantizar la sostenibilidad financiera del Grupo ICE alcanzado un margen de beneficios de al menos 30,9% antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización en el 2023.

Esto quiere decir que espera alcanzar una ganancia operativa de 12,3% al 2023.

En el 2018, el Grupo ICE cerró en “números rojos” con pérdidas proyectadas para ese año por¢314.000 millones, según datos suministrados por Javier Orozco, gerente corporativo de Finanzas. De ese monto, únicamente por variaciones en el tipo de cambio del dólar respecto al colón, están contemplados ¢144.000 millones; 46% del total.

El nuevo norte empresarial lo presentó Irene Cañas, jerarca del Instituto, en el Teatro Nacional, en una presentación a puerta cerrada dirigida únicamente a mandos medios y altos de la entidad.

El acto se transmitió por videoconferencia a 25 oficinas y dependencias del ICE en todo el territorio nacional.

“En este momento, me atrevo a decir que ningún líder hace una estrategia escrita en piedra porque son dinámicas y en constante revisión, por primera vez se ponen indicadores en la parte financiera y vamos a estar encima de cumplirlos”, advirtió Cañas.

La presentación por primera vez de esta estrategia se hizo sin presencia de los ministros Carlos Manuel Rodríguez, de Ambiente y Energía; ni Luis Adrián Salazar, de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones; ambos rectores de las actividades del ICE.

“Somos respetuosos de la independencia del ICE y las decisiones que allí se tomen para su mejoría pero es cierto que no sabíamos de la presentación de esta estrategia. Hace una semana, doña Irene hizo una presentación general de esa hoja de ruta y el Consejo de Gobierno hizo una serie de sugerencias que desconocemos si se recogieron en este documento anunciado hoy”, comentó Salazar.

Quitarse estigmas

“Hay que trabajar para ser flexibles y quitarnos el estigma de ser lerdos y caros. Ser un ICE flexible, ágil, innovador y a precio razonable”, fue la primera idea que Cañas transmitió al personal.

La nueva estrategia, dijo, apunta a una evolución de los negocios del ICE y a la experiencia que reciben sus clientes, además de mayor eficiencia operativa.

Específicamente, reducir tiempos de instalación de soluciones y atención de averías en los diferentes segmentos del Grupo ICE. Además, pretenden mejorar la experiencia de servicio a clientes para retenerlos y ofrecerles mejores servicios para asegurar la generación de ingresos.

“Es momento de quitarse el miedo a innovar, pero sin perder el objetivo de que estamos para ser la solución y mejorar la calidad de vida de la personas”, añadió.

Consultada por este medio cómo gestionará las costos fijos y si ello implica despidos de personal, Cañas descartó de plano.

“No hay despidos previstos. La idea es permitir una salida natural de personal en la forma de jubilaciones o renuncias porque tenemos datos que nos indican que hay un proceso natural de salida de personal”, señaló.

La jerarca recordó que hay una directriz de no sustituir a personal que se jubile y que, supuestamente, hay una previsión de que las salidas naturales de personal por jubilaciones contribuirán a sanear las finanzas sin despedir personal.

El Grupo ICE inició el período 2019 sin una estrategia que definiera la dirección de la institución, en relación con el mercado global y cómo creará valor en el presente período, como lo señaló la Auditoría Interna en un informe emitido en febrero pasado. Según ese análisis, la última actualización de la estrategia corporativa se realizó en 2014, aplicable para un periodo de cuatro años.

El conglomerado público lo integran el ICE, la Compañía Nacional de Fuerza y Luz (CNFL), Cablevisión de Costa Rica S.A., Radiográfica Costarricense S.A. (Racsa) y Gestión Cobro Grupo ICE S.A.

Según Mauricio Barrantes Quesada, director de estrategia, temas como la inteligencia artificial, robótica y ciberseguridad empezarán a cobrar mucho más interés en la agenda de actividades del ICE.

Estas materias, dijo en la presentación, guardan directa relación con la llamada Cuarta Revolución Industrial o Revolución 4.0, uno de los tópicos de discusión internacional más escuchado en los últimos tres años desde espacios como el Foro Económico Mundial y otras entidades públicas y privadas.

La Cuarta Revolución Industrial o Revolución 4.0 se vincula a un cambio significativo con respecto a la forma en que se producen bienes y servicios gracias a la digitalización de procesos.

Dicha transición prevista para los próximos augura una fuerte apuesta al uso de automatización, inteligencia artificial y robótica como grandes soluciones y desafíos para la economía global.