Servicios

Coprocom se opone a bloquear aplicaciones de Uber, In Driver y DiDi

Comisión para Promover la Competencia descalifica pedido de CTP contra plataformas de transporte; resalta ventaja de esos servicios

La Comisión para Promover la Competencia (Coprocom) se opuso este miércoles al pedido del Consejo de Transporte Público (CTP) de bloquear aplicaciones móviles de plataformas como In Driver, DiDi y Uber, dedicadas al transporte de personas.

La semana anterior, el CTP aprobó solicitar a la Procuraduría General de la República (PGR) que, en su calidad de abogado del Estado, demande a esas empresas sin regulación formal en el país.

Además, anunció que pediría a la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos que gestione ante la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel) el bloqueo inmediato de las tres aplicaciones móviles.

Para Coprocom, la petición no se sujeta al criterio de la Autoridad de Competencia Nacional dado el papel protagónico que han adquirido las tecnologías en el desarrollo económico, indicó en un comunicado.

En su criterio, desde la llegada de Uber, en el 2015, problemas de asimetrías de información y asignación eficiente de recursos para transporte de personas se han solventado, en gran parte, por el uso de sistemas de reputación en tiempo real (opiniones de los usuarios), que premian el servicio y el uso de sistemas de localización geográfica para dar mejor atención.

Además, mencionó que el uso de algoritmos en estas plataformas ayudan a modular las tarifas, siguiendo los patrones de la oferta y la demanda.

La propia Autoridad de Competencia Nacional así lo planteó en su estudio Regulación y Competencia en el Transporte Remunerado de Pasajeros Modalidad Taxi y Similares.

Asimismo, dijo, el marco jurídico costarricense debe atender y responder a principios y postulados de libre competencia y concurrencia en el mercado “y no a formas de intervención gubernamental que restrinjan o limiten la competencia, de cara a la eficiencia y pertinencia que traen consigo nuevas tecnologías y modelos de negocio”.

Conocer la solicitud del CTP, donde requiere el bloqueo de plataformas tecnológicas, resulta desafortunado e improcedente. El transporte de personas constituye una necesidad colectiva y un factor determinante para el crecimiento y desarrollo económico del país” afirmó Guillermo Rojas Guzmán, presidente de la Coprocom.

Rojas agregó que estos sistemas de transporte “eficientes” mejoran la calidad de vida de los habitantes al permitir la movilidad entre diversos puntos en condiciones óptimas de precio, tiempo, conveniencia, comodidad y seguridad.

Desde la óptica de la promoción de la competencia, esa Comisión considera taxistas formales y plataformas tecnológicas pueden convivir.

“Esto se traduce en una mayor variedad de opciones de transporte para los usuarios con un abanico de precios y mayor calidad en la prestación del servicio en cuanto a: búsqueda, tiempos de espera, información sobre el traslado, comodidad y confiabilidad, entre otros”, refiere en su comunicado.

Este martes, el presidente de la República, Carlos Alvarado, dijo no estar de acuerdo con “el proceder” del CTP, pues el interés del Gobierno es que se apruebe un proyecto de regulación.

Defensa de empleo

Por su parte, Uber y DiDi rechazaron la decisión del Consejo al considerar que atenta contra miles de empleos.

“Rechazamos en todos sus extremos la solicitud del CTP y lamentamos que ponga en riesgo el sustento de miles de familias que hoy generan ingresos adicionales gracias a estas plataformas tecnológicas”, manifestó Uber en un comunicado.

Según dijo, tiene 28.000 colaboradores en Costa Rica.

DiDi, por su parte, calificó el pedido como “absolutamente improcedente”, al considerar que carece de fundamento, pero también porque “desconoce la realidad de miles de individuos y familias, así como las posibilidades que abre el avance tecnológico para la reactivación de la economía”.

Hasta el martes, la Procuraduría General de la República no había recibido formalmente la petición del CTP.

Juan Fernando Lara S.

Redactor en la sección Sociedad y Servicios. Periodista graduado en la Universidad de Costa Rica. Ganó el premio Redactor del año de La Nación (2012). Escribe sobre servicios públicos, infraestructura, energía y telecomunicaciones.