Servicios

CCSS aplicó más de mil vacunas contra la influenza en los primeros días de la jornada

Mayores de 58 años son quienes mejor responden a la aplicación de la dosis

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) aplicó 118.578 dosis de la vacuna contra la influenza estacional durante los primeros cuatro días de esta jornada; según datos institucionales con corte al lunes 27 de junio de 2022, de ellas, 57.950 fue a personas mayores de 58 años.

Además, se colocaron 14.415 dosis a niños entre seis meses y menos de siete años y 46 213 vacunas a personas con condiciones que podrían suponer un riesgo en caso de enfermar de influenza. Esta es una enfermedad altamente infecciosa que se presenta en forma estacional y que provoca elevadas tasas de ataque, se suma el alto incremento en las consultas ambulatorias en los servicios de salud y hospitalizaciones. Así mismo, tiene la capacidad de ocasionar muertes y aumentos en el número de incapacidades y disrupción de la jornada laboral, debido a las consecuencias que esta representa.

La doctora Diana Paniagua Hidalgo, declaró que “es importante recordar a la población que forma parte de los grupos definidos para recibir esta vacuna, que la jornada contra la influenza se extenderá a lo largo de seis semanas o hasta que se agoten las existencias de dosis, por lo que es fundamental que asistan, a la brevedad posible, a los vacunatorios a recibir su protección”.

Precisamente, para este año la Comisión Nacional de Vacunación y Epidemiología (CNVE) estableció que se aplicará la vacuna a niños de seis meses a menos de siete años, adultos de 58 años y más, embarazadas y población de siete a 57 años con presencia de alguna enfermedad crónica: diabetes, enfermedades del corazón, obesidad grado I, II, III o mórbida, enfermos respiratorios crónicos (asma- enfermedad pulmonar obstructiva crónica-bronquitis crónica o tuberculosis) y personas con síndrome de Down.

Asimismo, a pacientes con enfermedades de riñón, parálisis cerebral infantil (PCI), desnutrición severa y moderada, cáncer e inmunodeficiencias primarias, secundarias o adquiridas. Estas personas pueden aproximarse a cualquiera de los puestos de vacunación en las áreas de salud de la CCSS, sin distingo de su lugar de residencia, siempre y cuando haya disponibilidad de dosis.

En este primer corte, las regiones metropolitanas registraron los mayores números de dosis aplicadas: la región Central Sur (sector metropolitano de San José y Cartago) registró 49 629 y la Central Norte (sector metropolitano de Alajuela y Heredia) 20.132 dosis. En el caso de las demás regiones, la Brunca aplicó 12.049 dosis, Huetar Atlántica 11 372, Chorotega 11.023, Huetar Norte 8.197 y Pacífico Central 6.176.

La doctora Paniagua agregó que esta es una vacunación especial, ya que busca proteger un sector importante para garantizar no solo la protección individual de las personas, sino para generar un efecto colectivo o de rebaño. Para este año la CCSS compró 1.500.000 dosis cuya composición protege contra cuatro cepas de influenza estacional (dos de influenza tipo A y dos de influenza tipo B) correspondientes al hemisferio sur.

Cabe destacar que, a la hora de recibir la vacuna, las personas deberán aportar elementos que permitan demostrar su pertenencia a uno de los grupos beneficiarios de esta jornada.

  • En el caso de los niños entre seis meses y menos de siete años, deberán presentar identificación, el Carné de Desarrollo Integral del Niño y la Niña (Libro Azul) o el carné de vacunas.
  • La población de 58 años y más, solo tendrá que mostrar su identificación para acceder a la vacuna.
  • La población de siete años a menos de 58 con factores que podrían suponer un riesgo para su salud (establecidos por la CNVE) deberán aportar su identificación y alguna evidencia que muestre que es portador de esa enfermedad (original o copia de epicrisis, referencias, dictámenes médicos, recetas, carnés de medicamentos, etiquetas de medicamentos, carné de citas especialidades, entre otros).
  • Mientras que la población de siete años a menos de 58 con obesidad grado II, III, mórbida, o PCI, necesitan mostrar su identificación y la verificación se realizará clínicamente.

Igualmente, los trabajadores del sector salud, del Servicio Nacional de Salud Animal, el Servicio 9-1-1 y de Migración y Extranjería también van a recibir su vacuna. Estos funcionarios podrán acceder al beneficio con solo mostrar su identificación y su carné, gafete o documento que indique que trabaja para esa institución al momento de recibir la vacuna. De igual manera, se protegerá a estudiantes de ciencias de la salud y técnicos afines, que están realizando campos clínicos dentro de los establecimientos de salud de la CCSS.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.