Juan Fernando Lara Salas. 4 abril, 2020
Estudiantes de escuela en Upala beneficiados por los programas de conectividad de Fonatel. La Sutel y el Gobierno están ya valorando usar dinero de ese fondo para ayudar a familias y pequeñas empresas afectadas por impacto de coronavirus en economía. / Fotografía: Archivo.
Estudiantes de escuela en Upala beneficiados por los programas de conectividad de Fonatel. La Sutel y el Gobierno están ya valorando usar dinero de ese fondo para ayudar a familias y pequeñas empresas afectadas por impacto de coronavirus en economía. / Fotografía: Archivo.

La Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel) propuso al Ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones (Micitt), usar las millonarias arcas del Fondo Nacional de Telecomunicaciones (Fonatel) para beneficiar a empresas y trabajadores que han visto reducidos sus ingresos por el impacto económico del coronavirus.

Específicamente, la idea sería subvencionar el servicio de Internet por un plazo mínimo de tres meses a las micro y pequeñas empresas inscritas ante el Ministerio de Economía Industria y Comercio.

En igual sentido, se propuso considerar el Registro de Pequeños y Medianos Productores Agropecuarios (Pympa) del Ministerio de Agricultura y Ganadería.

Además, Sutel planteó al Micitt ampliar a 60.000 familias el beneficio del Programa Hogares Conectados financiados con recursos de Fonatel.

Según Sutel, ese programa ya contempla 130.000 familias de escasos recursos (unas 464.000 personas) la mayoría de las cuales carecía de computadora y servicio de Internet antes del programa.

“Con ello podríamos tener más personas en la casa con computadora y conexión a Internet para enfrentar de mejor manera esta crisis, y a la vez, se apoya a los hogares de menores ingresos y se reduce la brecha digital”, planteó la Sutel, en la propuesta presentada al Micitt.

La propia Cámara de Infocomunicación y Tecnología (Infocom) propuso abrir una mesa de trabajo entre Micitt, Sutel e Infocom donde se considere además la creación de un programa extraordinario en Fonatel que subvencione temporalmente el pago de servicios de telecomunicaciones, tanto fijos como móviles, a trabajadores en desempleo o con afectación en su ingreso por reducción de jornadas.

La propuesta llega en momentos cuando Fonatel tenía un acumulado de ¢204.000 millones al 31 de diciembre anterior conforme sus últimos estados financieros.

Conforme esos estados financieros, Sutel percibe anualmente alrededor de ¢22.456 millones por ingresos recaudados de cánones de regulación y espectro, y la contribución especial parafiscal a Fonatel

Según infocom, parte de ese dinero garantizaría la conectividad de los costarricenses y al mismo tiempo, daría alivio en su flujo de caja disponible para que puedan dedicarlo a otras necesidades.

En ese mismo sentido, Infocom propuso acelerar la implementación de un programa para subvencionar, parcialmente, la conectividad de empresas que hayan visto afectada su producción como plantea Sutel.

En un carta dirigida a Luis Adrián Salazar, jerarca del Micitt, y Édwin Estrada, viceministro de Telecomunicaciones, la Cámara les solicita buscar mecanismos extraordinarios para flexibilizar el Plan Nacional de Telecomunicaciones (PNDT) para ampliar e incluir nuevos proyectos para programas de emergencia temporales.

Ambos beneficios, planteó Infocom en la carta, se aplicarían en coordinación con los datos del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, el Instituto Mixto de Ayuda Social y el Ministerio de Economía, Industria y Comercio.

“Justo en estos días estamos trabajando con Infocom y Sutel, definiendo acciones por tomar por el impacto del coronavirus. Vamos a revisar la propuesta pero adelantamos que desde la emisión de política pública ya venimos analizando acciones para mejorar la situación que afrontan las familias y pymes en relación con los servicios de telecomunicaciones, hoy más esenciales que nunca”, explicó Estrada, al ser consultado.

Eduardo Castellón, vocero de la Sutel, informó este sábado de que ya el Micitt evalúa estas medidas para realizar un ajuste prioritario en las metas del PNDT e incluirlas en los proyectos a ejecutar por Sutel, de manera urgente.

Dedo en la llaga

Ante la iniciativa de la Sutel, la diputada liberacionista Yorleny León reclamó que una propuesta así solo podría interpretarse como un claro interés por parte de Sutel para repartir esos dineros entre las empresas operadoras y que de esta forma sus flujos de caja queden cubiertos aprovechándose de la coyuntura actual que supone la emergencia nacional y sus efectos en la economía.

“Sutel no tiene por qué hacer planteamientos de este tipo al Gobierno, no le corresponde y más bien, una sugerencia de este tipo, representa un conflicto de intereses desde el marco legal y regulatorio vigente, respecto a las mejores prácticas internacional, porque su rol es el de Autoridad Sectorial de Competencia y como Órgano Regulador de las Telecomunicaciones”, recordó León.

La iniciativa, agregó, puede sonar loable pero en realidad estas subvenciones no estarían dirigidas a quienes más lo necesitan y se encuentran en condición de vulnerabilidad, “quienes al fin y al cabo, son a quienes el Estado debe atender con los recursos de Fonatel y a quienes Sutel ha fallado desde que se creó el Fondo”.

Por un tema de inmediatez, León afirmó, quienes se beneficiarían con el subsidio serían quienes cuentan con infraestructura cercana y no quienes verdaderamente necesitan ayuda para tener el servicio y “así poder enfrentar el aislamiento sanitario y tecnológico”.