Salud

‘Pulmón artificial’ resucita a Karen y Marvin para arrebatárselos a la covid-19

Terapia de soporte vital extracorpórea, o ECMO, se prolongó 50 días para mujer de 32 años, y 68 días para hombre de 33. A ambos les faltan todavía unas tres semanas más de rehabilitación en el Hospital Calderón Guardia

Todos los días, cuando la mamá de Marvin Bolaños Luna llamaba al Hospital Calderón Guardia para preguntar cómo estaba su hijo, de 33 años, internado por covid-19, la respuesta era la misma: está muy delicado.

“Le decían que no había esperanza. De un pronto a otro, me levanté y aquí estoy”, recuerda este vecino de la provincia de Limón, papá de una adolescente.

Ese ‘de un pronto a otro’ tiene nombre: oxigenador por membrana extracorpórea, o ECMO, por sus siglas en inglés, y se usa en enfermos con problemas respiratorios o cardíacos graves, como los que Bolaños tenía a causa de la covid-19.

Al ECMO también se le llama pulmón artificial y por la fama que ha cosechado también se le conoce como “la máquina que resucita personas y órganos”.

Marvin Bolaños estuvo conectado a este aparato 68 días en una de las Unidades de Cuidados Intensivos del Calderón (UCI), de la torre este. Y sobrevivió para contarlo.

Bonilla es una de las dos historias de éxito en el uso de esta terapia que dio a conocer este viernes la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

La otra es la de Karen Mora Badilla, una limonense de 32 años, y mamá de cuatro niños. Ella estuvo conectada a ese aparato durante 50 días, con terapia de soporte vital extracorpórea.

Esta máquina, explicó el hospital en un comunicado de prensa, pone a circular la sangre por un pulmón artificial y la lleva de regreso al torrente circulatorio.

Este procedimiento le permite al enfermo recibir la oxigenación adecuada mientras órganos vitales, como pulmón y corazón, descansan y se curan.

Está comprobado que el SARS-CoV-2, que produce la covid-19, ocasiona severos daños a esos y otros órganos durante la llamada tormenta de citoquinas.

El Hospital Calderón Guardia informó de que ambos pacientes están estables, conscientes y orientados. Están negativos por covid-19 y pronto podrán reinsertarse a su comunidad y regresar con su familia.

Jorge Ramírez Arce, coordinador de la Unidad de Cuidados Intensivos Quirúrgicos y director del Centro Nacional de ECMO, explicó que a los pacientes les restan de dos a tres semanas de hospitalización para recibir rehabilitación, estabilizarlos en otras condiciones que presentan y que puedan regresar con sus familias.

“Con la llegada de la pandemia de covid-19, los médicos especialistas han tratado a varios pacientes y actualmente otras tres personas jóvenes más se aferran a la vida con la terapia ECMO”, confirmó el especialista.

Seis años de salvar vidas

Desde agosto del 2014 el Calderón Guardia ofrece el servicio del Centro Nacional de ECMO y tiene un equipo interdisciplinario de enfermeros, médicos perfusionistas, cirujanos cardiotorácicos, de tórax, médicos intensivistas capacitados en el extranjero.

Esta terapia, informó el hospital, se había utilizado hasta ahora en el tratamiento de unos 19 pacientes afectados con influenza AH1N1. La sobrevida documentada ronda el 80%.

Normalmente, la terapia dura entre 11 y 14 días, pero en el caso la enfermedad covid-19 los tiempos se amplían, aclaró el hospital.

El centro tiene una capacidad para atender de manera simultánea a tres pacientes. Este procedimiento se puede realizar en sala de operaciones o en UCI.

Cuando los especialistas consideran que los órganos pueden funcionar solos, el paciente es desconectado del equipo.

En Costa Rica, esta terapia solo se ofrece en el Calderón Guardia, cuyos especialistas también han compartido su conocimiento con médicos centroamericanos responsables de la atención de la pandemia.

Ángela Ávalos

Periodista de Salud. Máster en Periodismo de la Universidad Complutense de Madrid, España. Especializada en temas de salud.