Ángela Ávalos. 3 abril, 2016
Según el Hospital de Niños, unos 400 pacientes al año necesitan la presencia de sus padres durante su tratamiento y recuperación. | ARCHIVO
Según el Hospital de Niños, unos 400 pacientes al año necesitan la presencia de sus padres durante su tratamiento y recuperación. | ARCHIVO

Los padres de niños gravemente enfermos no tendrán que recurrir más a artilugios para cuidarlos, mientras se recuperan.

La Asamblea Legislativa aprobó un proyecto de ley que amplía la posibilidad de obtener una incapacidad a los padres de familia, que deban permanecer junto a sus hijos durante tratamientos prolongados.

La iniciativa avalada fue la número 19.433, impulsada por el diputado de Restauración Nacional, Fabricio Alvarado.

Se llama Ley para Garantizar el Interés Superior del Niño, Niña y Adolescente en el Cuidado de la Persona Menor de Edad Gravemente Enferma.

Según Fabricio Alvarado, la intención es financiar estas licencias con dineros del Fondo de Desarrollo Social y Asignaciones Familiares (Fodesaf).

Estos dineros son los que también se utilizan para apoyar a los parientes de personas en estado terminal. Sin embargo, según el legislador Alvarado, los fondos no se estaban usando en su totalidad.

“Nuestro proyecto beneficiará no solo a los niños en estado terminal, sino a aquellos gravemente enfermos”, dijo el diputado, quien espera que el Poder Ejecutivo firme pronto la ley para que esta entre a regir una vez que sea publicada en el diario oficial La Gaceta .

Demanda. Según cálculos del Hospital Nacional de Niños, anualmente, unos 400 padres de familia o encargados podrían recurrir a este tipo de permisos.

Hasta ahora, un asegurado directo no se podía incapacitar para cuidar a su hijo, por lo que muchos padres de familia tenían que ingeniárselas para estar con sus pequeños hasta por 30 días o más, mientras recibían tratamiento.

La presidenta ejecutiva de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), María del Rocío Sáenz Madrigal, apoya la propuesta aprobada en el Congreso.

Según explicó Sáenz, la Junta Directiva de la Caja le dio su aval cuando el proyecto de ley les fue consultado.

“Es bien conocido que esta posibilidad de estar cerca de los familiares, reduce el tiempo de recuperación de los menores.

”Los padres, además, pueden colaborar con el equipo médico en la supervisión de los tratamientos y procedimientos de estos pacientes”, manifestó María del Rocío Sáenz.