Ángela Ávalos. 23 marzo

A pesar de que la tasa de desempleo de los médicos generales ronda el 22%, el Consejo Nacional de Enseñanza Superior Universitaria Privada (Conesup) estudia una nueva solicitud para abrir la carrera de Medicina en otro centro de estudios superiores.

Mario Sanabria, director ejecutivo del Conesup, confirmó que ahí se le da trámite a una solicitud planteada por la Universidad Latinoamericana de Ciencia y Tecnología (Ulacit).

La respuesta a esa gestión que se planteó desde mayo del 2014, según la universidad, podría estar en unos diez meses, agregó Sanabria.

Como parte del proceso, la secretaría técnica del Conesup, a cargo de Mario Sanabria, elevará su informe al Consejo, que es un órgano deliberativo presidido por el ministro de Educación, Edgar Mora, y ahí es donde se toma la decisión final.

La Ulacit da carreras enfocadas en el área tecnológica. Entre sus planes está construir una Facultad de Ciencias de la Salud, con carreras como Medicina, Enfermería y Odontología. Foto: Cortesía
La Ulacit da carreras enfocadas en el área tecnológica. Entre sus planes está construir una Facultad de Ciencias de la Salud, con carreras como Medicina, Enfermería y Odontología. Foto: Cortesía

De aprobarse, Ulacit se convertiría en la octava universidad privada que da esta carrera en el país, además de la Universidad de Ciencias Médicas (Ucimed), la Universidad Latina, Universidad de Hispanoamérica, Universidad de Iberoamérica (Unibe) y la Universidad Internacional de las Américas (UIA).

También imparten Medicina la Universidad Federada San Judas Tadeo, la Universidad Autónoma de Centroamérica (UACA) y la Universidad de Costa Rica (UCR); esta última, es la única pública en esa lista.

Marianela Núñez Piedra, rectora asociada de Asuntos Académicos de la Ulacit, explicó que la decisión de abrir Medicina no es reciente.

“Es una decisión pensada y meditada desde hace bastante tiempo, pero por la tramitología propia del Conesup recibimos la admisibilidad en enero de este año”, dijo.

"Hicimos ese análisis mucho antes del 2014, considerando que tenemos una escuela de Odontología con una clínica consolidada y como estrategia institucional quisimos consolidarnos en el área de la salud. Por eso fue que presentamos no solo Medicina, sino otras carreras propias de una facultad de Ciencias de la Salud”, explicó la rectora.

Además de Medicina y Odontología, la futura facultad incluiría las carreras de Nutrición, Farmacia, Ciencias del Deporte y Enfermería, que también están en proceso de análisis ante el Conesup, informó Núñez.

En el caso de Medicina, se está solicitando la aprobación para una licenciatura, que en esa universidad sería una carrera de 12 cuatrimestres.

¿Encontrarán trabajo?

Según datos del Colegio de Médicos, alrededor de un 22% de los médicos generales no encuentran empleo.

Esta situación se ha venido agudizando con la apertura de esta carrera en otras universidades del país, sobre todo privadas.

La preocupación también va por el lado del subempleo, que tiene que ver mucho con la calidad del trabajo que puedan encontrar estos futuros profesionales.

Ese Colegio incorpora entre 700 y 800 médicos generales al año. De seguir ese ritmo, en una década la mitad de quienes egresen como tales estarán desempleados, informó Juan José Cordero, de la Comisión de Credenciales de la UCR.

Esto lo conoce el Conesup, según afirmó su director ejecutivo.

“(El asunto del desempleo) es un tema muy importante; lo estuvimos discutiendo en la última sesión del consejo. Para nosotros, es muy importante el criterio de la Oficina de Planificación de la Educación Superior (OPES), porque ellos son parte del Conare (Consejo Nacional de Rectores), y tiene un observatorio.

“Es importante que digan si el país está o no necesitando una carrera. Nosotros tenemos que hacer una valoración completa de todas estas circunstancias para emitir un juicio final”, explicó Sanabria.

El presidente del Colegio de Médicos, Luis Carlos Pastor Pacheco, considera que una universidad más impartiendo Medicina “es demasiado” para un país de poco más de cinco millones de habitantes.

“Tenemos que pensar en la realidad nacional, y en la realidad de esos muchachos y sus pobres familias que hacen grandes inversiones para que después tengan que seguir siendo mantenidos por su papá y mamá porque no consiguen trabajo".

"Hay que tener cuidado y no irnos a los extremos. No es limitar, pero que la cantidad de médicos sea acorde a las necesidades del país”, advirtió Pastor, quien también ha insistido en la necesidad de asegurar la calidad de los médicos que egresan de las universidades.

Desde ese Colegio, se impulsa una modificación a su ley orgánica para aprobar el examen de incorporación, con el fin de asegurar la calidad.

Para Marianela Núñez Piedra, de la Ulacit, el análisis del Colegio de Médicos –igual que el de los colegios de Abogados y Odontólogos en su momento–, “es sumamente irresponsable; ellos lo que están haciendo es alarmando a la población en lugar de preocuparse por dinamizar sus profesiones en el país".

Núñez asegura que la tasa de desempleo de los médicos es del 6,29%, “la mitad de la tasa de desempleo del país”.

“Nosotros trabajamos muy fuerte como universidad en todo el tema de preparación para la vida laboral. Hay un programa de vinculación empresarial", dijo la rectora asociada de Asuntos Académicos.