Por: Ángela Ávalos.   3 marzo
Esta escena de abril del 2016 es común no solo en la maternidad sino en otros servicios del Hospital Tony Facio, en Limón. Este centro de salud ya no tiene espacio para atender la demanda, un reclamo que lleva años. Foto: Albert Marín
Esta escena de abril del 2016 es común no solo en la maternidad sino en otros servicios del Hospital Tony Facio, en Limón. Este centro de salud ya no tiene espacio para atender la demanda, un reclamo que lleva años. Foto: Albert Marín

Una porción de 15 hectáreas de la finca Blanco, ubicada en Liverpool de Limón, será revaluada por la Caja con el objetivo de verificar si tiene las condiciones para construir el nuevo hospital, pese a que, en una primera visita, se detectó un posible riesgo de inundación.

La gerenta de Infraestructura y Tecnología de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), Gabriela Murillo Jenkins, confirmó que la institución recibió una solicitud de grupos limonenses para nombrar una comisión que visite de nuevo el lugar.

El terreno es una pequeña porción de una propiedad mayor (un total de 137 hectáreas), ubicada a 8 kilómetros del centro del cantón limonense (en dirección hacia San José), que la Junta de Administración Portuaria y de Desarrollo Económico de la Vertiente Atlántica (Japdeva) tiene con bosque primario, bambú, tacotales y tilapias.

Según la presidenta ejecutiva de Japdeva, Ann Mc Kinnley, la Junta hizo el ofrecimiento a la CCSS luego de recibir, el año pasado, una solicitud de grupos comunales limonenses –incluido personal de salud del actual Hospital Tony Facio y la Municipalidad– interesados en agilizar la inclusión de esta obra en el portafolio de proyectos de la Caja. Contar con una opción de terreno era fundamental.

Sin embargo, durante la primera visita de técnicos de esa institución que se hizo con carácter preliminar en noviembre, se encontró que la porción inicialmente ofrecida no es apta para esa construcción, pues no solo es atravesada transversalmente por un río, sino que también la cruzan varias servidumbres que afectarían el área útil para levantar la obra.

Aún con esto en contra, se volverán a revisar las condiciones del terreno para ver si existe alguna otra porción en toda esa propiedad donde se pueda ubicar el futuro hospital.

“Díganos, Caja, cuál es el problema y se lo resolvemos. Denos el hospital; escoja usted, Caja, el sitio, pero denos el hospital”. Néstor Mattis, alcalde de Limón.

En principio, dijo la arquitecta, las 15 hectáreas iniciales requerirían la construcción de varios puentes en algún trayecto.

"Si para ese momento no tenemos garantía de quiénes pueden asumir los puentes, la CCSS no podría asumirlos, porque además son grandes. Además, hay que hacer un análisis hidrológico porque hay quien dice que el río René es una quebradita y que casi es un yurro, pero ese análisis hay que hacerlo para ver el alcance.

"Yo sí he visto ríos en Limón que, en la llena, caminan hasta un kilómetro. Vamos a darle otro chance al terreno, vamos a volver a analizarlo", sostuvo Murillo.

De acuerdo con la gerenta, la CCSS está pensando en el hospital de los próximos 15 o 20 años. "A partir de esa incorporación del proyecto al portafolio vamos a salir a una búsqueda franca de terrenos, se va a volver a analizar el de Japdeva pero vamos a analizar también cualquier otra propuesta", aclaró Murillo.

Limonenses quieren colaborar

Han sido tantos los años soportando las estrecheces de un edificio viejo y abarrotado por el aumento de la demanda, con falta de especialistas y de equipo médico, que los limonenses están dispuestos a todo por el futuro hospital: desde buscar más opciones de lotes hasta ofrecer insumos para levantar puentes si fuera necesario.

Limonenses se tiraron a las calles para pedir un nuevo hospital. La manifestación, en la que participaron estudiantes, personal de salud y grupos comunales, se realizó el 17 de noviembre del 2017. CORTESÍA
Limonenses se tiraron a las calles para pedir un nuevo hospital. La manifestación, en la que participaron estudiantes, personal de salud y grupos comunales, se realizó el 17 de noviembre del 2017. CORTESÍA

Varias organizaciones comunales de esa provincia consultadas por La Nación, garantizan su compromiso para ayudar a la Caja a salvar cualquier obstáculo con tal de hacer realidad la construcción de un nuevo y moderno hospital para esta provincia.

La Caja incluyó la obra en su portafolio de proyectos tras un acuerdo tomado por su Junta Directiva, el pasado 8 de febrero.

Apenas se está iniciando el camino, así que todavía es prematuro conocer cuándo podría estar listo y cuál será su costo. El proyecto incluiría la construcción de una lavandería regional para todos los centros de salud que la CCSS tiene en la provincia.

Julio Humphreys Vargas, coordinador de dos de esas organizaciones –la comisión mixta municipal y el Foro Social del Caribe–, contó cómo se tuvieron que lanzar a las calles, el pasado 17 de noviembre, para exigir que se diera ese paso.

Este limonense, quien trabajó 45 años en el Hospital Tony Facio, conoce de primera mano las necesidades que se han venido acumulando en las últimas décadas, y justifica con esos argumentos la construcción de la obra.

Según dijo Ann Mc Kinnley, hace más de 40 años, cuando el actual edificio abrió sus puertas, la demanda rondaba las 100.000 personas. Hoy, esa cantidad se ha triplicado desencadenando con ello numerosos problemas que la CCSS ha intentado aliviar inyectando ¢2.500 millones en equipamiento durante los últimos cinco años (a un ritmo de ¢500 millones por año).

Humphreys , médico especialista en Terapia Respiratoria, afirmó: "Lo que pedimos es un hospital clase A (como los nacionales México, Calderón y San Juan de Dios). Entendemos que algunas especialidades no pueden darse aquí porque son del nivel central pero entendemos también que se le debe dar capacidad resolutiva".

"Aquí, por ejemplo, tenemos un nuevo tomógrafo pero necesitamos un neurólogo que ahorre los traslados hasta San José a los pacientes que requieren esa especialidad. También necesitamos un laboratorio de Hemodinamia (para quienes tienen enfermedades coronarias, primera causa de muerte y enfermedad en el país), y fortalecer el servicio de Neonatología porque ni los bebés ni sus mamás deberían ser trasladados a la capital para recibir atención", agregó.

Aunque Humphreys asegura que los grupos que representa no están casados con ningún terreno, si admitió conocer que el de Japdeva presenta problemas con un río.

"... para llegar a Limón se cruzan 15 o 20 ríos. Se está formando la comisión para que los ingenieros puedan dar su criterio. No se puede esperar más. El hospital actual, donde está, no cumple con la normativa y ya colapsó porque está en un gravísimo hacinamiento. En Cuidados Intensivos no hay servicio sanitario, no hay cuartos de aislamientos, no reúne las condiciones.

"El otro punto es que estamos a boca de jarro de un fenómeno natural que pueda barrer el hospital de ahí, en momentos en que lo primero que tiene que estar disponible ante una emergencia es un hospital", agregó Humphreys.

El alcalde de Limón, Nestor Mattis, confirmó el interés del gobierno local de apoyar a la CCSS con esta obra, con la condición de que no se pongan excusas para retrasarla.

"Que pase una quebrada no significa que haya riesgo de inundación. ¿Adónde no pasa una quebrada aquí en Limón? Se están ofreciendo 15 hectáreas en una finca de 100; ¡escoja usted! No aceptaremos ninguna excusa.

"Díganos, Caja, cuál es el problema y se lo resolvemos. Denos el hospital; escoja usted, Caja, el sitio, pero denos el hospital", manifestó el alcalde.

Este hospital fue intervenido por la CCSS en junio de 2013 tras múltiples quejas de los vecinos de la zona por los problemas de calidad en los servicios.
Este hospital fue intervenido por la CCSS en junio de 2013 tras múltiples quejas de los vecinos de la zona por los problemas de calidad en los servicios.

De acuerdo con Mattis, el interés comunal va mucho más allá del hospital.

Dijo que, además de la preocupación por resolver el déficit de infraestructura y equipamiento, se está impulsando la iniciativa de formar como médicos especialistas a un importante grupo de médicos generales limonenses (entre 100 y 150) con el fin de que se queden laborando en la zona.

"Tenemos muchos médicos generales limonenses. Es parte de un decreto que le habíamos solicitado al presidente de la República, y que está siendo liderado por el señor diputado Avelino Esquivel, del Partido Renovación Costarricense.

"Sí, estamos pidiendo un decreto para que tenga la Caja tenga el marco legal para ejercer ciertas condiciones y permitir que esos profesionales se queden laborando aquí: te doy la capacitación, te hago especialista pero te quedás aquí...", explicó el alcalde.

Hasta ahora, el faltante de especialistas en esta provincia se ha cubierto con personal que realiza su año de servicio social obligatorio como requisito para que el Colegio de Médicos les reconozca la especialidad.

Salud, clave para futuro de Limón

El desarrollo que se tiene planificado para esta provincia, con nuevo muelle para carga y descarga de contenedores y la ampliación de la ruta 32 como dos de las obras principales, justifica para Japdeva su intervención en el apoyo e impulso para la construcción del nuevo hospital.

"Japdeva no solo tiene responsabilidad del desarrollo portuario. Su rol también incluye promover el desarrollo integral de la provincia, entendiendo que esto tiene que ver con la calidad de la salud; tener una infraestructura adecuada y moderna es sumamente estratégico.

Dos meses después de esta manifestación comunal, la CCSS incluyó en su portafolio de proyectos la construcción del nuevo hospital de Limón. CORTESÍA
Dos meses después de esta manifestación comunal, la CCSS incluyó en su portafolio de proyectos la construcción del nuevo hospital de Limón. CORTESÍA

"Acompañamos a los grupos organizados en Limón porque consideramos que es sumamente urgente que se construya un nuevo hospital con capacidad para la población actual y para la futura", manifestó Mc Kinnley.

En la visión que tiene esta Junta de la provincia, se espera que Limón se convierta en el principal polo de desarrollo del país, lo cual necesariamente pasa por incluir en ese escenario el reforzamiento de toda la infraestructura de salud.

"La construcción del hospital se vuelve más que una exigencia. Yo no veo honestamente que se pueda dar marcha atrás". Ann Mc Kinnley, Japdeva

La propuesta de terreno surge de ahí.

Según Mc Kinnley, la oferta se hizo partiendo de que es importante contar con una ubicación lo más cercana a la ciudad (finca Blanco está a 8 km del centro), y resguardada de cualquier efecto climático relacionado con el mar.

"En estos momentos, de los terrenos disponibles es el que tiene mejores condiciones. La semana pasada, me estaban hablando de una opción de un privado que compró una finca y quiere hacerle una oferta a la Caja. Yo voy a ser el puente para que haya una opción 'B'", agregó.

"Lo que no puede pasar es que no logremos esto, tenemos que resolverlo. Que no sea esto lo que no le permita a la Caja construir el nuevo hospital de Limón. Por eso, Japdeva va a hacer todo lo que esté de nuestra parte para garantizar que sea así", dijo.

Tanto Mc Kinnley como Mattis y Humphreys negaron, por separado, que exista algún interés en promover la construcción del hospital en el primer lote de Japdeva.

Un mensaje que puso a circular un grupo identificado solo como 'Hospitalazo Limón', sugirió que trabajadores portuarios estaban forzando la obra en ese punto pues tienen propiedades privadas cerca que podrían incrementar su valor con esa obra.

"Honestamente, no tengo información si hay funcionarios con propiedades ahí. Pero finalmente Japdeva tiene no solo una gran cantidad de trabajadores en estos momentos, sino que a lo largo de 55 años, en cualquier distrito de los 6 cantones de la provincia, es común encontrar gente que trabajó o trabaja en Japdeva", dijo Mc Kinnley.

Por su parte, Mattis advirtió que no piensa caer en 'ese jueguito'.

"Hasta tanto no ver quién es (el que puso a circular ese mensaje) y que me pruebe ese argumento, yo hago caso omiso a ese tipo de información. Cada vez que le corresponde a Limón recibir algo salen inconvenientes como estos. Ya los limonenses estamos cansados de eso y no vamos a caer en ese jueguito", advirtió el alcalde.

Para Humphreys, "es obvio que un hospital mejora la plusvalía". Y aclaró: "Ni la comisión ni yo vamos a caer en el error de presionar por un terreno. Yo también fui coordinador de la Teletón en Limón y siempre nos hemos mantenido alejados de ese tipo de intereses".

Proyectos de infraestructura en camino
Proyectos de infraestructura en camino