Salud

Comisión Nacional de Vacunación ve difícil venta de vacuna contra covid-19 en comercios a corto plazo

Roberto Arroba, secretario técnico de ese órgano, explicó que por tratarse de productos con aprobación de emergencia, el registro es un proceso mucho más complicado; Pfizer niega tratos con oferentes privados

Clínicas y farmacias privadas están en posibilidad de comenzar los procesos para vender vacunas contra la covid-19 en Costa Rica, no obstante, la posibilidad de traer y registrar los fármacos para comerciarlos parecieran complicados.

Roberto Arroba Tijerino, Coordinador Nacional de Inmunizaciones del Ministerio de Salud y secretario técnico de la Comisión Nacional de Vacunación y Epidemiología (CNVE), confirmó a La Nación que hay proveedores de servicios de salud privados que han mostrado este interés, pero hasta el momento ninguno lo ha concretado.

El proceso que debe seguirse es más riguroso que con otros productos y el registro sanitario incluirá varias evaluaciones. Esto es así porque las vacunas cuentan con autorización de uso de emergencia y no con una aprobación definitiva.

“Un permiso para uso por emergencia quiere decir que no se pueden vender a nivel privado. (...) una cosa es una autorización de uso de emergencia y otra un registro sanitario”, subrayó el especialista.

En entrevista con La Nación, el miércoles, Arroba aseveró que sería muy difícil que en el corto plazo puedan venderse vacunas en establecimientos privados.

“Las mismas compañías farmacéuticas nos han dicho que ellos mismos no están en disposición de dar vacunas a nivel privado. Básicamente porque ellos solamente están dando vacunas a los sistemas de salud pública”, recalcó Arroba.

Hospital Clínica Bíblica a la espera

La mañana de este jueves trascendió la supuesta negociación del Hospital Clínica Bíblica con las farmacéuticas Janssen (línea de vacunas de Johnson & Johnson), Pfizer y Moderna, para traer dosis.

En horas de la tarde, representantes de ese centro médico confirmaron reuniones con el Ministerio de Salud y el inicio de comunicaciones con las casas farmacéuticas, pero aclaraban que aún no existen acuerdos, pues se les manifestó que la prioridad siguen siendo los sistemas de salud de cada nación.

“Nos dimos a la tarea de contactar a las principales casas proveedoras que maneja actualmente la seguridad social, recibiendo de gran parte de ellas la noticia de que su cadena de abastecimiento está enfocada en los gobiernos y a través del mecanismo COVAX y no cuentan con disponibilidad de hacer ningún envío por el momento”, indicó Jorge Cortés, director médico de la Clínica Bíblica, en un comunicado.

“Será, posiblemente, hasta el segundo semestre cuando se estaría vislumbrando alguna posibilidad de contar con alguna disponibilidad de vacunas para la venta en el sector privado”, agregó.

Cortés aseguró que se mantienen los contactos y se está a la espera del momento en el que se tengan las condiciones para realizar los trámites.

Pfizer y Johnson & Johnson niegan tratos con oferentes privados

Este medio también hizo gestiones ante las tres farmacéuticas para verificar la existencia de conversaciones con proveedores de salud privados para traer vacunas a Costa Rica.

Pfizer y Johnson y Johnson contestaron.

Roberto Dormond, director de Asuntos Públicos de Pfizer Centroamérica y el Caribe, negó la posibilidad de vender vacunas a oferentes privados en cualquier país del mundo.

“En el contexto actual de emergencia por la pandemia, no está prevista la venta de la vacuna de Pfizer/BioNTech contra COVID-19 a través de canales privados”, puntualizó.

“Para asegurar la equidad en el acceso a su vacuna durante esta etapa de la emergencia global, las compañías están priorizando sus dosis disponibles para los acuerdos de suministro celebrados con los gobiernos nacionales y organizaciones supranacionales como el mecanismo COVAX; proporcionando dosis de acuerdo con los canales de distribución y los lugares de vacunación designados, sujeto a la autorización o aprobación regulatoria correspondiente”, añadió.

Johnson & Johnson se pronunció en el mismo sentido, al explicar que la compañía trabaja de manera prioritaria con gobiernos nacionales y organismos multilaterales que procuran cubrir las necesidades de toda la población, “apoyando los diferentes planes y programas de vacunación nacional que hacen frente a la contención del virus desde un abordaje global e integral”.

”Los volúmenes de vacuna producidos durante esta fase de la pandemia serán destinados únicamente a este propósito, con la premisa de promover un acceso amplio, equitativo y oportuno a nuestras soluciones de salud”, añadió la empresa.

OPS: cada individuo recibe la vacuna gratuitamente

La Organización Panamericana de la Salud (OPS), ente asesor para la salud de la región de América, confirmó a La Nación que en este momento no hay venta de vacunas en ningún país de la región.

Wilmer Marquiño, asesor en Vigilancia de la Salud, Prevención y Control de Enfermedades de la OPS, indicó que hay tres vías por las cuales se puede obtener la vacuna: a través del mecanismo COVAX de la Organización Mundial de la Salud (OMS), con acuerdos bilaterales con cada farmacéutica y a través de donaciones de otros países.

Esto, dijo, no contempla la venta a la población nacional o extranjera de ningún país de la región.

“Los países han incorporado la introducción de las vacunas contra la covid-19 a los pilares básicos de la respuesta nacional, la cual es brindada sin ningún costo para la población”, aseveró Marquiño.

Y agregó: “algunos países están considerando aprobar la compra de vacunas por parte del sector privado, pero contemplando la opción de que esto no tenga costo para el usuario”.

Marquiño indicó que el llamado de la OPS/OMS a cada país miembro es vacunar de forma prioritaria y equitativa a las poblaciones en mayor condición de riesgo.

“Mientras hay países que han logrado vacunar a más del 50% de su población, en otros países ni siquiera han recibido vacunas, esa inequidad es la que necesitamos resolver para contener la pandemia”, destacó.

Para la pediatra infectóloga y exministra de salud María Luisa Ávila, el traer la vacuna al sector privado también pone sobre la mesa el tema del precio.

“Una vacuna como la del neumococo en el sector privado a usted le costaba $100 la dosis, y necesitaba en esa época cuatro dosis, muy pocas familias podían pagar $400. Si usted como negociante quiere traer producto para venderlo aquí en las farmacias privadas, cuál va a ser su margen de ganancia en un mercado tan pequeñito como el nuestro. Osea, ¿cuántas vacunas va a comprar?”, cuestionó Ávila.

“O sea, ¿qué compañía farmacéutica que está vendiendo millones de millones de dosis de vacunas le va a parecer atractivo venderle tres millones a la empresa privada, y digamos que se las vende, pero qué margen de ganancia va a tener usted al traer tres millones de dosis?”, agregó.

Logística y cadena de frío

Además de garantizarse el producto, las compañías privadas también deben tomar en consideración varios aspectos relacionados con la logística de aplicación, antes de vacunar.

Por ejemplo, no todos los espacios privados podrían tener las condiciones de almacenamiento a -70° C o - 20° C que requieren las vacunas de Pfizer y Moderna, respectivamente. Para ello se requieren congeladores especiales de ultrabaja temperatura.

En el caso de la vacuna de Pfizer, que viene en viales con seis dosis las cuales deben prepararse con un suero disuelto, también se debe tomar en cuenta que una vez preparadas las dosis deben ser aplicadas en un periodo no mayor a seis horas. Esperar más haría que la dosis deba desecharse.

Pero sí sería más sencillo guardar dosis de AstraZeneca o Johnson & Johnson, cuya temperatura de almacenaje es igual a la del resto de vacunas disponibles en Costa Rica: entre 2° C y 8° C.

Irene Rodríguez

Periodista en la sección El País. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit 2013-2014, el premio Health Systems Global 2018 y la mención honorífica al Premio Nacional de Periodismo de Ciencia, Tecnología e Innovación 2017-2018.

Sofía Chinchilla Cerdas

Periodista en la sección de Política. Graduada de la carrera de Ciencias de la Comunicación Colectiva con énfasis en Periodismo, en la Universidad de Costa Rica.