Irene Rodríguez. 19 mayo
Anais Chavarría, asistente técnica de Atención Primaria (ATAP), es una de las encargadas de colocar la vacuna contra la influenza en San Rafael Arriba de Desamparados. Foto: Mayela López
Anais Chavarría, asistente técnica de Atención Primaria (ATAP), es una de las encargadas de colocar la vacuna contra la influenza en San Rafael Arriba de Desamparados. Foto: Mayela López

Las personas que faltan de vacunarse en la CCSS contra la influenza podrán presentarse al sitio donde les corresponde sin importar el orden por apellidos.

Así lo comunicó este martes la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) como parte de las nuevas medidas adptadas para acelarar el proceso de vacunación.

La decisión obedece a que durante las primeras semanas de la campaña se les aplicó la dosis a personas que llegaron a solicitarla aunque todavía no les correspondía.

Debido a que la mayoría de ellos eran adultos mayores, el personal de salud decidió inyectarlos para evitar que salieran de nuevo de su casa ante el riesgo de contagiarse de covid-19.

En las primeras dos semanas se aplicaron casi 600.000 dosis, el 55% de la meta prevista para el año

Ante lo ocurrido, la CCSS determinó que los centros de vacunación estaban en capacidad de recibir a todas las personas que llegaran; de ahí que se prescindiera del orden por apellido.

Las autoridades de esta institución, en conjunto con las del Ministerio de Salud, decidieron abocarse a la vacunación a demanda por el resto de la campaña.

No obstante, la CCSS indicó que la primera etapa del proceso se desarrolló con respeto a las medidas de distanciamiento social e higiene necesarias.

“El objetivo de las letras era espaciar a los asegurados y reducir tiempos de espera para evitar el contagio por covid-19″, recordó Leandra Abarca, de la Coordinación de Inmunizaciones de la Caja.

No obstante, Abarca sostuvo que las dos primeras semanas revelaron que la capacidad de tráfico en los vacunatorios es suficientemente amplia para corresponder a la expectativa de la comunidad cuanto antes y sin causar aglomeraciones.

Preguntas frecuentes
Los adultos mayores son una población que debe vacunarse todos los años. En la foto, Anais Chavarría vacuna a Mariangela Zúñiga Bonilla, de 73 años, quien fue a vacunarse junto con su esposo. Foto: Mayela López
Los adultos mayores son una población que debe vacunarse todos los años. En la foto, Anais Chavarría vacuna a Mariangela Zúñiga Bonilla, de 73 años, quien fue a vacunarse junto con su esposo. Foto: Mayela López

¿Por qué debo vacunarme contra la influenza todos los años?

Hay dos razones. La primera es que la protección inmunitaria de una persona mediante la vacunación disminuye con el tiempo, por ende, es necesario recibir una vacuna anual para que la protección sea óptima.

La segunda, es que los virus de la influenza cambian constantemente (mutan). Entonces, las vacunas contra la influenza pueden ser actualizadas de una temporada a la siguiente para brindar protección contra los virus que, según las investigaciones, podrían ser los más comunes durante la próxima temporada de influenza.

¿La protección es inmediata?

No. Toma unas dos semanas para que los anticuerpos comiencen a desarrollarse y a brindar protección contra la infección por el virus de la influenza. Es por eso que lo mejor es vacunarse antes de que los virus de la influenza comiencen a propagarse en su comunidad.

¿Puedo contraer la influenza estacional, aunque me haya vacunado este año?

Sí. Las probabilidades son mucho menores, pero siempre existe la posibilidad. Hay varias razones para ello:

1- Puede estar expuesto a uno de los virus de la influenza justo antes de vacunarse o durante el lapso que el cuerpo tarde en desarrollar la protección. Recuerde que los anticuerpos toman unas dos semanas en generarse, entonces usted podría enfermarse antes de que la protección se dé.

2- Usted puede estar expuesto a un virus de la influenza que no esté incluido en la vacuna. Todos los años circulan muchos virus de influenza diferentes. La vacuna contra la influenza está hecha para brindar protección contra los tres o cuatro virus de la influenza que, según las investigaciones, serán los más comunes.

3- La protección de la vacuna puede variar de persona a persona. La protección que brinda la vacuna contra la influenza puede variar ampliamente basándose, en parte, en los factores de salud y edad de la persona que se vacuna. En general, la vacuna contra la influenza tiene mayor efecto en adultos jóvenes y niños más grandes sanos.

Algunas personas mayores y personas con ciertas enfermedades crónicas podrían desarrollar menos inmunidad después de la vacunación. No obstante, lo más posible es que si usted enferma sus síntomas sean más leves y tengan menor riesgo de complicaciones.

La vacuna contra la influenza no es una herramienta perfecta, pero es la mejor manera de estar protegido contra la enfermedad.