Irene Vizcaíno. 10 diciembre, 2019
Con la emisión y firma de la norma técnica, Carlos Alvarado da cumplimiento a un compromiso anunciado a inicios de su gestión. / Foto John Durán
Con la emisión y firma de la norma técnica, Carlos Alvarado da cumplimiento a un compromiso anunciado a inicios de su gestión. / Foto John Durán

“Soy categórico en lo siguiente: esto no significa que se hará legal el aborto libre en Costa Rica ni nada por el estilo. Quisiera hacer un llamado respetuoso y sincero a los distintos sectores de la sociedad en no usar este tema para generar una polarización dañina para nuestro país.

“Costa Rica ha sabido llevar adelante su democracia a través del respeto de las instituciones constitucionales, nuestro compromiso como gobierno es que se cumpla le ley y se garantice y respete los derechos de las personas”.a

Estas fueron las manifestaciones que hizo el presidente de la República, Carlos Alvarado, mediante un video, poco después de que el Ministerio de Salud diera a conocer el texto de la norma técnica para la interrumpción del embarazo cuando peligre la salud o vida de la madre.

Alvarado explicó que este martes, Salud envió el borrador a la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) para que emita un criterio. Según dijo, se trata de un proceso obligatorio, pero no vinculante, luego del cual “se la dará vigor” a la norma técnica.

Reiteró que se trata de un criterio técnico y especializado para hacer cumplir el espíritu del artículo 121 del Código Penal, que rige desde 1970, bajo el nombre de aborto impune.

“Es decir, este documento técnico no crea ni modifica ninguna ley de la República”, añadió el mandatario.

El Código Penal señala: “No es punible el aborto practicado con consentimiento de la mujer por un médico o por una obstétrica autorizada, cuando no hubiere sido posible la intervención del primero, si se ha hecho con el fin de evitar un peligro para la vida o la salud de la madre y éste no ha podido ser evitado por otros medios”, dice la ley. .

Alvarado fue enfático en que la norma técnica pretende dar seguridad jurídica y técnica al personal profesional en salud de los centros médicos, así como garantizar los derechos y la vida de la mujer.

“La ley indica que todo el proceso debe estar acompañado de un criterio técnico por parte de profesionales en Medicina; señala que ninguna mujer será obligada a interrumpir su embarazo, y recalca que este procedimiento se aplicará cuando no haya otra forma de evitarlo”, agregó.

El propósito, insistió, es que la norma ayude a estandarizar cómo abordar a nivel médico estos casos, con un estricto apego a la ley.

Colaboró el periodista Juan Fernando Lara