Salud

Caja cierra servicio de Neonatología en hospital de Heredia por presencia de bacteria

La medida se matendrá durante el fin de semana, mientras se realizan acciones para atender la situación

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) decidió cerrar durante este fin de semana el servicio de Neonatología del Hospital San Vicente Paul, en Heredia, ante la identificación de tres pacientes con cultivo positivo de la bacteria Serratia marcescens, informó la doctora María Eugenia Villalta Bonilla, gerenta médica.

El cierre tiene como objetivo brindar un espacio para aplicar tres medidas básicas, la primera consiste en extremar medidas de limpieza y desinfección en todo el servicio de neonatología.

En segunda instancia, se tiene contemplado reforzar los protocolos de higiene de manos y los protocolos institucionales de infecciones asociadas a los servicios de salud, finalmente se considerarían técnicas de aislamiento, según indicó la funcionaria.

Villalta añadió que el hospital está considerando la reubicación de otras áreas para brindar la atención a los recién nacidos y, si es necesario, contará con el apoyo de la red de servicios de Neonatología de la institución.

Según explicó a La Nación la exministra de Salud e infectóloga, María Luisa Ávila, la Serratia marcescens es una bacteria relacionada con infecciones intrahospitalarias y es relativamente frecuente encontrarla en algunas condiciones, sobre todo pacientes con cáncer que estén bajo tratamiento inmunosupresor, los recién nacidos y los adultos mayores.

"Es una bacteria que puede atacar cualquier parte del cuerpo, lo más frecuente es que la bacteria se encuentre en la sangre y en ocasiones en lo que se conoce como una septicemia, de ahí puede ocasionar, incluso, infecciones de heridas quirúrgicas", indicó la especialista del Hospital Nacional de Niños.

Ávila señaló que estas bacterias pueden atacar a las personas más vulnerables si no se siguen las normas de control de infecciones como el buen lavado de manos y aislamiento.

"Ya cuando hay una bacteria, una Serratia por ejemplo, que es altamente resistente, el problema se duplica", añadió, sobre el peligro que puede ocasionar este microorganismo si no se toman las medidas adecuadas.

En diciembre, fue el Calderón Guardia el que suspendió la atención de partos debido a la detección de la bacteria Serratia liquefaciens, que usualmente habita en el intestino. El hecho coincidió con la muerte de seis bebés prematuros que vieron complicado su estado tras contraer la bacteria.

La medida se mantuvo por mes y medio, con el fin de realizar una serie de mejoras de bioseguridad. No obstante, la bacteria reapareció en febrero y afectó a tres bebés prematuros que lograron recuperarse.

Desde entonces, la Caja no había informado de nuevos hechos, hasta este viernes en Heredia donde se detectó la Serratia marcescens

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.