Édgar Chinchilla, Jessica Rojas Ch.. 14 junio
Los profesionales de las ambulancias de la Cruz Roja cumplieron con las reglas sanitarias para el traslado de los aislados en Santa Rosa de Pocosol. Foto: Édgar Chinchilla.
Los profesionales de las ambulancias de la Cruz Roja cumplieron con las reglas sanitarias para el traslado de los aislados en Santa Rosa de Pocosol. Foto: Édgar Chinchilla.

Los 17 nicaragüenses que se encontraban en aislamiento en un hotel de Santa Rosa de Pocosol, San Carlos, fueron trasladados por las autoridades, la noche del sábado, debido a la presión de vecinos que se oponían al funcionamiento de un albergue para enfermos de covid-19 en esa comunidad.

El operativo para llevar a los pacientes a otro sitio comenzó a eso de las 6 p. m., cuando llegaron cuatro ambulancias de la Cruz Roja y efectivos de la Fuerza Pública.

Todo el proceso tomó unas dos horas bajo la vigilancia de un grupo de vecinos.

“Mucha gente ha estado unida con nosotros con la petición, estamos todos los días manifestándonos como medida de presión para ver si podíamos lograr algo”, aseveró Asdrúbal Ledezma, poblador que se encontraba en las afueras del hotel mientras se llevó a cabo la acción.

Los enfermos, entretanto, fueron llevados al salón comunal de sector Ángeles de San Ramón, donde el Ministerio de Salud y la Comisión Naciona de Emergencias (CNE) instalaron otro centro de aislamiento.

Estas instalaciones permiten asegurar el cumplimiento de medidas por parte de personas con el virus que no tienen condiciones para cumplir la cuarentena.

En este caso, los 17 albergados habían sido sorprendidos cuando viajaban en el cajón de un camión entre las localidades de Guatuso y Peñas Blancas de San Ramón, en Alajuela. De ellos, ocho estaban confirmados como portadores de la covid-19 y, en ese momento, debían estar en aislamiento.

De inmediato, se coordinó para recibirlos en un hotel de Santa Rosa de Pocosol que ofreció los servicios, sin embargo, la medida incomodó a los vecinos, pues consideran que se trataba de un local muy céntrico.

“Yo estuve en un lugar donde se veía todo, se llevaron 18 personas, varios iban en las unidades de Cruz Roja y uno iba manejando el camión”, confirmó Julio César Arguedas, vecino del lugar. Se presume que el hombre que iba en el camión era el mismo chofer que manejaba la unidad cuando fue detenida el jueves.

El operativo de traslado fue vigilado por oficiales de la Fuerza Pública. En los alrededores del hotel que servía de albergue, había pocas personas durante el traslado. Foto: Édgar Chinchilla.
El operativo de traslado fue vigilado por oficiales de la Fuerza Pública. En los alrededores del hotel que servía de albergue, había pocas personas durante el traslado. Foto: Édgar Chinchilla.

(Video) Traslado de enfermos por covid-19 en Santa Rosa de Pocosol

Desoyen llamado

Los lugareños y los dirigentes comunales habían propuesto que se llevaran a las personas a otro establecimiento más alejado de la comunidad.

“El apoyo de los vecinos y las negociaciones que se hicieron con la Comisión Nacional de Emergencias dieron efecto. De los puntos importantes que logramos negociar era que esta gente estuviera nada más mientras se lograba coordinar otro lugar y gracias a Dios esto se logró”, dijo Álvaro Esquivel, regidor de San Carlos.

El temor de la comunidad era que alguno de los contagiados se escapara del albergue y provocara una infección mayor, ya que la zona norte es en este momento foco de la segunda ola pandémica de covid-19, enfermedad que produce el nuevo coronavirus.

La presión de los lugareños, sin embargo, desoye el llamado que reiteró este sábado el ministro de Salud, Daniel Salas, quien solicitó de manera vehemente la ayuda de las comunidades para la instalación de estos centros de aislamiento, entrategia que considera necesaria para asegurar que los brotes no se salgan de control.

“Las comunidades tienen que ayudarnos a ayudarles. Si tienen gente infectada pero no tienen condiciones, se requiere de un centro de aislamiento para evitar allí una transmisión comunitaria”, afirmó Salas.

De acuerdo con el jerarca, las personas infectadas que no tienen condiciones adecuadas en sus casas para pasar la cuarentena, necesitan de un espacio.

Desde el jueves varios vecinos de Santa Rosa de Pocosol, en San Carlos, realizan manifestaciones contra el funcionamiento de un hotel como albergue para personas contagiadas. Fotografía: Edgar Chinchilla
Desde el jueves varios vecinos de Santa Rosa de Pocosol, en San Carlos, realizan manifestaciones contra el funcionamiento de un hotel como albergue para personas contagiadas. Fotografía: Edgar Chinchilla

Las cifras reveladas el sábado confirmaron que en Costa Rica hay 907 casos activos de la enfermedad, entre los cuales se encuentran los conglomerados detectados en la zona norte del país y comunidades de Guanacaste, focos de la atención de las autoridades de salud en este momento.

De los casos activos, San Carlos registraba 133, mientras que San Ramón, 107. En ambas regiones se han detectado clústeres, vinculados a la actividad agrícola, principalmente en los distritos La Fortuna, en el primer cantón, y Peñas Blancas, en el segundo; se explicó en una nota de La Nación luego de la conferencia.

“Hemos conseguido algunos lugares pero quizás seguiremos usando más, conforme sigan creciendo los casos. La Comisión Nacional de Emergencias (CNE) está viendo los mejores lugares y con condiciones para esos centros de aislamiento”, agregó Salas.

En San José también opera uno de esos centros de aislamiento donde se han albergado personas contagiadas que viven en condiciones de hacinamiento en La Carpio, en La Uruca.