Salud

Arquitecta señalada por evadir cargas sociales compite por Gerencia de Infraestructura de CCSS

Según Auditoría Interna, Paquita González pidió a la Caja, en 2010, permiso sin goce de salario para dirigir construcción del Hospital del Trauma; pasó de reportar salario por ¢2 millones a uno de apenas ¢460.000

Una funcionaria de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) señalada por evadir cargas sociales entre 2010 y 2014 es una de las finalistas del concurso para asumir la Gerencia de Infraestructura y Tecnologías de esa entidad.

Se trata de la arquitecta Paquita González Haug, directora de Administración de Proyectos Especiales de la Caja.

En mayo de 2014, un informe de la Auditoría Interna alertó a la Gerencia Financiera de la Caja de una supuesta omisión y subdeclaración de ingresos cometida por González.

Según los auditores, la arquitecta se apartó de su puesto en la CCSS con un permiso sin goce de salario, para darle servicios profesionales al Instituto Nacional de Seguros (INS), en la construcción del Hospital del Trauma, entre 2010 y 2014.

Se trató de un contrato por más de ¢1.500 millones, adjudicado al consorcio Seproco-Mygsa, integrado por González y otros dos profesionales.

Al dejar su puesto, advirtió la Auditoría, la mujer pasó de reportar ingresos mensuales por más de ¢2 millones a solo ¢460.000 y asegurada como si realizara servicios domésticos.

El análisis elaborado por la Auditoría Interna estableció que, en esos cuatro años, González declaró ingresos por ¢21,1 millones. Sin embargo, su contrato con el INS para dirigir el levantamiento del Hospital del Trauma era por ¢1.593 millones.

En total, los tres profesionales reportaron entre 2010 y 2014 ingresos por ¢64 millones.

Por lo tanto, existe una diferencia de ¢1.529 millones entre lo declarado por González y sus socios y el contrato firmado con el INS.

Ante esta situación, la Auditoría Interna recomendó una inspección sobre las personas mencionadas y establecer los procedimientos de cobro que correspondieran.

González confirmó a La Nación que la CCSS le generó un cobro por aproximadamente ¢58 millones a raíz de los señalamientos de la Auditoría.

Aseguró que en 2019 firmó un arreglo de pago con garantía hipotecaria con la Seguridad Social y canceló el 20% de lo adeudado.

Un estado de cuenta emitido en marzo y enviado por González a La Nación permite corroborar la deuda por ¢58,9 millones, el primer pago se efectuó en setiembre de 2019 por ¢14,8 millones y a partir de ese momento ha pagado sumas mensuales que oscilan entre ¢338.000 y ¢417.000.

La tasa de interés fijada en ese acuerdo de pago fue de 4.45%.

La funcionaria se comprometió a referir, por medio de correo electrónico, sus declaraciones de renta de los periodos de 2010 a 2014.

Además, afirmó que, en 2010, al empezar a dirigir el proyecto para el INS, reportaron ¢460.000 como salario mensual porque ese era su ingreso real.

Según ella, fueron los ahorros los que la sostuvieron al pasar de un salario de más de ¢2 millones en la Caja a uno de menos de ¢500.000.

“Con ahorros, porque de hecho los giros del proyecto no se hacen mes a mes, sino contra entrega de productos. Durante mucho tiempo, nosotros hicimos trabajos y no se nos pagó hasta casi dos años después del inicio del proyecto. Prácticamente yo me consumí los ahorros.

Agregó que aceptó una remuneración baja con la esperanza de obtener ganancias al final de la obra, como parte del consorcio conformado con sus dos socios.

No obstante, afirmó que tuvieron gastos adicionales como contratación de personal administrativo, abogados y personal de Enfermería y, al final, la ganancia fue “cercana a cero”.

“El beneficio es profesional, de tener la experiencia de trabajar como consultora independiente y la pretensión era explorar si yo podía seguir trabajando como consultora independiente (...) Le podría decir que la ganancia (económica) fue muy poca, cercana a cero”.

A pesar de la existencia de un arreglo de pago, González mantiene una demanda ante la Caja en la que objeta el monto cobrado.

Ese asunto se tramita en el Juzgado de Trabajo del Primer Circuito Judicial de San José bajo el expediente 17-002732-0173.

Solvencia moral

Al preguntarle si dispone de solvencia moral para concursar por la Gerencia de Infraestructura y Tecnologías, González respondió que sí.

– ¿Pese a los antecedentes mencionados y su litigio con la CCSS tiene autoridad moral para aspirar a ese cargo?

– Sí señor, durante mis 28 años de trabajo en la CCSS he demostrado mi capacidad técnica y solvencia moral, he asumido la responsabilidad de la deuda con mucho sacrificio personal y familiar.

– Si asumió la responsabilidad de la deuda, ¿por qué demandó a la CCSS para impugnar el cobro?

– Hay una diferencia de criterio en la interpretación, no solo mía, sino entre muchos profesionales independientes (...) Yo estoy haciendo los pagos y estoy haciéndole frente.

– ¿Dentro del proceso de selección tuvo entrevista con el señor Román Macaya?

– Sí señor.

– ¿Cuándo?

– Hace como unas tres semanas empezaron las entrevistas, hubo tres entrevistas: una con el doctor Macaya, una prueba técnica en la que también estaba el doctor Macaya, miembros de Junta Directiva, de Recursos Humanos y la semana pasada me presenté ante la Junta Directiva en pleno.

– ¿Usted le informó al señor Macaya sobre los cuestionamientos de la Auditoría en su contra?

– Para postularse había que hacer una oferta y entre lo que se tenía que indicar era si se tenía o no una deuda con la Caja, lo que le puedo decir es que, en mi propuesta, declaré que tengo una deuda con un arreglo de pago al día.

“Como le digo, en la postulación lo declaré, yo hice la declaración y ha estado en conocimiento desde que inició el proceso”.

– ¿Usted hizo el arreglo de pago para poder participar en el concurso de la Gerencia de Infraestructura?

– No, usted sabe que las situaciones de la Caja son inevitables y puedo demostrar con documentos que, desde el 2014, empecé a hacer las gestiones para formalizar el arreglo de pago.

– Algo que nos llama la atención es que usted, al pasar a sus labores con el INS, es asegurada como trabajadora en servicios domésticos. ¿Por qué sucede eso si usted es arquitecta y no iba al INS a desempeñarse como trabajadora doméstica?

– Eso es una cuestión, digamos, administrativa.

– ¿A qué se refiere con eso?

– Al catálogo del tipo de patrono, a eso me refiero.

– Pero de nuevo, ¿por qué la ponen como trabajadora doméstica si usted no da esos servicios? ¿No hay una anomalía allí?

– Yo le confirmo que considero que tengo solvencia moral demostrada en 28 años de trabajo y mi especialidad no es el aseguramiento, me muevo en el ámbito de la infraestructura.

¿Qué dicen los directivos?

Christian Steinvorth, miembro de la Junta Directiva de la CCSS, dijo que este jueves tienen previsto discutir la designación del nuevo gerente de Infraestructura y Tecnologías y confirmó que González es una de las personas que consideran para el cargo.

No obstante, comentó que desconocía el antecedente de González.

Se intentó consultarle otros detalles relacionados sobre este caso, pero el directivo afirmó que estaba en sesión de Junta Directiva y no podía hablar.

José Luis Loría, otro integrante de Junta Directiva, aseveró que, desde este miércoles 28 de abril, circuló el informe de Auditoría en que señalan a González por presunta evasión de cargas sociales.

Argumentó que ese elemento debe ser tomado en cuenta a la hora de seleccionar al nuevo gerente.

La Nación llamó a Román Macaya, presidente ejecutivo de la CCSS y a las directivas Fabiola Abarca y Marielos Alfaro, pero no contestaron las llamadas hechas a sus teléfonos celulares.

González dijo a este medio de comunicación que los señalamientos en su contra responden a un ataque de género por su condición de mujer.

Diego Bosque

Diego Bosque

Periodista en la sección Sociedad y Servicios de La Nación. Graduado de Periodismo en la Universidad Latina. Escribe sobre infraestructura y transportes.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.