Aarón Sequeira, Michelle Campos, Esteban Oviedo. Hace 1 día
Óscar Cascante, diputado del PUSC, es mencionado en intervenciones telefónicas del OIJ en las que se investigaba a una presunta banda narco. Foto Jeffrey Zamora
Óscar Cascante, diputado del PUSC, es mencionado en intervenciones telefónicas del OIJ en las que se investigaba a una presunta banda narco. Foto Jeffrey Zamora

Uno de los sospechosos de integrar una banda dedicada al narcotráfico y al lavado de dinero, la cual fue desmantelada por el OIJ el pasado 25 de mayo, afirmó haberle ofrecido dinero al diputado del PUSC, Óscar Cascante, en enero de este año, a cambio de que le ayudara con sus proyectos.

Así consta en intervenciones telefónicas que el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) les hizo a los miembros de la organización.

En las escuchas, difundidas por Telenoticias de Canal 7, los presuntos miembros de la banda narco exponen cómo el legislador de la Unidad Social Cristiana (PUSC) les conseguía citas con altos funcionarios públicos de diversas instituciones.

Los sospechosos calificaban al diputado como un ‘amigo’ y un ‘mal necesario’.

Les consiguió reunión con alcalde

En una intervención efectuada el 24 de octubre del 2019, el investigado Luis Guillermo Cartín Herrera le menciona al sospechoso Robert Soto Rivera que el diputado Cascante logró conseguirles una reunión con el alcalde de Limón, Néstor Mattis, en su afán por construir un hotel de $12 millones, denominado Beitos Place, en un lugar de la costa de Limón que tenía un problema: un traslape con terrenos del Instituto Costarricense de Turismo (ICT).

El grupo insistía en que se les declarara de acceso público una calle para el proyecto, a lo que el ICT se oponía por considerar que había un traslape de planos.

“Luis le dice que Óscar (diputado) logró hablar con Mattis de Limón, el alcalde, para ir a hablar de la calle, Robert dice que ‘vio, que ese cabrón es un mal necesario’, el miércoles a las 10 de la mañana.

“Robert dice que él tiene que ir ese día y que le va a decir a Óscar que de gratis ya no más, porque de esa plata que va a pagar Luis que se la devuelva en un proyecto, porque La Escarcha (constructora de los investigados) puede hacer calles, que se están invirtiendo más de ¢200 millones en maquinaria; no puede estar en desuso. Entonces, que se meta en la Comisión de Emergencias (CNE) cuando hay carajadas y todo, e inscribir a La Escarcha como proveedora del Gobierno”, dice la intervención telefónica.

La CNE informó de que no tiene registros de esa empresa en sus contrataciones.

‘Alguien lo asustó'

Un mes antes de esa llamada, el 16 de setiembre del 2019, estos sospechosos más bien se habían quejado de los resultados de las gestiones del diputado del PUSC:

“Robert (Soto) le dice a Luis (Cartín) que estuvo bueno que le dijera a Óscar que la parte política no sirvió de nada y ambos coinciden en que Óscar no ha hecho nada y que con él, Óscar, la idea era que debía ser diferente a los demás diputados, y Luis le dice que ya no hay que tomarlo en cuenta para nada, porque los dos coinciden en que creen que alguien asustó a Óscar con ellos.

“Entonces, Robert le dice a Luis que, en la próxima reunión con él, con Óscar, que le digan si es que tiene miedo de estar con ellos, que entonces se los diga y luego ambos dicen que lo tienen coloreado a Óscar que solo anda buscando dónde lo invitan a comer”.

Cartín Herrera falleció el pasado 6 de marzo y Soto Rivera está actualmente preso. El OIJ lo detuvo al desmantelar la supuesta banda que habría invertido al menos $20 millones en lujosas mansiones, apartamentos y autos, así como un motel de $8 millones pagado en buena parte en efectivo, con dinero proveniente del tráfico de cocaína.

Estas dos personas, junto al también detenido Alejandro Cartín Ramírez (e hijo de Luis Cartín), visitaron en al menos 13 ocasiones al diputado en su despacho. La primera vez ocurrió dos días después de que asumió el puesto, el 3 de mayo del 2018, y la última el 24 de mayo del 2021, un día antes de que Cartín Ramírez y Soto Rivera fuesen arrestados.

‘Ofreció regalarle una plata’

En enero de este año, hace apenas cinco meses, se registraron dos intervenciones.

En la primera, el día 16, Luis Cartín dijo que le iba a pedir al diputado Cascante que hablara con el legislador Eduardo Cruickshank, de Restauración Nacional, “para pedirle apoyo en sus proyectos a cambio de que se le dé el respaldo a este último en su proyecto de un parque de diversiones (en Limón), a cambio de apoyo en Hacendarios y que ahora tienen otro problema, y es que el otro diputado (David) Gourzong (de Limón, por Liberación Nacional) está siendo cuestionado por la Corte y le están pidiendo quitar su inmunidad, que le pida a Cruickshank que hable con la presidenta del Concejo de Limón”.

(Video) Óscar Cascante rehúsa responder sobre ligamen con sospechosos narco

Consultado por La Nación, Cruickshank afirmó que Óscar Cascante nunca lo buscó. “No creo que nadie se atrevería a hacerme una propuesta de esa naturaleza, ni Óscar ni ninguna otra persona me ha pedido que hable con la presidencia (municipal de Limón) en torno a ese tema”, dijo.

Alegó que, menos aún, le ofrecieron apoyo para el parque de diversiones que él ha venido proponiendo para Limón. “Soy un hombre absolutamente transparente y no acepto ese tipo de cosas”, agregó.

Por su parte, el legislador David Gourzong recordó sobre una invitación que le hizo Óscar Cascante para hablar del proyecto Beitos: “Verbalmente me indicó que si quería asistir a una reunión en su despacho, pero nunca asistí. Me indicó que era importante que, como diputado de Limón, apoyara ese proyecto que traería empleo al cantón central de Limón. Eso fue todo. De allí no pasó”.

Al día siguiente, el 17 de enero del 2021, el OIJ registró cuando Robert Soto Rivera le comentó a Luis Herrera Cartín que el sobrino de este último y presunto colíder de la banda, Fernando Cartín Ceba (también detenido), le dijo que ya había “plata suficiente para Beitos”.

La transcripción dice: “Agrega que Fernando le dijo ‘ya hay plata ahí, yo ya le dije a tío, dice. Tío ocupa $1 millón o $2 millones, ahí están, que no se preocupe por eso’”.

“Luis, además, le comenta a Robert que él le mandó un mensaje a Fernando, contándole que ya habló con Óscar, el diputado amigo, y le ofreció regalarle una plata de él mismo, de Luis, para que le ayude. Robert le repite a Luis que Fernando le dejó muy claro que ahora no hay problema, porque ya hay mucha plata y ya pueden estar tranquilos, y agrega que le dio la plata del apartamento y además 200.000 para Ale”.

Reporte de intervención telefónica en donde el investigado Luis Cartín Herrera dice que le ofreció dinero al diputado Óscar Cascante.
Reporte de intervención telefónica en donde el investigado Luis Cartín Herrera dice que le ofreció dinero al diputado Óscar Cascante.

El 2 marzo del 2021, dos años después de que haber llevado a Luis Guillermo Cartín Herrera a una reunión con la entonces ministra de Turismo, María Amalia Revelo, para pujar por el proyecto de Beitos Place, el diputado Óscar Cascante intercedió por el tema ante el presidente Carlos Alvarado.

Planteó el tema al finalizar una reunión que el gobernante sostuvo con tres legisladores del PUSC para conversar sobre los proyectos del ajuste fiscal acordado con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El presidente Alvarado remitió el tema con el ICT y la respuesta de la institución no satisfizo la solicitud del diputado socialcristiano, para que se declarara pública la calle mencionada en el 2019.

Cascante solicitó una respuesta más contundente y el presidente no se refirió más al asunto. El Instituto de Turismo tampoco cedió, al grado de que el investigado Luis Cartín denunció penalmente a la exministra Revelo.

Otra reunión con el Banco Popular

El 20 de julio del 2020, una intervención telefónica hecha por el OIJ reseña que un diputado le canalizó una reunión a los sospechosos con el Banco Popular.

La mención se hizo en el contexto de una conversación sobre el proyecto Beitos Place. En este caso, la intervención fue efectuada al teléfono del hoy detenido Alejandro Cartín Ramírez, quien hablaba con una persona identificada como Wandall.

El registro de la llamada dice textualmente:

“Alejandro comenta sobre los proyectos que están haciendo. Alejandro dice que la gente que pone ‘la platica’ de momento no quieren continuar con dichos proyectos por el asunto del covid. Indica que están más cautelosos y agrega que únicamente quieren continuar con el proyecto del hotel porque ese está muy avanzado y se ha invertido bastante.

“Wandall le pregunta si los inversionistas eran de afuera. Alejandro responde que sí. Wandall le dice ‘usted me había dicho que uno de ellos era de nombre Alejandro’. Quedan en realizar una videollamada a las 11 de la mañana para reunirse con la gente del Banco Popular; agrega que esas personas se canalizaron por medio del diputado (no mencionan el nombre)”.

El Banco Popular (BP) le confirmó a La Nación que, según sus registros, para esa época el diputado fue Óscar Cascante promovió una reunión para se le presentase al BP el proyecto Beitos Place.

“Esa reunión se efectuó el 27 de junio del 2020, a las 9 a. m., vía Teams. Las personas que participaron en dicha reunión virtual, a instancia del señor diputado, se identificaron como los señores de apellido Cartín (Luis y Alejandro). En la reunión no se citó ningún otro proyecto.

“El Banco finalmente no recibió ninguna información o documento vinculado a este proyecto. El Banco no financió ni este ni ningún otro proyecto que pudiera tener relación con estas personas”, informó la oficina de Comunicación del Banco Popular.

El pasado 24 de mayo, el día antes de los arrestos, el legislador Óscar Cascante les consiguió a los sospechosos Alejandro Cartín y Roberto Soto otra reunión en su despacho con dos altos funcionarios del Popular, para preguntar por qué el BP tenía frenado un proyecto de vivienda de interés social que la empresa Construcciones y Remodelaciones La Escarcha quería desarrollar en Purral de Goicoechea.

Para ello, el socialcristiano contactó al asesor de la Gerencia General del BP, Jorge Brenes.

Seis días antes, también les había conseguido una reunión virtual con el gerente el gerente general del Banco Hipotecario de la Vivienda (Banhvi), Dagoberto Hidalgo.

El proyecto de Purral es el mismo por el cual Cascante realizó gestiones en busca de que recibiera el visto bueno del Instituto Nacional de Vivienda y Urbanismo (INVU), según reveló La Nación este jueves.

El diputado organizó reuniones entre Luis y Alejandro Cartín con jerarcas del INVU y de la Municipalidad de Goicoechea para agilizar los trámites del proyecto de vivienda social, el cual había sido rechazado en cuatro ocasiones por el Instituto.

Setena

El 24 de julio del 2019, en otra escucha telefónica, Fernando Cartín le preguntó a su tío Luis Cartín qué había pasado con un trámite en la Secretaría Técnica Nacional Ambiental (Setena).

“Luis le dice que hoy sale, que eso ya entró a plenario el lunes y el miércoles se reúnen, que hoy en la noche se reúnen, yo espero que salga aprobado hoy, Fernando pregunta si le avisan a él; Luis le dice que sí, que inmediatamente le notifican, ahorita el diputado le avisa”, dice el documento.

Ante una consulta de La Nación, la Setena informó de que el diputado Cascante solicitó una reunión con el director general y el director técnico de esta institución para los días 27 de agosto, 12 de setiembre y 10 de octubre del 2019, pero estas fueron canceladas.

“La solicitó Michael Carmona, asesor del diputado, para ver proyectos de las municipalidades de Puntarenas, Quepos y Coto Brus. No consta solicitud sobre un expediente o trámite específico”, agregó la entidad.

Cascante rechaza hablar

Este medio le solicitó declaraciones al diputado Cascante este jueves en la Asamblea Legislativa. Sin embargo, se negó a responder e insistió en que las consultas se tramitaran con su abogado.

Cuando se le mencionó lo que los investigados decían sobre él en las intervenciones telefónicas, dijo que no sabía por qué y que eso eso lo debían responder ellos.