Lucía Astorga. 21 febrero
El empresario Juan Carlos Bolaños permanece en prisión preventiva mientras el Ministerio Público investiga el caso del cemento chino. Fotografía José Cordero
El empresario Juan Carlos Bolaños permanece en prisión preventiva mientras el Ministerio Público investiga el caso del cemento chino. Fotografía José Cordero

La Sala Constitucional declaró sin lugar un recurso de habeas corpus interpuesto el 15 de diciembre por los abogados del empresario cementero, Juan Carlos Bolaños, con el cual pretendían que le dieran arresto domiciliario en lugar de prisión.

En el fallo, emitido el 13 de febrero, los jueces señalaron que ”(...) no compete a esta Sala determinar la procedencia de la prisión preventiva o de medidas alternas a ella, como pretende la parte, sino analizar la fundamentación de la resolución que impuso una medida privativa de libertad”.

El reclamo del empresario también fue desestimado por los magistrados tras analizar los distintos elementos que sustentaron la decisión del Juzgado Penal de Turno Extraordinario de San José, para dictar tres meses de prisión preventiva contra Bolaños mientras el Ministerio Público investiga el caso del cemento chino.

Bolaños está en la cárcel desde noviembre.

Por otra parte, la Sala dio le la razón a los abogados del empresario en cuanto a la violación a su derecho a la salud y condenó al Estado al pago de los daños y perjuicios “causados con los hechos que sirven de base a esa declaratoria, los que se liquidarán en ejecución de sentencia de lo contencioso administrativo”.

Los magistrados desaprobaron así la decisión de la Dirección de Adaptación Social de trasladar el 13 de enero a Bolaños de la Unidad de Atención Integral (UAI) Reinaldo Villalobos, de la Reforma, en San Rafael de Alajuela, a la cárcel josefina de San Sebastián.

”(...) la Sala extraña una justificación para la reubicación del amparado en dicho CAI el 13 de enero de 2018, a partir de la cual se pueda concluir que su traslado permitiría la continuación de su tratamiento médico”, señala el fallo.

Fernando Vargas, uno de los abogados defensores de Bolaños, indicó que actualmente están analizando la posibilidad de hacer efectiva la condena contra el Estado o si primero interponen un nuevo habeas corpus para obligar a pagar una nueva cirugía para Bolaños.

“Estamos evaluando la posibilidad de que, como en el habeas corpus hubo una condena contra el Estado, que si con ese habeas corpus que ya se ganó, pues sí esa condena se va a llegar a ejecutar, hacer algún cobro por el maltrato que ya se hizo”, señaló el letrado.

Actualmente Bolaños se encuentra recluido en el Centro de Atención Institucional Luis Paulino Mora, cerca de la Reforma, donde comparte con reos que tienen alguna discapacidad física.

Los abogados de Bolaños volverán a solicitar la libertad de su cliente este jueves durante una audiencia de apelación contra la decisión del Juzgado Penal de Hacienda del 4 de febrero que amplió por por 6 meses la prisión preventiva contra Bolaños.

También, planean solicitar a los jueces que permitan a los periodistas ser parte de las audiencias, que han sido hasta el momento privadas, ya que, según Vargas, “los jueces se han hecho oídos sordos” y durante estas sesiones “se incurren en falsedades”.

A Bolaños se le acusa de cuatro delitos: peculado, tráfico de influencias, denuncia calumniosa y simulación de delito.