Empresario cementero fue trasladado este sábado de nuevo al cárcel de San Sebastián, decisión que molestó al defensor Juan Marcos Rivero

Por: Gerardo Ruiz R. 13 enero
Salida de Juan Carlos Bolaños de la clínica Unibe, en Tibás, a finales de diciembre pasado.
Salida de Juan Carlos Bolaños de la clínica Unibe, en Tibás, a finales de diciembre pasado.

Juan Marcos Rivero, abogado del empresario cementero Juan Carlos Bolaños, afirmó que su cliente subió a la categoría de "preso político" y "víctima de la tortura institucional", luego de que este sábado fuera enviado de nuevo a la cárcel de San Sebastián.

Rivero, visiblemente molesto, sostuvo que la Dirección de Adaptación Social actuó subrepticiamente al trasladar a Bolaños de la Unidad de Atención Integral (UAI) Reinaldo Villalobos, de la Reforma, en San Rafael de Alajuela, a la cárcel josefina.

Reclamó que ni él ni la familia del importador fueron informados sobre la decisión.

“Para mí aquí hay una persona que en este momento sube a la categoría de preso político víctima de la tortura institucional. Aquí hay una perversión enorme de lo que está sucediendo”, aseveró del defensor.

Desde el pasado 29 de diciembre, Bolaños se recuperaba en la UAI de una cirugía que se le practicó el 24 de diciembre en la clínica privada Unibe en su rodilla derecha, para corregir una ruptura de ligamentos cruzados.

El abogado sostuvo que, debido a la mala atención que recibió su cliente en ese centro penal, este perdió parcialmente la funcionalidad de la pierna que le fue operada y alegó que las condiciones en San Sebastián son aún peores.

“En una ocasión hace como cinco días, se le reventaron los hilos (de la operación en la rodilla) y lo dejaron sangrando más de 24 horas sin atención médica, peor que un perro, porque en una veterinaria estándar si vas con un perro herido lo vendan. Entonces, tenemos el video, porque siempre hay un ángel a la par de alguien que lo necesita, le tomó el video y se ve donde lo obligan a tener que vendarse con medias viejas y a lavarse con agua sucia del penal”, lamentó el abogado.

Por otra parte, acusó a las autoridades de descuidar el deber de respetar los derechos humanos de su cliente al trasladarlo se recinto.

"Esto es una barbaridad, una absoluta barbaridad porque parece que estamos en el Chile de Pinochet o en la Argentina de la dictadura militar, porque agarran a una persona, la trasladan sin darle aviso a la defensa ni a la familia sobre en cuál centro penitenciario se encuentra y para mí, así lo vamos a señalar en la ampliación que vamos a hacer a la Sala Constitucional, ya estamos en frente de un claro caso de tortura institucional.

"Mi cliente tiene la pierna ya perdida parcialmente por no recibir la terapia respectiva y ahora lo trasladan a San Sebastián en unas condiciones todavía peores", alegó.

Regreso a San Sebastián

El Ministerio de Justicia precisó que Bolaños volverá a ser ubicado en el ámbito C (conocido como módulo de compromisos y oportunidades) de la cárcel de San Sebastián, donde estuvo detenido antes de que saliera a realizarse la cirugía.

Bolaños terminaría de descontar allí los tres meses de prisión preventiva que se le impusieron por una investigación por presunto peculado con el financiamiento que le otorgó el Banco de Costa Rica (BCR) para importar cemento chino.

Al él también se le investiga por los supuestos delitos de tráfico de influencias, denuncia calumniosa y simulación de delito.

No obstante, Juan Marcos Rivero afirmó que, ante los problemas de salud que afronta su defendido, insistirá con mayor firmeza ante los tribunales de justicia para que se le permita completar la medida cautelar en su casa.

Bolaños fue arrestado el pasado 3 de noviembre en Atenas, Alajuela, como parte de una serie de allanamientos realizados por el Ministerio Público que también contemplaron la detención de seis miembros de la cúpula gerencial del BCR.

A ellos se les investiga por el otorgamiento de dos líneas de crédito de hasta $30 millones que permitieron a la empresa Sinocem Costa Rica, propiedad del empresario, comprar e importar cemento desde China.

A mitad de esta semana, trascendió que el Tribunal Penal de Hacienda rechazó este miércoles una petición de Juan Carlos Bolaños para poder terminar de cumplir la prisión preventiva en su residencia.

Desde el 15 de diciembre pasado, los abogados presentaron un recurso de habeas corpus ante la Sala IV para pedir el cambio de medidas para el empresario y luego de su operación, solicitaron una audiencia de cambio de medidas..

El jueves anterior, el Ministerio Público confirmó a La Nación que analiza las pruebas y los riesgos del caso del cemento chino para determinar si solicita a los tribunales una ampliación de la medida cautelar de la prisión preventiva para Bolaños y los demás investigados.