Política

Rodrigo Chaves rechaza ‘ideología de género’ y busca destituir al Consejo Superior de Educación

En una entrevista con un pastor evangélico, el candidato Rodrigo Chaves rechazó la “ideología de género” y se comprometió a buscar los mecanismos legales para destituir a todos los integrantes del Consejo Superior de la Educación (CSE), cuya conformación está establecida por ley.

De lograrlo, según el candidato presidencial del Partido Progreso Social Democrático (PPSD), reemplazaría a los destituidos “con gente que no sea de ocurrencias, que entienda los procesos educativos como procesos de formación de capital humano y que no trate de vender ideas, ideologías extrañas a los valores de los costarricenses”.

Los despidos, según su palabra, se harían extensivos a los mandos medios del Ministerio de Educación Pública (MEP), quienes, para él, también son responsables del deterioro de la educación pública.

“Ya pedí a abogados que están trabajando con el equipo de transición, porque es muy probable que lleguemos a ser gobierno, si Dios lo permite, los mecanismos legales para destituir a todo el Consejo Superior de Educación y reemplazarlo con gente que no sea de ocurrencias”, adelantó.

El CSE, órgano encargado de dirigir la enseñanza oficial, está conformado por siete miembros propietarios y tres suplentes. El nombramiento de tres de los propietarios le corresponde al Gobierno. Estos son el ministro de Educación y dos exministros de la cartera.

Los cuatro propietarios restantes los designan, uno cada uno, el Consejo Universitario de la Universidad de Costa Rica (UCR); los directores de los centros educativos del III ciclo de la Educación General Básica y de la Educación Diversificada; directores regionales, supervisores y directores de las escuelas de I y II ciclos de la Educación y preescolar; y las organizaciones de educadores.

Chaves, al explicar cómo haría una intervención en el MEP, machacó: “Primero, poniendo gente buena. Buena significa que no sean choriceros, que no tengan ocurrencias, que no tengan ideas extrañas, que no vean al MEP como un mecanismo para adoctrinar a los niños y niñas, sino que lo vean como un mecanismo de formación de habilidades”.

Chaves asumió el compromiso este miércoles, en una entrevista con el pastor Rodolfo Arias, del Grupo Visión Costa Rica, el mismo medio donde hace una semana, José María Figueres, su contrincante en segunda ronda, aseguró que la ideología de género colonizó la educación costarricense y se comprometió a “corregir” la situación en un eventual gobierno suyo.

Luego, el aspirante verdiblanco alegó que algunas tendencias quieren llevar “los temas de sexualidad” a la educación primaria.

Al responder la misma pregunta del pastor, sobre si considera que la ideología de género colonizó la educación costarricense, Chaves contestó que, en su gobierno, no se usarían las instituciones públicas para promover ideologías externas contrarias a los valores nacionales.

Chaves le recordó al pastor que, meses atrás, él fue uno de los pocos candidatos que se negó a firmar un documento de compromiso promovido por el Instituto Nacional de las Mujeres (Inamu) en favor de las mujeres.

“Creo que somos dos o tres los que no firmamos la carta del Inamu porque ahí decía ‘vamos a educar a nuestras hijas diciendo que la salud física depende de o requiere de poderse hacer un aborto si la muchacha tiene un conflicto emocional con eso’. Y que hay que educar a los niños y niñas para que ellos sepan que el género es fluido, usted puede escoger y puede experimentar. Así lo dice la carta del Inamu. ¡Y me ha llovido por eso!”, justificó.

“Ahora van a decir que soy un misógino, que soy un machista. No. Yo no soy machista. Yo tengo seis hermanas, ocho tías, dos hijas, una familia maravillosa. ¿Usted conoce la cultura de la cancelación? ¿Usted ha oído hablar de eso? La cultura de la cancelación es una cosa que usan ciertos grupos ‘progre’ que dicen mal bicho y, cualquier cosa que usted diga, le pegan una etiqueta: misógino, mal bicho, retrógrado.

“Usted puede decir ‘Dios es mi señor’, ‘misógino’. Usted puede decir ‘es de día’, ‘misógino’, usted puede decir que ‘el mundo es redondo’, ‘misógino’. Es la cultura de la cancelación. Cavernícola me la han pegado a mí con garrotes, vestido en pieles y matando venados para comer cavernícola”, señaló el candidato.

Chaves dijo preferir que lo etiqueten de cavernícola por no haber firmado el compromiso con el Inamu.

“No la voy a firmar a pesar del costo político. Porque aquí hay candidatos, ha habido y queda uno que hoy le dice a usted (en alusión a Figueres), aquí lo dijo, ‘yo estoy en contra de la ideología de género’.

“Luego va donde la vicepresidenta (la candidata Laura Arguedas), que es una representante del movimiento LGBTI del PAC, ella se enoja y (Figueres) dice: ‘Ah, no, es que yo no sabía de qué estaba hablando’, y se toma un video abrazado con ella, (repitiendo) ‘no, no, es que yo no sabía si eso existe o no, y usé mal la palabra’”, criticó.

Josué Bravo

Josué Bravo

Periodista en la sección Política, con 16 años de experiencia como corresponsal del Diario La Prensa de Nicaragua en temas políticos, diplomáticos, judiciales y migratorios.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.