Gerardo Ruiz R.. 3 noviembre, 2018
Kevin de León, Christy Smith, Mark González y Shanna Ingalsbee (en el orden usual), del comando demócrata en California, advirtieron de que las elecciones del próximo martes serán trascendentales en la vida de Estados Unidos. Foto Gerardo Ruiz.
Kevin de León, Christy Smith, Mark González y Shanna Ingalsbee (en el orden usual), del comando demócrata en California, advirtieron de que las elecciones del próximo martes serán trascendentales en la vida de Estados Unidos. Foto Gerardo Ruiz.

Los Ángeles, EE. UU. Con la quinta economía a nivel mundial, 39 millones de habitantes y 5,2 millones de votantes registrados únicamente en el condado de Los Ángeles, California será un estado clave en las elecciones legislativas de Estados Unidos, este martes.

Dado el peso del estado en las votaciones, los partidos que disputan el dominio del Congreso de Estados Unidos y otros cargos a nivel local no se dan tregua en el terreno de batalla electoral y se lanzan acusaciones mutuas en busca de inclinar la balanza a su favor.

A pocos días de las elecciones, la cúpula demócrata del estado acusó al presidente Donald Trump de poner a Estados Unidos en “tiempos peligrosos” mientras que la contraparte republicana culpó a sus opositores de haber acabado con la clase media californiana.

Kevin de León, un activista demócrata latino que es senador estatal y quien busca representar a California en el Senado federal, afirmó que los comicios de medio periodo del 6 de noviembre son incluso más importantes para su partido que los presidenciales del 2008, cuando Barack Obama se convirtió en el primer mandatario estadounidense negro.

“Creo que no es necesario que yo les diga lo que sucede en nuestro gran país (...). Nunca pensamos que veríamos bebés y niños pequeños enjaulados en nuestra frontera; esas eran cosas que leíamos en los libros de historia y nunca pensamos que realmente viviríamos", lamentó acerca de la dura política migratoria que implementó la administración de Donald Trump.

En relación con el papel de California, el senador local comentó: “Mi rol y el de Christie (Smith, candidata a la Asamblea del estado de California) es asegurarnos de salir victoriosos y de lograr que los votantes demócratas salgan a votar, pues muchos de ellos están desilusionados y enojados con el estado de la política del país hoy. En Estados Unidos, hoy, todos los caminos conducen a California, porque tenemos el número más amplio de asientos republicanos en el Congreso”, afirmó.

Por su parte, la candidata Smith definió las elecciones como la primera oportunidad que tendrán los votantes de ofrecer su opinión acerca de lo que ocurrió en las elecciones del 2016.

Los demócratas buscan impedir que los republicanos les arrebaten el control de California con una campaña de combate al discurso de Donald Trump contra los migrantes. Foto: Gerardo Ruiz.
Los demócratas buscan impedir que los republicanos les arrebaten el control de California con una campaña de combate al discurso de Donald Trump contra los migrantes. Foto: Gerardo Ruiz.

“Por lo que he escuchado, hay gente que opina que estos son tiempos en los que la gente votará por sus valores y en California esto significa estar con y para las comunidades de migrantes, con y para las mujeres y sus derechos, con y para nuestro medioambiente y volver a poner a este país en la dirección en la que creíamos que iba cuando el presidente Obama dejó el poder.

"Es un momento muy significativo, por eso estamos haciendo todo lo posible para que nuestros electores se manifiesten, porque será una de las decisiones más importantes que tomarán durante sus vidas”, manifestó desde el comando demócrata en el valle de San Fernando.

‘Queremos más migrantes’

A unos kilómetros de allí, en la ciudad de Seal Beach, Shawn Steel, abogado y miembro del Comité Nacional Republicano, lanzó enérgicas diatribas contra los demócratas, a quienes culpó por la desaparición paulatina de la clase media, por el aumento de la desigualdad social y por la falta de soluciones para otros problemas sociales de la región.

El representante republicano afirmó que su partido tendrá éxito en las próximas elecciones de medio periodo en la medida en que se enfoque en rescatar a toda aquella gente que los demócratas dejaron desprotegida.

“Si lo republicanos son inteligentes, van a apelar a los valores de la clase media que la mayoría de los latinos americanos desean. No buscamos hablar tanto de migración, sino de ser exitosos en Estados Unidos, y ellos han estado aquí desde los inicios del país. Estamos hablando de tener una gran economía, de que sus hijos puedan comprar una buena casa y de que puedan obtener un buen trabajo”, recalcó.

El californiano Shawn Steel, miembro del Comité Nacional Republicano, contradijo a los demócratas y afirmó que su partido quiere recibir más migración, siempre que sea legal. Foto: Gerardo Ruiz.
El californiano Shawn Steel, miembro del Comité Nacional Republicano, contradijo a los demócratas y afirmó que su partido quiere recibir más migración, siempre que sea legal. Foto: Gerardo Ruiz.

Acerca del asunto que Donald Trump más ha explotado durante la campaña previa a las elecciones de medio periodo, el de la migración de latinoamericanos, Steel afirmó, contrario a lo que manifiestan los demócratas, que su partido ha sido “muy cuidadoso”.

“Mi esposa es una inmigrante, mis hijos son birraciales. La clave es empezar cualquier conversación acerca de la migración diciendo que, no es solamente que nos gusta, sino, que queremos más. Queremos legalizar a los 4 millones que están esperando ese trámite.

"Pero cuando se trate de alguien que quiere romper las reglas, eso debe parar. Queremos más migración, queremos recibir a los que están esperando, pero la gente que quiere ingresar de manera ilegal tiene que esperar su turno, ellos no merecen un trato especial”, subrayó el militante a este diario.