Por: Esteban Oviedo 16 enero, 2015

El presidente, Luis Guillermo Solís, afirmó que ya ha hablado mucho sobre el caso del ofrecimiento que el viceministro de la Presidencia, Daniel Soley, le hizo a la procuradora general, Ana Lorena Brenes, de un cargo en una embajada.

Ayer en la mañana, al ser consultado por la prensa sobre el tema, el mandatario respondió: “Sobre eso, yo ya me pronuncié de manera contundente, categórica. No hay ninguna intención del Poder Ejecutivo de socavar la autoridad ni la autonomía de la señora procuradora general. No estoy diciendo nada que no haya dicho en anteriores ocasiones”.

“Creo que ya he dado suficientes declaraciones y suficientemente contundentes. El Gobierno respeta la autonomía de los poderes del Estado y continuará haciéndolo y, en lo que toca a la Procuraduría General de la República, el funcionamiento de esta queda asegurado y su independencia garantizada en los términos en que lo define la ley”, continuó. Cuando se le preguntó si investigaría el caso o si aplicaría sanciones, se retiró.

Antes de eso, había insistido en que su administración no otorga embajadas como prebendas políticas y que los diplomáticos nombrados por él lo demuestran. Colaboró Luis Miguel Herrera

Luis Guillermo Solís ayer en Guadalupe durante la inauguración de tres rutas interlínea.
Luis Guillermo Solís ayer en Guadalupe durante la inauguración de tres rutas interlínea.