Aarón Sequeira. 7 noviembre
Pedro Muñoz, diputado del PUSC, afirmó que a él no lo intimidarán. / Foto: John Durán
Pedro Muñoz, diputado del PUSC, afirmó que a él no lo intimidarán. / Foto: John Durán

El Tribunal de la Inspección Judicial le solicitó al diputado Pedro Muñoz, de la Unidad Social Cristiana (PUSC), una cita para investigar un “aparente tráfico de influencias en la tramitación y resolución de casos por parte de funcionarios” de la Corte Suprema de Justicia.

La solicitud llegó un día después de que el presidente de la Corte, Fernando Cruz, aseguró que el legislador fue poco preciso en las denuncias que hizo sobre los magistrados del Poder Judicial, primero en declaraciones a La Nación y, luego, en la sesión del plenario de este miércoles.

Este jueves, primero un inspector judicial hizo una llamada telefónica a la oficina del legislador, pero allí le indicaron que la vía que atenderían era la del correo electrónico. Por eso, llegó la solicitud de cita a través del correo del despacho de Muñoz.

El lunes, en declaraciones a este medio, el diputado afirmó sobre los magistrados: “Hay una pelea entre dos bandos y esa división no solo influye en las resoluciones, sino también en los casos que se conocen, en los casos que se desestiman y en los casos que se deja conocer”.

Entonces, el presidente del Poder Judicial, Fernando Cruz, le pidió públicamente precisar sus denuncias.

Muñoz respondió el miércoles en el plenario, mencionado tres casos. En uno de estos, por cierto, atribuyó a Cruz haber facilitado el camino para la jubilación de la exfiscal subrogante Berenice Smith, quien está suspendida a la espera de un juicio por supuesto tráfico de influencias.

La noche de ese día, el magistrado Cruz alegó que la falta de precisión sobre la supuesta injerencia de magistrados en los casos que resuelve la Corte lo llevaba a pedir a la Inspección Judicial que le tome la declaración al socialcristiano en su despacho, en la Asamblea Legislativa.

Carta enviada por la Inspección Judicial al diputado Pedro Muñoz.
Carta enviada por la Inspección Judicial al diputado Pedro Muñoz.

“Él hace sus declaraciones en control político, pero es importante que, con el criterio técnico de un inspector, reciba la declaración y luego, se valore qué de esos hechos podrían dar lugar a una apertura del régimen disciplinario”, dijo Cruz a La Nación.

Añadió que hará la solicitud a dicho tribunal con el “debido respeto” para el legislador, por su condición de parlamentario. “Se le manda el funcionario para que le reciba declaración, que probablemente será muy coincidente con su discurso en el plenario”, explicó el magistrado por vía telefónica.

De acuerdo con Cruz, “una cosa es lo que se dice en control político, como una serie de justificaciones y discurso, y otra cosa es en el régimen disciplinario, lo que yo le pedí a don Pedro”.

Añadió que la petición de que un inspector judicial lo entreviste es para que él narre todos los hechos que estime incorrectos. Además, enfatizó que no es ningún irrespeto para el diputado, sino que la idea es orientar el tema no con la visión política sino con la visión disciplinaria.

Pedro Muñoz: ‘A mí no me va a intimidar nadie’

El diputado Muñoz afirmó este jueves por la tarde que le parece irregular que le envíen un inspector judicial y que un miembro de un supremo poder se esté comunicando por Whatsapp, por Facebook o por comunicados de prensa.

“¿Quién tiene que estar hablando por comunicados? Yo soy un miembro de un supremo poder. Esa es la parte que ese señor no ha entendido. No lo voy a tomar personal, ni verlo como una afrenta ni intimidación, porque a mí no me va a intimidar nadie”, comentó el socialcristiano.

Agregó que espera que le manden las notificaciones que sea, pero que no le hablen por Facebook ni por Whatsapp.

Una hora después de hablar por teléfono con La Nación, este jueves, Muñoz explicó por Whatsapp que le había llegado un mensaje de parte de Fernando Cruz, el miércoles por la noche, en el Facebook, donde le contaba sobre el envío del inspector judicial.

El socialcristiano añadió que, en el momento en que le envíen una notificación, él la estudiará jurídicamente “bajo la lupa de la Constitución Política”.

“Jamás puede llegar un inspector así no más. Si yo estuviera investigado por algún delito, y hubiera algún allanamiento, tendría que venir la fiscala general en persona. Aquí que no estoy investigado, están las pavas tirándoles a las escopetas. Cómo me va a mandar un inspector a mí, para que yo lo reciba”, dijo Muñoz.

Añadió que él se va a dar su lugar como miembro de un supremo poder y que por eso había decidido contestarle al presidente de la Corte Suprema, el miércoles, a través de una intervención en el plenario.