Política

Importadores piden exonerar autos eléctricos usados

Importadores de automóviles pidieron a los diputados incluir a los autos eléctricos usados en el proyecto de ley que ampliaría, hasta el 2034, las exoneraciones de impuestos para los vehículos con esta tecnología.

El proyecto de ley de Transporte Verde, impulsado por los diputados Roberto Thompson y Paola Valladares de Liberación Nacional (PLN), fue dictaminado el pasado 31 de agosto en la Comisión Especial de Infraestructura.

No obstante, los diputados dejaron por fuera a los vehículos eléctricos usados de las exoneraciones fiscales, tal y como sucedió en el 2017 cuando se aprobó la actual Ley de Incentivos y Promoción al Transporte Eléctrico.

En criterio de los importadores, incentivar únicamente a los autos nuevos le dificultará al país alcanzar las metas de descarbonización. Ellos alegan que, por el contrario, incluir a los de segunda mano agilizaría una transición de carros de gasolina a eléctricos con mayor velocidad.

“Si usted es una persona que puede y quiere pagar un carro eléctrico nuevo, perfecto, usted va a la agencia y lo compra; pero si usted es una persona que no puede pagar un carro eléctrico nuevo, creo que le estaríamos cerrando la puerta a que esa persona compre uno usado. Y ese es el tico promedio”, manifestó Mariano Ávalos, copropietario de la agencia EV Imports.

La meta trazada por el primero proyecto de exoneraciones fiscales era contar con 37.000 vehículos eléctricos en Costa Rica para el 2023, año en que expirarían los beneficios. No obstante, para setiembre de este año, solo había 4.238 vehículos eléctricos en el país: 2.233 carros, 733 motos y 1.272 vehículos de otro tipo.

Incluso, el Gobierno tuvo que reajustar la meta a 19.000 vehículos cero emisiones debido al impacto de la pandemia en la producción de automóviles y baterías de esta tecnología, así como por la afectación económica en los hogares costarricenses.

En tanto, el Plan Nacional de Descarbonización todavía apunta a que un 25% de la flotilla vehicular de Costa Rica sea eléctrica para el año 2035.

“El carro eléctrico es equivalente a un ahorro, porque no necesita gasolina, cambios de aceite y algunos mantenimiento. El problema es que, si se excluyen a los autos eléctricos usados, se está privando a un montón de gente de tener ese beneficio, porque no pueden pagar uno nuevo; eso sumado al impacto ambiental que provoca que esas personas sigan moviéndose en carros de combustión”, añadió Ávalos.

El ingeniero Alan Blanco, comisionado presidencial de Movilidad Eléctrica, consideró importante la inclusión de los autos usados al proyecto para agilizar la obtención de dichas metas.

“Yo particularmente soy de apoyar los vehículos usados. En su momento, los anteriores diputados eliminaron a los usados del proyecto que se aprobó. Habrá que ver si los actuales diputados pueden aprobar una moción para incorporarlos. Los usados tienen un impacto muy importante en la transición a autos eléctricos”, afirmó Blanco.

La Asociación Costarricense de Movilidad Eléctrica (Asomove) también recomendó a los diputados extender las exoneraciones a los vehículos usados, para facilitar la transición a tecnologías libres de emisiones.

“Solicitamos que se amplíe los incentivos económicos a los vehículos eléctricos usados, para permitir la democratización y mayor acceso a la tecnología cero emisiones. Consideramos importante que se realice una revisión y se establezca un máximo de antigüedad de esos vehículos usados”, manifestó Silvia Rojas, directora ejecutiva de Asomove.

Presentarán moción para incluirlos

Consultado sobre la exclusión de los autos eléctricos usados, el diputado Roberto Thompson confirmó que él y la legisladora Paola Valladares presentarán una moción en el plenario legislativo para incluir a los autos eléctricos de hasta cinco años de antigüedad.

De ser aprobada la moción, los vehículos usados recibirían rebajas en los impuestos a la propiedad de vehículos del marchamo, valor agregado (IVA) y valor aduanero.

En la actualidad, los carros eléctricos usados solo gozan de exoneración del impuesto selectivo de consumo al momento de la importación, al igual que ocurre con los autos nuevos. Están exentos de este tributo los autos con un valor CIF inferior a $30.000, mientras los que valen de $30.000 a $60.000 tienen descuentos del 75% y el 50%.

Emisiones contaminantes

Sumado a un mejoramiento del transporte público masivo y sostenible, la electrificación de la flota vehicular nacional es uno de los ejes del programa de descarbonización.

En promedio, cada costarricense genera 1,18 toneladas de dióxido de carbono (CO₂) al año por el uso de vehículo propio o de transporte público, así como por la demanda de bienes y servicios que requieren acarreo.

De esa manera, el transporte de Costa Rica se posiciona como el más contaminante de Centroamérica.

Según estimaciones del comisionado gubernamental de Movilidad Eléctrica, el uso de vehículos eléctricos (autos, motos y otros) evitó que el país emitiera cerca de 12.000 toneladas de CO² en 10 años. Eso contempla el uso histórico de unidades eléctricas desde el año 2010.

Juan Diego Córdoba González

Juan Diego Córdoba González

Bachiller en Periodismo de la Universidad Latina de Costa Rica. Estudiante de la Maestría en Comunicación y Mercadeo. Periodista de la mesa de Sociedad y Servicios de La Nación.